Crece la disputa con Spotify en Uruguay: la plataforma amenazó con irse del país y los artistas la acusan de “patoterismo”

El servicio de música por streaming advirtió que se irá de Uruguay si se aprueba una reforma legal sobre los derechos de autor que artículos que haría “inviable” su negocio. Los intérpretes lo consideran una “amenaza” y quieren repartir ganancias

Guardar

Nuevo

Spotify afirma que cambios propuestas por el gobierno de Luis Lacalle Pou le harían pagar dos veces por el mismo contenido (REUTERS/Dado Ruvic)
Spotify afirma que cambios propuestas por el gobierno de Luis Lacalle Pou le harían pagar dos veces por el mismo contenido (REUTERS/Dado Ruvic)

(Desde Montevideo, Uruguay) - Dos artículos incluidos en la Rendición de Cuentas del gobierno de Luis Lacalle Pou –que comenzó a discutirse en el Senado uruguayo tras su aprobación en la Cámara de Diputados– generaron una reacción de la plataforma musical Spotify, que advierte que podría dejar el país, y una respuesta de los artistas uruguayos, que consideran los comentarios de la multinacional como una “amenaza” caracterizada por un “patoterismo internacional”.

Uno de los artículos que causa preocupación en Spotify es el que agrega a internet y las redes sociales como formatos en los que a los intérpretes se les debe pagar por la reproducción de música. El otro establece que en todos los acuerdos entre artistas y compositores se debe asegurar el “derecho a una justa y equitativa remuneración por su explotación”. En caso que no haya acuerdo sobre el pago, el monto se establecerá por “juicio sumario por la autoridad judicial competente”.

Incluir esta modificación en la legislación uruguaya surgió por un pedido de la Sociedad Uruguaya de Intérpretes, que llegó a mantener una reunión con el presidente Lacalle Pou por este tema, informó El Observador.

El argumento de dirigentes del gobierno para agregar este artículo es que “reestablece el equilibrio entre las partes” porque no se están “respetando los derechos de todos los intérpretes”, dijo el diputado por el Partido Independiente (socio de la coalición gobernante), Iván Posada.

El presidente uruguayo Luis Lacalle Pou se reunió con la Sociedad Uruguaya de Intérpretes, que pidió que los artistas cobren por la reproducción de música en las plataformas digitales (REUTERS/Agustin Marcarian)
El presidente uruguayo Luis Lacalle Pou se reunió con la Sociedad Uruguaya de Intérpretes, que pidió que los artistas cobren por la reproducción de música en las plataformas digitales (REUTERS/Agustin Marcarian)

Pero ese cambio en la legislación haría “inviable” el negocio de Spotify en Uruguay, según informó la plataforma en una carta dirigida al Ministerio de Educación y Cultura. “Si la reforma propuesta se convirtiera en ley en su forma actual, el negocio de Spotify en Uruguay podría volverse inviable, en detrimento de la música uruguaya y sus fanáticos”, dice el texto que fue divulgado este martes por El País. Los artículos establecerían un “pago obligatorio adicional de los servicios de música”, agrega la misiva firmada por la encargada global de Asuntos Públicos de Spotify, Dustee Jenkis, y enviada el 19 de julio.

Ese dinero se sumaría a los “miles de millones de pesos” que la empresa dijo estar pagando a las discográficas y autores por la reproducción de la música. “Afectaría severamente la capacidad de invertir y brindar servicios a precios razonables para los consumidores”, advierte la empresa.

La propuesta del gobierno implicaría que las plataformas de streaming paguen “dos veces por el mismo contenido”.

Artistas piden cobrar ganancias

La Sociedad Uruguaya de Intérpretes consideró que la carta que envió Spotify al gobierno es una “amenaza propia de “un patoterismo internacional”, según declaró la vocera de la asociación, Gabriela Pintos, al diario El Observador.

“Es una amenaza con que se van a ir o que van a cobrar más por mes. Ellos van a pagar lo mismo, lo único que queremos es que se reparta mejor. Que haya una legislación para que después podamos ir a negociar con ellos el porcentaje que nos corresponde”, aseguró la vocera.

Cuando una canción se reproduce en una radio, en la televisión o en una fiesta, los derechos son cobrados por la Asociación General de Autores del Uruguay (Agadu), que retiene el 60% de lo que se paga y reparte el restante 40% entre los intérpretes y los sellos discográficos.

La Rendición de Cuentas que analiza el Parlamento uruguayo incluye dos artículos que generan preocupación en Spotify (Foto: Parlamento)
La Rendición de Cuentas que analiza el Parlamento uruguayo incluye dos artículos que generan preocupación en Spotify (Foto: Parlamento)

Para los intérpretes, esa modalidad quedó obsoleta porque la mayoría de las reproducciones se dan a través de plataformas digitales. Spotify tiene un acuerdo privado con los sellos, que son quienes negocian el pago a los autores.

“Cobran Agadu y la Cámara Uruguaya del Disco, nosotros no. Los intérpretes son la parte más vulnerable de la industria”, dijo Pintos.

Por cada reproducción, Spotify se queda con el 30% mientras los titulares de los derechos (los sellos, los distribuidores y los autores) con el restante 70%. Se estima que los artistas reciben USD 0,007 por reproducción.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias