Noche de Velitas extrema en Cúcuta: jugaron fútbol con balones de fuego y hasta el Esmad tuvo que intervenir

Ninguna persona resultó lesionada, pero autoridades reconocieron que es un dolor de cabeza que la gente no entienda el riesgo.

/Captura de pantalla
/Captura de pantalla

A pesar de los repetitivos mensajes de prevención de las autoridades con respecto al uso de la pólvora, algunos habitantes del barrio San Rafael de Cúcuta decidieron celebrar la noche de las velitas, este 7 de diciembre, jugando con pelotas de fuego.

Ante la situación, y preocupados por un posible incendio, además del riesgo de contagio de Covid-19, los habitantes del vecindario se vieron en la necesidad de solicitar el acompañamiento de la Policía Metropolitana de la ciudad, que además llegó acompañada por miembros del Esmad.

En entrevista con W Radio, la presidenta de la junta de acción comunal de San Rafael, Clara Villamizar declaró que su dependencia “no estaba organizando ni participando esta actividad, que es algo que se realiza todos los años, la gente no entiende el riesgo y el contagio al que estamos expuesto en la ciudad”.

En un video difundido por la emisora se puede observar cómo por lo menos unas cinco personas corren y patean la pelota, mientras miembros de la comunidad observan. Lo preocupante del hecho, que aparentemente es tradición, es que se da en medio de la vía pública, por donde también se ve transitar a un automóvil.

Sobre la conclusión del asunto, Villamizar le dijo a la emisora que “Por fortuna ninguna persona resultó quemado o lesionada, el Esmad hizo presencia para que se terminara esta actividad que duró cerca de una hora”.

Habitantes de Cúcuta juegan con pelotas de fuego

La situación se presenta mientras Cúcuta atraviesa uno de sus momentos más difíciles en cuestiones de salud púbica. Según un informe del Instituto Departamental de Salud y la secretaría de Salud municipal, el número de camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) ocupadas en la ciudad fronteriza ya llega a niveles del 92 por ciento, que equivale a 312 de las 363 de este tipo en la ciudad.

En este sentido, informaron desde La FM, Ximena Sánchez, coordinadora de atención a covid-19 de la secretaría de Salud, “Las personas no toman conciencia, no toman las medidas de bioseguridad, siguen haciendo compras, están en la calle y, peor aún, sin tomar en cuenta ninguna recomendación por parte de las autoridades de salud, sin tapabocas, sin distanciamiento y ningún cuidado”.

Cabe recordar que, según el último reporte del Ministerio de Salud, en el Norte del Santander se han registrado 31.480 casos positivos de Covid, lo que lo coloca entre los diez departamentos más afectados por el virus en Colombia. De estos, agregan desde la gobernación del departamento, 21.187 están en la capital.

En cuanto a quemados, el último informe del INS develó que en lo corrido de diciembre se registran cinco quemados en el departamento, de los cuales sólo uno, informado el pasado fin de semana, se encuentra en Cúcuta. Según las autoridades, no hubo quemados en la ciudad durante la jornada festiva de anoche.

Esto, indican desde el diario La Opinión, se debe en parte al plan `Por Una Navidad Prospera y Segura’, con el que por lo menos 2.500 efectivos de la Policía del Norte de Santander han estado adelantando campañas de prevención y operativos para controlar el uso de pólvora en la región.

Cabe recordar que, de acuerdo con este plan, los espectáculos de juegos pirotécnicos, solo se pueden realizar con autorización de las autoridades locales de algunos municipios o corregimientos del departamento, siempre y cuando estén a cargo de manos de expertas. Por otra parte, contempla sanciones para los adultos que le compren pólvora a menores de edad.

Con esta iniciativa se decomisaron 150 kilos de pólvora en la tarde de ayer. El coronel Jhon Harvey Alzate, comandante de la Policía en el departamento le dijo a RCN Radio que la incautación fue en el municipio de Pamplonita, a una hora de Cúcuta, y que el material se iba a vender en varios municipios de la región.

Lea también: Día de Velitas elevó a 45 la cifra de quemados con pólvora en Colombia: registro de víctimas puede aumentar