La colección permite conocer el desarrollo del artista (Getty)
La colección permite conocer el desarrollo del artista (Getty)

Fueron 17 años. Intensos 17 años, en el que lo onírico se hizo real y las fronteras de lo ilusorio se confundían con lo rutinario. Las retinas exitadas, los corazones exaltados, atravesaron el proceso, que necesitó de un pulso quirúrgico y una atención infernal, en una faena que se presentaba como imposible, pero -a su vez- obligatoria. A fin de cuenta, convivir, rotular, analizar la obra del pintor español Salvador Dalí debía tener sus efectos en el organismo.

Hoy, el fruto de ese trabajo puede disfrutarse a un click de distancia en la página de la Fundación Gala-Salvador Dalí de Figueras, que lleva al Catálogo Razonado de Salvador Dalí, una obra monstruosa que recorre la vida pictórica -eterna- de uno de los máximos representantes del surrealismo.

Salvador Dalí
Salvador Dalí

El objetivo de la Fundación fue establecer el corpus de obra pictórica daliniana, comprendida entre 1910 y 1983 y, de esta manera, generar una fuente de consulta irrepetible e imprescindible tanto para aquellos que deseen profundizar en el conocimiento sobre el pintor, como para los que recién lo están descubriendo.

El catálogo, todavía en expansión, incluye cinco tramos de la vida pictórica del catalán divididos de manera cronológica: entre 1910 y 1929, con 267 obras; de 1930 a 1939, con 222; de 1940 a 1951, con 140 pinturas; de 1952 a 1964 con 138 trabajos y finalmente desde 1965 hasta que Dalí dejó de pintar, en 1983. En total, son 233 creaciones, de las 1.000 obras inventariadas. Entre todos estas obras, 320 pertenecen al fondo de la Institución, 36 están desaparecidas o no localizadas y 9 se destruyeron en un incendio, por lo que es la única manera de acceder a ellas.

El “Catálogo Razonado” está dividido en 5 etapas de su vida pictórica
El “Catálogo Razonado” está dividido en 5 etapas de su vida pictórica

El proyecto, que se inició en el 2000, tuvo dos referentes previos, que sirvieron como guía: el catálogo razonado -no digital- que elaboró el propio Joan Miró sobre su obra, y el de William Turner, realizado por la Tate Gallery de Londres. "Otros proyectos posteriores han seguido nuestro modelo, por ejemplo para realizar los catálogos de los artistas Joaquín Torres García o Roy Liechtenstein", dijeron desde la Fundación a El País de España.

El trabajo no fue sencillo, ya que si bien contaron con la colaboración incondicional de museos como el Reina Sofía, los propietarios de colecciones privadas, particulares, mostraron reticencias al momento de otorgar información, lo que dificultó la labor de datación y procedencia de la obra. Pero la labor sigue, ya que en este momento se están estudiando entre 10 y 15 obras más para determinar si deben ser incluidas en el catálogo.

El Teatro-Museo Dalí se encuentra en la Plaza Gala-Salvador Dalí, en Figueras, España
El Teatro-Museo Dalí se encuentra en la Plaza Gala-Salvador Dalí, en Figueras, España

La obra de Dalí no solo fue pictórica, también tuvo un rol destacado como escultor y grabador, en lo que hace a artes plásticas, por lo que desde la Fundación desean expandir el universo a través de la creación de diferentes catálogos de esculturas y obra gráfica. Montse Aguer, directora de los museos de la Fundación Gala-Salvador Dalí, sostuvo que no será inmediato "porque son procesos difíciles, arduos y mucho más complicados todavía que los de pintura", aunque especula que se podrá dar a conocer el primer tramo del Catálogo Razonado de Escultura a finales del 2018.

LEA MÁS

_______________

Vea más notas de Cultura