El régimen cubano detuvo por la fuerza a un grupo de activistas que hacía huelga de hambre para exigir la liberación del cantante Denis Solís

Hasta el momento es incierto el paradero de los manifestantes. La presidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo expresó su “más profunda preocupación” por la situación en la que se encuentran los miembros del Movimiento San Isidro

El periodista y escritor cubano Carlos Manuel Álvarez (c), junto a Maykel Castillo (i) y Luis Manuel Otero Alcántara (d), cinco de los opositores en huelga de hambre para protestar contra el encarcelamiento de un músico disidente local, se unió hoy, al grupo de opositores atrincherados desde hace una semana en una casa de La Habana (Cuba). EFE/Movimiento San Isidro
El periodista y escritor cubano Carlos Manuel Álvarez (c), junto a Maykel Castillo (i) y Luis Manuel Otero Alcántara (d), cinco de los opositores en huelga de hambre para protestar contra el encarcelamiento de un músico disidente local, se unió hoy, al grupo de opositores atrincherados desde hace una semana en una casa de La Habana (Cuba). EFE/Movimiento San Isidro

El régimen cubano entró por la fuerza a la sede del Movimiento San Isidro (MSI), desalojo la vivienda y detuvo a varios activistas que desde hace 10 días estaban en huelga de hambre y sed para exigir la liberación la liberación de Denis Solís, un cantante crítico de la dictadura castrista.

Así lo confirmó el periodista cubano Abraham Jiménez Enoa en su cuenta de Twitter: “Se los acaban de llevar a todos por la fuerza. Hubo golpes. Por favor: miren para #Cuba. Hay mucha gente en peligro ahora mismo”.

El régimen cubano acaba de dar fiel muestra de su calaña. Sigan apoyándolo, singan haciéndole la cama, que nos van a golpear a todos”, agregó el Jiménez.

Las personas detenidas arbitrariamente son Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel Castillo, Iliana Hernández, Katherine Bisquet, Osmany Pardo, Adrian Rubio, Yasser Castellanos, Anyell Valdés, Carlos Manuel Álvares, Jorge Luis Capote y Anamely Ramos, informó la periodista Marta María Ramírez, radicada en La Habana, a Infobae.

Fuerzas del régimen cubano detienen a una de las miembros del Movimiento San Isidro en La Habana. (Foto cortesía: @Martamar77)
Fuerzas del régimen cubano detienen a una de las miembros del Movimiento San Isidro en La Habana. (Foto cortesía: @Martamar77)

Desde su cuenta de Twitter, Ramírez pidió a la ciudadanía cubana llamar al hospital Hospital de Marianao C. J. Finlay para preguntar por los huelguistas, de quienes se desconoce su paradero.

Más tarde, casi todos los miembros de MSI fueron liberados. No obstante, los activistas denuncian que siguen detenidos Luis Manuel Otero Alcántara y Jorge Luis Capote.

Desde la cuenta de Twitter de MSI denunciaron que unas 60 personas rodearon la sede de los activistas, que además es la residencia de Luis Manuel Otero Alcántara y se responsabilizan al régimen castrista por cualquier cosa que le pueda ocurrir a los huelguistas. “En peligro la integridad física de los huelguistas, atención cubanos y cubanas, prensa internacional y organismos internacionales, ayúdennos a denunciar este nuevo ataque”.

Solís fue detenido por el régimen el pasado 9 de noviembre. Según indicaron medios locales independientes, acusó a un oficial de policía de invadir su casa, calificando al oficial de “cobarde” y “rata” en una confrontación verbal que transmitió en vivo en Facebook, e insultó al ex presidente cubano Raúl Castro.

Menos de 48 horas después, en el marco de un juicio acelerado, fue condenado a ocho meses de reclusión en la prisión de Valle Grande tras ser encontrado culpable de “desacato”. Miembros del MSI difundieron los hechos y llevaron a cabo distintas demostraciones pacíficas -vigilias, transmisiones y publicaciones en redes sociales, entre otras- para manifestar su rechazo al arresto.

Por su parte, Alcántara se encontraba en un estado crítico de salud a medida que atravesaba su octavo día de huelga de hambre y sed.

El artista Denis Solís, camiseta azul, junto con un amigo. DENIS SOLÍS/FACEBOOK
El artista Denis Solís, camiseta azul, junto con un amigo. DENIS SOLÍS/FACEBOOK

En total, unas 14 personas vinculadas al MSI -una de las principales organizaciones opositoras creadas por disidentes del ámbito del arte y la cultura- se atrincheraron desde el pasado día 16 de noviembre en una casa del tradicional barrio de La Habana Vieja para pedir la liberación de Solís.

El Movimiento San Isidro, un grupo de artistas, periodistas y académicos, ha tenido numerosos enfrentamientos con las autoridades comunistas en los últimos años mientras pone a prueba y protesta contra los límites a la libertad de expresión en el estado de partido único.

Miembros y aliados dicen que han sido detenidos varias veces por protestar pacíficamente por el arresto la semana pasada del rapero Denis Solís y su sentencia a ocho meses de prisión por lo que las autoridades dijeron que fue “desacato”.

Los opositores atrincherados han logrado en los últimos días ser foco de atención internacional y recabar diversos apoyos, desde Amnistía Internacional hasta el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, además de organizaciones pro derechos humanos de Cuba y el exterior.

Miembros del Movimiento San Isidro, en Cuba
Miembros del Movimiento San Isidro, en Cuba

Entre los apoyos está el de la presidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo (PE), Maria Arena, que expresó este jueves su “más profunda preocupación” por la situación en que se encuentran los miembros del movimiento cubano.

“Quiero expresar mi más profunda preocupación por el deterioro del estado de salud de varios miembros del Movimiento San Isidro en Cuba” que “están en huelga de hambre desde mediados de noviembre” para “protestar contra el encarcelamiento del músico Denis Solís González”, declaró la europarlamentaria socialista belga en un comunicado.

La presidenta de la subcomisión parlamentaria pidió también “encarecidamente” a las autoridades cubanas “entablar un diálogo urgente para aliviar la situación, liberar a Denis Solís González y abstenerse de intimidar al movimiento San Isidro y cualquier protesta pacífica”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Organizaciones de derechos humanos denunciaron el acoso del régimen cubano a un grupo de activistas

Justicia, modo Ortega: liberaron a un simpatizante del régimen que mató a sangre fría a un opositor mientras condenan a 210 años a disidentes por viejos mensajes de WhatsApp