(Reuters)
(Reuters)

En el ring hubo un ganador. Floyd Mayweather venció por nocaut técnico a Conor McGregor en el décimo asalto y se llevó el "Cinturón del dinero" creado especialmente para este combate por el Consejo Mundial del Boxeo (CMB). Sin embargo, la exagerada bolsa que entregó el evento permite calificar a ambos púgiles como ganadores de una noche de show en el T-Mobile de Las Vegas.

El combate repartió USD 175 millones en lo referido a las bolsas, solamente porque los protagonistas subieron al ring. El campeón del mundo se llevó USD 100 millones y el luchador USD 75 millones, cifra que jamás alcanzaría en las artes marciales mixtas.

“Money” se llevó la victoria en el T-Mobile Arena (Getty Images)
“Money” se llevó la victoria en el T-Mobile Arena (Getty Images)

Esto no es todo. Sumado a la publicidad y las ganancias extras, el irlandés había estimado otros 25 millones, lo que daría un total de 100 para su cuenta corriente.

Por su parte, Mayweather, acostumbrado a ver varios ceros en sus cheques, había calculado ganancias cercanas a los USD 350 millones, suma que destierra todo tipo de especulación acerca de supuestos "inconvenientes" financieros.

Mayweather observa como aumentan sus ganancias
Mayweather observa como aumentan sus ganancias

Quedará la duda de si esta fue la última pelea del norteamericano o si habrá más Floyd sobre el ring y si el irlandés comprendió que el boxeo no es lo suyo o intentará volver al cuadrilátero en el futuro, pero más preparado.

LEA MÁS: