Cómo será el próximo robot “Transformer” que Japón enviará a la Luna en 2022

La Agencia de Exploración Aeroespacial japonesa diseñó un rover con forma de bola de Pokemón transformable, que recorrerá nuestro satélite natural rodando y recabando valiosos datos a partir del año próximo

Aspecto del transformer que Japón planea enviar a la Luna el año que viene - JAXA/TOMY COMPANY/SONY/DOSHISHA UNIVERSITY
Aspecto del transformer que Japón planea enviar a la Luna el año que viene - JAXA/TOMY COMPANY/SONY/DOSHISHA UNIVERSITY

La idea de llevar un robot que se transforma de una bola a un rover para recorrer kilómetros en la Luna parece una idea de ciencia ficción o inspirada en los legendarios dibujos animados japoneses de Pokemón.

Pero la realidad es que la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) planea obtener datos sobre la superficie lunar utilizando un robot lunar transformable que se lanzará en 2022. Este particular aparato está siendo desarrollado en la actualidad conjuntamente por JAXA con la Universidad de Doshisha, la Corporación Sony y la compañía de entretenimiento y juguetes TOMY.

La meta que se autoimpuso Japón es construir un vehículo lunar tripulado en menos de una década y que esté listo para 2029. Pero antes de diseñar un rover presurizado para futuros astronautas, necesita estudiar varios datos técnicos y mecánicos. Por ello, ideó este robot esférico que se enviará a la Luna el próximo año para inspeccionar la superficie lunar.

 El “transformer japonés” estará equipado con equipo científico provisto por varios pesos pesados de la industria
El “transformer japonés” estará equipado con equipo científico provisto por varios pesos pesados de la industria

La bola ultracompacta pesa alrededor de 250 gramos y mide 8 centímetros de diámetro, aproximadamente el tamaño de una pelota de béisbol o una Pokébola. La particularidad del aparato es que iniciará su viaje como una bola, pero luego en la superficie lunar se dividirá en dos mitades, cada una de las cuales funcionará como una rueda para que el robot pueda recorrer la superficie lunar.

También tiene una cámara para enviar imágenes y analizará el polvo lunar, el material afilado y abrasivo para el diseño de futuros vehículos rodantes. Las fotos tomadas durante la expedición del robot se enviarán de regreso a la Tierra a través del módulo de aterrizaje lunar. El “transformer japonés” estará equipado con equipo científico provisto por varios pesos pesados de la industria. Sony, por ejemplo, desarrollará tecnologías de imagen para el robot, y el fabricante de juguetes japonés Tomy ayudará en la miniaturización de tecnologías para asegurarse de que todo funcione.

Mientras el robot viaja por la superficie lunar, las imágenes sobre el comportamiento del regolito y las imágenes de la superficie lunar tomadas por el robot y la cámara en el módulo de aterrizaje lunar, se enviarán al centro de control de la misión a través del módulo de aterrizaje lunar - JAXA
Mientras el robot viaja por la superficie lunar, las imágenes sobre el comportamiento del regolito y las imágenes de la superficie lunar tomadas por el robot y la cámara en el módulo de aterrizaje lunar, se enviarán al centro de control de la misión a través del módulo de aterrizaje lunar - JAXA

“Los datos que adquirirá ispace están destinados a mejorar la precisión del diseño y la operación automática, y la tecnología de conducción para el rover presurizado con tripulación, actualmente en investigación en JAXA”, explica un comunicado de prensa de la compañía japonesa. “La superficie lunar, donde viajará el rover presurizado tripulado, es un entorno único; la gravedad es una sexta parte de la de la Tierra y la superficie está cubierta por regolito. Como resultado del estudio conceptual del sistema para el rover presurizado con tripulación que comenzó en 2019, se descubrió que la adquisición de datos en la superficie lunar es necesaria para el estudio detallado de la tecnología de conducción autónoma y la tecnología de crucero que utilizará el rover presurizado con tripulación”, agregó JAXA.

Mientras el robot viaja por la superficie lunar, las imágenes sobre el comportamiento del regolito y las imágenes de la superficie lunar tomadas por el robot y la cámara en el módulo de aterrizaje lunar, se enviarán al centro de control de la misión a través del módulo de aterrizaje lunar. Los datos adquiridos se utilizarán para evaluar el algoritmo de localización y el impacto del regolito en el rendimiento de conducción del rover presurizado tripulado.

El vehículo tripulable que JAXA y Toyota planean desembarcar en la Luna en 2029 - JAXA
El vehículo tripulable que JAXA y Toyota planean desembarcar en la Luna en 2029 - JAXA

El robot ultracompacto y ultraligero ideado en 2016, puede atravesar el duro entorno lunar mediante el empleo de las tecnologías de miniaturización de la empresa TOMY y la Universidad Doshisha, las tecnologías de control de Sony y las tecnologías de desarrollo para manejar el entorno espacial de JAXA, la agencia que espera que la información recopilada por el robot-ball sobre la gravedad de la luna y las condiciones de su superficie lo ayude a desarrollar la tecnología de conducción y crucero autónoma para el vehículo de superficie con tripulación tipo RV.

El módulo de alunizaje japonés también llevará al aparato Rashid de los Emiratos Árabes Unidos, un vehículo de cuatro ruedas de 10 kilos de peso que estudiará la superficie lunar durante unos 14 días terrestres utilizando una cámara de alta resolución, una cámara termográfica y un microscopio.

Japón tiene un rico programa espacial. Con un exitoso viaje al asteroide Ryugu en su haber, JAXA tiene una posibilidad muy real de llegar con éxito a la Luna y hacer historia nuevamente. Además, en 2013 Japón se convirtió en el primer país en lanzar un astronauta robótico, Kirobo, a la Estación Espacial Internacional. Cuatro años después, colocó una cámara esférica autopropulsada, llamada Int-Ball , en la estación espacial para ayudar a documentar el trabajo de los astronautas a bordo.

Kirobo, diseñado por el ingeniero robótico Tomotaka Takahashi fue el primer robot de Japón en la Estación Espacial Internacional. El pequeño y hablador robot brindó entretenimiento a los astronautas y terminó regresando a nuestro planeta después de más de un año en el espacio. JAXA
Kirobo, diseñado por el ingeniero robótico Tomotaka Takahashi fue el primer robot de Japón en la Estación Espacial Internacional. El pequeño y hablador robot brindó entretenimiento a los astronautas y terminó regresando a nuestro planeta después de más de un año en el espacio. JAXA

También, una misión lunar comercial financiada por el multimillonario japonés Yusaku Maezawa está preparada para llevar turistas alrededor de la luna en la nave espacial Starship de SpaceX en 2023. Los viajeros incluirán al propio Maezawa y ocho miembros elegidos del público. Por si esto fuera poco, Japón se está asociando con la NASA en su Programa Artemis, que planea llevar a la primera mujer y al próximo hombre a la luna para 2024, así como comenzar la construcción de un campamento base lunar para 2028.

Japón tiene la oportunidad de unirse a un club muy exclusivo de solo tres países que han logrado alunizar suavemente naves espaciales en la superficie lunar —Estados Unidos, la Unión Soviética y, más recientemente, China— para orgullo de su programa espacial.

SEGUIR LEYENDO: