AstraZeneca sufrió un revés en el desarrollo del tratamiento con anticuerpos monoclonales contra el COVID-19

El estudio abarcó a 1.121 participantes no vacunados que habían tenido un contacto estrecho, pero los resultados no alcanzaron niveles estadísticamente significativos

(Reuters)
(Reuters)

El grupo farmacéutico anglo-sueco AstraZeneca anunció este martes que sufrió un revés en el desarrollo de un tratamiento contra el COVID-19, cuya eficacia en personas expuestas al virus no ha sido probada.

El tratamiento con anticuerpos, denominado AZD7442, apunta a prevenir y tratar la enfermedad pero no dio resultado. “El ensayo no logró el objetivo principal de prevenir los casos sintomáticos de COVID-19 después de la exposición” al virus, dijo AstraZeneca en un comunicado.

El tratamiento se encontraba en la fase 3 de desarrollo, es decir, en ensayos clínicos a gran escala para medir su seguridad y eficacia. Los 1.121 participantes eran adultos mayores de 18 años que no estaban vacunados y que habían estado expuestos a una persona infectada durante los ocho días anteriores.

El tratamiento redujo el riesgo de desarrollar el COVID-19 con síntomas sólo en un 33%, en comparación con el grupo que recibió un placebo.

“Si bien este ensayo no alcanzó el criterio de valoración principal contra la enfermedad sintomática, nos alienta la protección observada en los participantes con PCR negativo después del tratamiento con AZD7442”, dijo Mene Pangalos, vicepresidente ejecutivo de AstraZeneca, en un comunicado.

El estudio de fase 3 abarcó a más de mil voluntarios de EEUU y Reino Unido (Reuters)
El estudio de fase 3 abarcó a más de mil voluntarios de EEUU y Reino Unido (Reuters)

AstraZeneca también está estudiando el tratamiento en un ensayo de pacientes preexpuestos y para prevenir enfermedades más graves. El experto en Pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado Myron Levin resaltó en la nota la importancia de contar con tratamientos para personas que no pueden ser vacunadas contra el COVID.

El desarrollo de este tratamiento de AstraZeneca está financiado por el gobierno de Estados Unidos, que a su vez había firmado acuerdos con el laboratorio para recibir hasta 700.000 dosis este año. En total, el valor de los acuerdos con Estados Unidos para el desarrollo del tratamiento y las dosis en 2021 alcanza los 726 millones de dólares.

En su comunicado de prensa, AstraZeneca indica que se están llevando a cabo discusiones “sobre los próximos pasos con el gobierno de Estados Unidos”.

El tratamiento con anticuerpos monoclonares pertenece a un grupo de fármacos que simulan los anticuerpos naturales que el cuerpo produce para luchar contra una infección. Los rivales Regeneron Pharmaceuticals Inc y Eli Lilly & Co han desarrollado terapias con anticuerpos monoclonales que han sido autorizados para su uso en los Estados Unidos para tratar pacientes infectados con el virus. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha aprobado la terapia de Regeneron y está revisando medicamentos similares de Eli Lilly, Celltrion y uno desarrollado por GlaxoSmithKline y Vir Biotechnology Inc.

AstraZeneca sigue enfrentando problemas con su vacuna contra el COVID-19, suspendida en varios países europeos después de algunos problemas sanguíneos en personas vacunadas.

Un alto funcionario de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) estimó incluso que lo mejor sería suspender la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 para todos los grupos de edad cuando hay alternativas disponibles, como sucede en muchos países desarrollados, pero no en lugares de menores ingresos.

Al mismo tiempo, un estudio publicado este lunes por las autoridades sanitarias británicas afirmó que dos dosis de las vacunas Pfizer/BioNTech o AstraZeneca/Oxford protegen en más del 90% contra las hospitalizaciones tras contraer la variante Delta del coronavirus surgida en India.

(Con información de AFP, EFE y Reuters)

SEGUIR LEYENDO: