Lula da Silva acusó a Bolsonaro de “comprar al pueblo” con el bono de ayuda aprobado a tres meses de las elecciones

Aunque la oposición respaldó la iniciativa del presidente, muchos cuestionaron que llegue cuando faltan apenas 3 meses para los comicios presidenciales

IMAGEN DE ARCHIVO. El ex presidente brasileño, Luis Inácio Lula da Silva, durante un discurso en Porto Alegre, Brasil. Junio 01 2022  (REUTERS/Diego Vara)
IMAGEN DE ARCHIVO. El ex presidente brasileño, Luis Inácio Lula da Silva, durante un discurso en Porto Alegre, Brasil. Junio 01 2022 (REUTERS/Diego Vara)

El ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva acusó este viernes al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de “comprar al pueblo” con la propuesta de enmienda a la Constitución con la que repartirá y ampliará varios programas sociales y de ayuda económica, a sólo tres meses de las elecciones.

“Lo que Bolsonaro sabe es que su problema no son las urnas electrónicas”, dijo Lula en referencia a los ataques del presidente a este sistema de votación, sobre el que ha estado sembrando dudas al respecto de su fiabilidad.

“Su problema es el pueblo brasileño, es por eso que mandó varias medidas para dar dinero, aumento el auxilio de emergencia, las ayudas al gas y a los transportistas”, apuntó Lula en una entrevista a Rádio Metrópole, recogida a su vez por el diario O Globo.

“Todo bien, creo que el pueblo debería coger ese dinero, pero no es eso lo que resuelve el problema porque todo eso acabará en diciembre. En realidad, su propuesta es un proyecto electoral. Él se cree que puede comprar al pueblo”, disparó Lula, principal favorito para las elecciones de octubre.

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro (REUTERS/Ueslei Marcelino)
El presidente de Brasil Jair Bolsonaro (REUTERS/Ueslei Marcelino)

El jueves, el Senado aprobó una controvertida enmienda a la Constitución propuesta por Bolsonaro para, fuera de las reglas fiscales, destinar ayudas mil millonarias a una serie de sectores y bonos sociales del Gobierno. La oposición, que votó a favor, cuestionó el momento elegido por Bolsonaro, a un mes de la campaña y a tres de unas elecciones en las que parte con gran desventaja.

Entre otras cosas, la propuesta eleva el programa Auxilio Brasil de 400 reales a 600 reales, ofrece un abono para gas equivalente a una bombona de trece kilos cada dos meses y crea un ayuda de 1.000 reales para transportistas, lo que tendrá un impacto de 41.200 millones de reales , hasta diciembre, mes en el que acaba su mandato.

¿Reelección?

En la misma entrevista, Lula da Silva sugirió que no buscará su reelección en caso de ganar los comicios de octubre frente a Bolsonaro.

Lula, de 76 años y claro favorito en las encuestas de intención de voto, recalcó que, si gana las elecciones, “solo tiene” cuatro años para “arreglar” el país de la situación dejada por el Gobierno del líder de la ultraderecha brasileña.

A la izquierda, una toalla estampada con la efigie del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva sobre un fondo rojo; a la derecha, otra con el retrato presidencial de Jair Bolsonaro escoltado por la bandera de Brasil.
A la izquierda, una toalla estampada con la efigie del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva sobre un fondo rojo; a la derecha, otra con el retrato presidencial de Jair Bolsonaro escoltado por la bandera de Brasil.

En otro momento, el líder del progresista Partido de los Trabajadores (PT), quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, afirmó que “sueña” con entregar el cargo a “otra persona” cuando concluya el próximo mandato, en 2026.

“Sueño todos los días, que cuando llegue el 31 de diciembre de 2026 y vayamos a entregar el mandato para otra persona, el país esté bien”, aseguró.

De acuerdo con el antiguo líder sindical, para entonces Brasil tendrá “gente joven” en la disputa electoral.

“Dentro de cuatro años, vamos a tener gente joven disputando elecciones. Va a ser gente joven siendo candidata a la Presidencia. Lo que quiero es dejar al país preparado, quiero luchar contra el hambre, la miseria y la pobreza. Quiero generar empleo, disminuir la inflación y aumentar los sueldos”, agregó.

De acuerdo con los sondeos demoscópicos, Lula mantiene una amplia ventaja frente a Bolsonaro y hasta podría ganar las elecciones en primera vuelta, la cual está prevista para el próximo 2 de octubre.

La última encuesta publicada por el Instituto Datafolha le otorga al candidato progresista un 47% de las intenciones de voto, frente al 28% que obtendría el capitán de la reserva del Ejército.

Con información de EuropaPress y EFE

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR