El pequeño ambientalista Francisco Vera y su libro sobre cambio climático para niños: “Tenemos el deber de defender la naturaleza”

‘Pregúntale a Francisco ¿Qué es el cambio climático?’ es el primer libro de este joven ambientalista colombiano, que, a sus 12 años, es reconocido como uno de los activistas más destacados de Latinoamérica, comparado con Greta Thunberg

Pregúntale a Francisco: ¿Qué es el cambio climático?, Editorial Planeta
Pregúntale a Francisco: ¿Qué es el cambio climático?, Editorial Planeta

Algunos le llaman “el niño ambientalista”, “el guardián por la vida”, otros, solo le dicen Francisco, es un niño colombiano amante de la naturaleza, la vida, que vive con sus padres en el campo y que lidera un movimiento de niños y jóvenes que creen en el respeto por la naturaleza y en un futuro mejor. ‘Pregúntale a Francisco ¿Qué es el cambio climático?’ es un libro lanzado por la Editorial Planeta escrito por Francisco y en donde puede apreciarse el universo de este pequeño lleno de convicciones, imaginación, ternura y una visión amplia de la responsabilidad de hacernos cargo como sociedad por preservar y defender el medio ambiente.

Francisco Javier Vera Manzanares, es un niño colombiano que vive en Villeta, un municipio de Colombia destacado por su riqueza natural, un productor de panela, un dulce típico fabricado con base en el jugo de la caña de azúcar que es exportado a todo el mundo,creció en este lugar rodeado de la vida del campo desde los dos años de edad, es el fundador del Movimiento Ambiental ‘Guardianes por la vida’, que forma parte de ‘Fridays For Future’ en Colombia, la misma colectividad que lidera la adolescente sueca Greta Thunberg, fue nombrado en 2021 Embajador de buena voluntad de la Unión Europea por su liderazgo a favor de las causas ambientales y su lucha contra la crisis climática, Francisco es uno de los ambientalistas más reconocidos de Latinoamérica. En diciembre de 2019 presentó una intervención en el Senado de la República para pedirle al Congreso de su país decisiones en contra del fracking, de los plásticos de un solo uso y de las pruebas con animales.

Foto: Instagram @franciscoactivista
Foto: Instagram @franciscoactivista

Un niño amable, cordial, sencillo, que cita a Sócrates, que le gustan los libros de historia, el rock, el punk, Los Ramones, Los Beatles, imagine Dragons, las rancheras y no mucho el reggaetón porque no le gustan las letras, juega Minecraft le gustan las series en streaming, cree en un mundo con igualdad de género, su personaje favorito de la historia es Simón Bolívar, sabe que es un personaje controversial, y puede decir qué le resulta admirable su lucha sustentando su opinión con los argumentos de un adulto conocedor. En niño con un “alma vieja”, pero en realidad es un pensamiento fresco, en contacto con la naturaleza, en contacto con las reflexiones infantiles sobre todo lo que le rodea en medio de un ambiente natural que le han formado el pensamiento apreciando la belleza de la naturaleza, el gusto por la literatura.

La hostilidad del mundo adulto no lo afana, la ha aprendido a observar como otro de los comportamientos que observa en la naturaleza, convive con conceptos de diversidad, equidad, en medio de la espontaneidad, detalle y conocimiento en sus palabras y la honra con que dignifica todo aquello de lo que habla. Es un niño, uno que ha estado en una zona segura en donde ha crecido desde su mente y su corazón.

Francisco Vera y Greta Thumberg en la  COP26. Twitter.
Francisco Vera y Greta Thumberg en la COP26. Twitter.

Este es un libro para niños, tan sencillo y tan claro que incluso adultos con prejuicios ante el activismo y las conversaciones sobre medio ambiente pueden comprender, es una herramienta para entender principios básicos de las causas ambientales que nos preocupan en esta generación, entre los temas que resuelve está la diferencia entre el clima y el estado del tiempo, el efecto invernadero, los gases de efecto invernadero, las acciones para reducir la huella de carbono, maneras prácticas de cuidar el océano y ayudar a los polinizadores. Es un libro ilustrado por Lwillys Tafur, lleno de datos y actividades e impreso en papel amigable con el medioambiente.

Pregúntale a Francisco: ¿Qué es el cambio climático?, Editorial Planeta
Pregúntale a Francisco: ¿Qué es el cambio climático?, Editorial Planeta

¿De dónde salió este libro?

Este libro nace por varias razones y refleja dos de mis grandes pasiones. La primera, lo ambiental, el cambio climático, el amor que le tengo a la naturaleza y la segunda es la lectura, me encanta leer, me encanta “comer libros”, de ahí surge principalmente la idea.

En un principio Planeta me invita a escribir el libro y yo muy encantado acepto esa propuesta y comienzo a escribir sobre el cambio climático, ya sabes que es una amenaza muy grande para la humanidad, algo que está amenazando nuestra supervivencia, nuestra existencia y nuestra estancia en la tierra. De ahí surge también la idea de crear una herramienta de educación ambiental para niños, niñas y jóvenes, desde muy temprana edad con un lenguaje muy simplificado y muy sencillo.

¿Para qué escribir un libro para niños que los confronte con una realidad tan difícil, que podría decirse que es adulta? ¿Por qué los niños deberían aprender sobre esto?

Porque nosotros los niños nos vemos directamente ahí involucrados y metidos de cabeza en el tema, somos los principales afectados, primero, y vamos a ser quienes vamos a sufrir las consecuencias del cambio climático que hoy está sucediendo. Eso es algo muy importante, hay muchos niños que son los principales refugiados climáticos en todo el mundo, por ejemplo, en las costas del sureste asiático, en las islas del pacífico, isla Fuji, Islas Marshall, que se están inundando, las islas Maldivas, en todo el mundo estamos viendo fenómenos naturales extremos que son causados por actividades antropogénicas, causadas por el ser humano. Aquí los niños nos vemos involucrados, porque no solamente somos el futuro, sino también, el presente y tenemos una voz y un deber al ser ciudadanos que es defender la naturaleza, defender la vida, cuidarla y amarla.

¿Por qué crees que cuando los adultos escuchan a un niño con información y criterio sobre un tema como este y las respuestas casi siempre son negativas?

Creo que eso pasa al igual que con los pueblos originarios indígenas, los utilizan como nos usan a nosotros los niños como una figura decorativa, así como a las mujeres y realmente nosotros somos ciudadanos, tenemos un criterio propio, una opinión clara que expresar, nos ven como seres “tonticos”, como ciudadanos que “no sabemos”, es algo que sinceramente toda la vida me ha parecido extremadamente fastidioso que nos traten de manera tans displicente, tan despectiva, tan peyorativa cuando empezamos a hablar de temas así como el cambio climático, la política, de temas que supuestamente no son para niños, nos reducen al juego, entonces cuando alguien tiene criterio propio, cuando alguien lee, cuando alguien incentiva a que otros niños lean entonces choca, porque la tradición es que los niños siempre estén callados contra ese cambio que estamos haciendo para que los niños hable y se les dé, no solo el espacio sino también las herramientas para expresarse.

¿Crees que tu libro puede ser también para adultos?

Claro que sí, creo que incluso más que regalarle el libro a un niño es a adultos justamente a quienes debe regalársele. El libro es para niños de cinco años en adelante pero también es para adultos. Como dijo Carlos Villagrán, el que hizo de Quico en el Chavo del Ocho “ser joven no es tener quince años, dieciocho años, veinte años, ser joven es tener proyectos” esos proyectos son con miras a cuidar el cambio climático, ser más conscientes con el cuidado de la vida y demás, es ahí en donde vamos a encontrarnos con el libro y se lo vamos a poder regalar a un joven, un adulto, a un anciano, que quiera combatir el cambio climático con decisión, con herramientas basadas en la divulgación científica. No hay edad para defender la vida, realmente.

¿De dónde surgieron tus primeras inquietudes por la observación de la naturaleza y las causas ambientales?

Creo que desde muy pequeño, eso es clave, que desde tan pequeño al campo, a Villeta, mi querido pueblo que me ha visto crecer desde que tenía dos años y así como lo dijo Sócrates los mejores filósofos somos los niños porque desde muy pequeños nos preguntamos por todo, somos mini Darwin, mini científicos que van al trópico, a la selva, a los bosques a observar la naturaleza, a tocar, a estudiar. Desde muy pequeño pude observar la naturaleza que me rodeaba, los patos, las gallinas, los chivitos, todo lo que me rodea, mi gato Foucault, mi perro Pinky, el Río Dulce en Villeta, la Cordillera de Los Andes que es una montaña hermosa la que se ve desde la casa y pues realmente yo creo que ese entorno sensibiliza tu forma de ver la vida y de cuidarla, diría que fue principalmente eso.


Tu libro está lleno de actividades, diálogos con la naturaleza y un diario, ¿cómo llegaste a esta estructura?

Es algo lúdico que quiero hacer con el activismo que hago, que no solo leamos, que no solo investiguemos y nos quedemos ahí con la información, sino que utilicemos esa información y la cambiemos, para eso están las actividades, para eso están esas reflexiones. Los diálogos son pequeñas entrevistas que le hago a ecosistemas, a animales, plantas, a un gas del efecto invernadero que nos cuenta su función pero también el daño que trae acumularno, es el dióxido de carbono. Lo hago para que también el libro se sienta más cercano al lector básicamente, las actividades las buscamos con el equipo de Planeta y el diálogo entre la naturaleza y yo lo hice para que te sintieras más cerca de la naturaleza. Puedo escribir un libro en el que yo cuento con las mismas ilustraciones que la Tierra es el único planeta que tenemos, pero es más divertido, más cercano y ameno que la Tierra te cuente a ti que es el único planeta en donde se puede sobrevivir y que nos brinda las condiciones que nos brinda.

¿Te gusta la televisión y el cine?

También me gustan mucho porque es arte, aunque no parezca veo televisión, aunque no tanto, también en Netflix, veo contenido en YouTube, sigo youtubers, veo bastantes series y tengo mi diversión como un niño normal, como alguien puede decir que es un niño normal; juego Minecraft, estoy viendo mucho de los videos cortos de YouTube, uno se envicia a eso, el formato es perfecto para que veas y veas y se te pierda la noción del tiempo.

¿Qué estás leyendo en este momento?

Estoy leyendo un libro que se llama ‘El diario violeta de Carlota’ que se trata de unos diálogos de una mujer llamada Gemma Lienas, ella es la escritora, es catalana, que comparte diálogos muy divertidos de su vida sobre cómo aún vivimos en una sociedad muy machista, ella es feminista, tiene varios libros y ese es el que me estoy leyendo por ahora. Justamente para ponernos los lentes color violeta para poder ver al mundo con ese color que busca la igualdad de género.

Ya que estás leyendo ese libro, ¿qué piensas del feminismo?

Pues me parece una causa muy necesaria, a los niños como a las mujeres los han excluido durante toda la historia , así como hemos explotado la Tierra, es una expresión del patriarcado, explotar a la “Madre Tierra”, es una expresión del patriarcado que se ve reflejada en el machismo, entonces lo veo como una causa natural para buscar la igualdad y la equidad entre los derechos de los hombres y de las mujeres.

Sé que te gusta leer sobre historia y sobre historia y geografía, ¿cuál es tu libro preferido de esos temas?

De esos temas me gusta bastante por ejemplo ‘Prisioneros de la geografía’ que habla de los principios de la geografía en términos económicos, cotidianos de cómo la geografía está presente en nuestra vida, es de Tim Marshall. Otro libro que recuerde ‘Revoluciones’ de Diana Uribe que es una gran historiadora y tiene grandes libros.

¿Has leído obras clásicas?

Sí, por ejemplo ‘Platero y yo’ que es una lectura muy hermosa que cada uno debe hacer y ‘El Principito’ también.

¿Qué tipo de lecturas le recomendarías a otros niños?

Les diría que lean lo que les guste, eso es lo más importante, que la lectura es algo que debemos amar y una forma de amarla es leyendo lo encante. A mi por lo menos me gusta el medio ambiente, la historia, la geografía, pero si a ustedes les gusta la ficción, las aventuras también, el terror o cualquier cosa. Busquen los libros que quieran y lean lo que les guste. Ya libros específicos diría que por ejemplo ‘Matilda’, que se trata sobre los niños, de cómo ella tiene una capacidad intelectual superior a la de la mayoría de los niños, pero que sus padres le reducen poder potenciar sus capacidades y es una historia que refleja lo mucho que la sociedad hoy en día menosprecia a los niños y los cree tontos. ¡No es la misma película! Es distinta a la película porque en el libro ella se cansa y comienza a hacerle travesuras al papá porque era algo desesperante y muestra justamente esa sociedad machista en la que vivimos.

¿Por qué crees que es importante la lectura de libros?

Porque nos da nuevas palabras, nuevos vocabularios, nos abre la mente y el corazón a otros mundos, cuando tú lees te sientes en el papel de quién está escribiendo y te vas allá a los confines del mundo en donde el autor está hablando. Mira, justamente en Matilda hay una parte en donde dice que ella viajó por todo el mundo con los libros de un autor que no conozco y es que cuando tú lees es algo maravilloso, es una experiencia muy bonita justamente por eso, estamos muy invitados a leer para cultivar un pensamiento crítico, para ver el mundo de otra forma distinta, de una forma crítica.





TE PUEDE INTERESAR