Festival Gabo (Foto archivo)
Festival Gabo (Foto archivo)

Medellín, Colombia. Enviada especial. Medellín estalla de verde y de periodismo. Esta semana, la ciudad colombiana que -gracias a un cóctel insuperable de voluntad de cambio y aportes estatales y privados- supo reconvertirse y pasar de emblema del narcotráfico en los 90 a modelo internacional de desarrollo sustentable recibe a decenas de invitados del periodismo iberoamericano para llevar adelante la sexta edición del Festival Gabo, que nació para acompañar al Premio Gabriel García Márquez de Periodismo, un prestigioso concurso organizado por la Fundación para el nuevo periodismo iberoamericano (FNPI), esta última uno de los grandes legados del creador del universo de Macondo.

Desde hoy y hasta el viernes, con entrada libre y gratuita, el público podrá asistir a una programación compuesta por 75 actividades que incluyen charlas, debates, talleres muestras de fotografía y proyecciones de documentales en espacios clásicos de esta ciudad como el Jardín Botánico, el Parque Explora, el Museo de Arte Moderno, el Museo Casa de la Memoria y también seis universidades.

Cómo abordar hoy la política embebida de corrupción, los temas sociales más urticantes, el feminismo que empuja en todas las áreas, las novedades tecnológicas que muchas veces nos llevan puestos, las crisis económicas que invisibilizan a hombres y mujeres, los cambios en el oficio que llegan de la mano de las redes sociales, los nuevos modelos de negocio para el periodismo: estos son los temas de los que se estará hablando en estos días en jornadas que se proponen reflexionar sobre el oficio de contar historias y seguir generando el interés de las audiencias.

Masha Gessen
Masha Gessen

Durante el día de hoy, los doce finalistas del premio (seleccionados por un jurado compuesto por 51 personalidades de un total de 1.714 trabajos que se presentaron) exhibirán y contarán las historias que están detrás de sus relatos, en las categorías Cobertura, Texto, Imagen e Innovación. Qué se quiso contar, cómo se abordó el trabajo, cuál es el lugar del periodismo hoy es lo que cuentan los finalistas. Recién mañana se conocerán los nombres de los ganadores.

Hoy también será el día en que se presentará por primera vez en el festival Masha Gessen, la gran cronista y escritora rusa radicada en Estados Unidos, autora de varios libros y cuyos textos pueden leerse regularmente en The New Yorker. Gessen, una de las mayores conocedoras del presidente Vladimir Putin (su biografía El hombre sin rostro es un texto ya clásico e imprescindible para conocer al líder ruso igual que su último libro traducido al español El futuro es historia. Rusia y el regreso del totalitarismo) es también una voz fundamental de los derechos LGBT. Gessen será protagonista junto al venezolano Joseph Poliszuk (coeditor y fundador del sitio @armandoinfo) de la mesa "Historias que se resisten a callar", a propósito de la dimensión global de la censura.

Ignacio Escolar
Ignacio Escolar

También hoy se presentará el español Ignacio Escolar, creador de eldiario.es, una de las propuestas más desafiantes y exitosas de los últimos años, quien dará una charla cuyo título es "eldiario.es: periodismo a pesar de todo". Escolar además recibirá el premio Reconocimiento a la Excelencia de este festival.

Anoche, en la terraza del hotel Intercontinental, tuvo lugar el puntapié inicial de este gran encuentro del periodismo iberoamericano con la cena de bienvenida. Con solo sentarse a mirar un poquito se respiraba entusiasmo y alegría entre los abrazos apretados de quienes se conocen hace décadas y son grandes figuras de la Fundación, como la chilena Mónica González, los argentinos Cristian Alarcón y Leila Guerriero, el peruano Julio Villanueva Chang o el nicaragüense Sergio Ramírez, quien junto con la gran narradora y poeta Gioconda Belli y Carlos Fernando Chamorro estarán esta tarde hablando de las sangrientas manifestaciones de protesta que vienen teniendo lugar en su país contra el gobierno del presidente Daniel Ortega.

Sergio Ramírez, uno de los invitados al Festival Gabo
Sergio Ramírez, uno de los invitados al Festival Gabo

Alrededor de las mesas, en cada rincón de los jardines del hotel podían verse también presentaciones algo más formales, reparto de tarjetas personales y sobre todo mucho regocijo por el reconocimiento de rostros asociados a nombres: es que en tiempo de redes sociales, muchas amistades se forjan de manera virtual y poder estar frente a frente con colegas con los que se comparte tanto más que trabajo suele ser muy gratificante.

"Llegan de los cuatro puntos cardinales para conocerse y también para reencontrarse y me da gran alegría porque este grupo de profesionales comparte ante todo valores y una ilusión: la idea de que el buen periodismo sí es posible y que contra todas las dificultades también tenemos como nunca antes una serie de alternativas para innovar y buscar la excelencia", le dijo anoche a Infobae Cultura Jaime Abello Banfi, director de la FNPI. "Algunos de los que están aquí son los finalistas y entre ellos están los ganadores, que nos van a proponer nuevos modelos y referentes, uno de los objetivos más importantes de este premio. Este premio es una recompensa para aquellos que hacen las cosas bien porque como decía Gabo: no basta ser bueno sino que se sepa. Pero el premio cumple también otra función, que es indicar los caminos para movernos en un momento en que el periodismo está buscando reinventarse y la sociedad está buscando argumentos para recuperar la confianza en el trabajo del periodismo como servicio público".

Jaime Abello Banfi
Jaime Abello Banfi

Para quienes quieran acercarse virtualmente a estas jornadas de análisis y reflexión sobre el periodismo en español, podrán hacerlo a través de FB o del sitio festivalgabo.com.

 
 

SIGUE LEYENDO: