La japonesa Naomi Osaka, de 20 años, consiguió el título más importante de su corta carrera, el trofeo de Indian Wells, torneo Premier Mandatory, al imponerse en 71 minutos  por un claro 6-3 y 6-2 a la rusa Daria Kasatkina.

Después del partido, la joven tenista dejó en evidencia que era su primer logro como profesional, al dar un discurso de aceptación que ella misma catalogó como "el peor de todos los tiempos".

"Hola, soy Nao… bueno, olvídenlo", fueron sus primeras palabras al frente del micrófono. Se la notó muy nerviosa, a tal punto que no pudo parar de reírse y confundirse. Sin embargo, tanto su rival, como el resto de los espectadores reconocieron el esfuerzo y la acompañaron con risas simpáticas durante el discurso.

"Este probablemente sea el peor discurso de todos los tiempos", aseguró entre risas, al mismo tiempo que continuaba agradeciendo tanto a su rival, por "ser agradable", como a los alcanzapelotas, por ser "realmente geniales".

No sólo se notó que fue la primera vez que se quedó con un título de la WTA, por su forma de expresarse, sino también se evidenció al momento de ir a recoger el premio.

Osaka es la primera japonesa en la historia que se alza con el título en el desierto californiano. Únicamente Kimiko Date (1996) y Naoko Sawamatsu (1995) llegaron a semifinales previamente.

La tenista de 20 años, que en su camino hasta el título se deshizo de María Sharapova, Agnieszka Radwanska, Karolína Pliskova y Simona Halep, antes de doblegar a Daria Kasatkina, había ganado hasta ahora 1,5 millones de dólares en su carrera, cifra que prácticamente dobló con su triunfo en Indian Wells.

Tras conseguir su primer trofeo como profesional, Naomi Osaka tendrá un partido muy duro en el WTA Miami, en el que se enfrentará a Serena Williams en primera ronda.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: