Por Dolores Pruneda Paz 

La muestra “Recuperando Historias. Recuperando deseos”, en la UCA de Puerto Madero
La muestra “Recuperando Historias. Recuperando deseos”, en la UCA de Puerto Madero

Anécdotas de la vida cotidianas recopiladas en Arabia Saudita, en las calles, hablando con extraños, crónicas de trabajadores desocupados compiladas en la Argentina y relatos que se completan dejando la huella de un puño en arcilla forman Recuperando historias, recuperando deseos, una muestra que compone un mosaico pluricultural e intimista en la Universidad Católica Argentina (UCA) de Buenos Aires.

En el Pabellón de Bellas Artes de la UCA, en Puerto Madero, convocados por la Bienal de Arte Contemporáneo de América del Sur (Bienalsur), artistas de diferentes horizontes culturales -los saudíes Faisal SamraFatima Al-Banawi y Ayman Zedani junto a la argentina Gabriela Golder– convergen en "los modos de contar historias" y, desde ellas, "en las formas en que se repiensa el mundo", explica la curadora Diana Wechsler.

La idea es que los visitantes puedan acercarse a esta forma de memoria -singular, fragmentaria, simultánea en su contemporaneidad- para pensar la experiencia cotidiana "desde y como" un conjunto de vivencias que forman parte de un escenario mayor y de una coyuntura que los convoca, los integra y que excede sus peculiaridades.

La artista Al-Banawi es responsable del proyecto The Other Story (la otra historia), un trabajo en progreso que compendia historias de la vida real y las convierte en producciones creativas, que crece con cada nueva presentación y suma nuevos soportes.

Fatima Al-Banawi (Ezequiel Scagnetti)
Fatima Al-Banawi (Ezequiel Scagnetti)

"Como narradora, definitivamente encontré qué historia contar a partir de este proyecto", dice Al-Banawi, y se refiere a esta plataforma narrativa como "una fuerza vital alimentada por historias que se conectan entre sí, que hablan sobre las relaciones y sobre todas las categorías que construimos, sobre cómo sentirse en casa y cómo sentirse seguro".

"Todos estos relatos forman parte de un mismo cuadro -dice-, de una escena holística que se completa, aquí, en esta muestra, con las narraciones de los otros artistas. Es hermoso cruzar el mundo para continuar contando historias y para continuar las historias que cada uno aquí recopila, las historias de los otros".

Este proyecto comenzó en 2015, recuerda Al-Banawi, que también es escritora y actriz. Hablando con desconocidos, en la calle, tomando nota, "narraciones muy hermosas salieron a la superficie. Gente anónima, mayormente extraños, que en un abrir y cerrar de ojos contaban cosas muy personales, sin considerar nombres ni títulos ni funciones".

"Durante el relato todo se desvanecía y lo que quedaba era el significado de la experiencia, algo con lo que yo cargo y que traigo a Buenos Aires, para que otra gente cargue con esto", concluye la autora.

“Recuperando Historias. Recuperando deseos”, Pabellón de Bellas Artes UCA (BIENALSUR/Jimena Salvatierra)
“Recuperando Historias. Recuperando deseos”, Pabellón de Bellas Artes UCA (BIENALSUR/Jimena Salvatierra)

Los relatos que propone Golder son de trabajadores desocupados que en la rememoración de su práctica albergan la esperanza de recuperarla; y Zedani, interesado por los procesos científicos y las propiedades de los materiales no convencionales, va dando forma a una nueva comunidad ecológica, a partir de una serie de piedras que invita a observar "como testigos de pasados diversos".

La obra de Zedani -que disputa tradiciones y narraciones canónicas- se basa en la abstracción de fenómenos como la refracción de la luz o la evaporación del agua, en soportes que aúnan lo digital con lo analógico, desde la escultura, pasando por la fotografía, hasta la pintura y la ilustración.

Ayman Zedani (Ezequiel Scagnetti)
Ayman Zedani (Ezequiel Scagnetti)

Samra, pionero del arte conceptual en Medio Oriente y uno de los artistas más destacados del Golfo Pérsico, busca con sus "Grips of Hopes", algo así como 'azotes de esperanza', capturar la memoria del espacio que queda dentro de un puño cerrado, registrándolo con arcilla secada al sol, en un gesto que preserva los elementos esenciales para la vida.

Su intención, explica Wechsler, es "catalizar una conciencia pública mundial, que investigue la protección y preservación de nuestro medio ambiente y reduzca los daños causados por el consumo masivo", a partir de una obra en la que interactúan fotografía, pintura, escultura, video y performance.

La obra estará abierta hasta
La obra estará abierta hasta

Ese mosaico del que da cuenta la obra de estos artistas, atravesado por la dignidad deseada y lo que la posibilidad de ejercer el trabajo negado significa, por la preocupación medioambiental y ecológica; por la insistencia, resistencia y desarticulación de manipulaciones hegemónicas, y por experiencias del ámbito íntimo y personal narradas por testigos ocasionales, protagonistas anónimas, "forman un especie de diálogo ecuménico", dice Aníbal Jozami, director de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref), impulsora de Bienalsur.

"Aquí se cruzan las culturas y las religiones, hay una serie de convergencias y conflictos a nivel mundial que en esta exposición encuentran una resonancia y éste es uno de los intereses de Untref, propiciar un diálogo interreligioso e intercultural".

Organizada por Untref, la etapa expositiva de la 2° Bienalsur se extiende hasta noviembre, en forma simultánea, en 43 ciudades de los cinco continentes.

*Recuperando historias, recuperando deseos
UCA,  Alicia Moreau de Justo 1300, CABA
De martes a domingos, de 11 a 19
Entrada gratuita

Fuente: Télam

SIGA LEYENDO