Chile anunció medidas de ayuda para la clase media por USD 1.500 millones

Hasta ahora, este sector de la sociedad habían quedado excluida de los alivios estatales entregados para capear la crisis derivada del coronavirus, que contagió a 295.532 personas y provocó casi 9.000 muertes

El presidente chileno Sebastián Piñera asiste a una reunión en la casa de gobierno en Santiago, tras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Santiago de Chile. Foto tomada el 15 de junio de 2020.
El presidente chileno Sebastián Piñera asiste a una reunión en la casa de gobierno en Santiago, tras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Santiago de Chile. Foto tomada el 15 de junio de 2020.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este domingo un paquete de ayuda por 1.500 millones de dólares para aliviar a la clase media, fuertemente golpeada por las crisis económica derivada de la pandemia.

Las medidas, destinadas a unas 1.000 familias, están centradas casi exclusivamente en la entrega o prórroga de créditos en condiciones preferenciales avalados por el Estado. Estas ayudas tienen que ser aprobadas aún por el Congreso“Chile es un país mayoritariamente de clase media, la que ha progresado en base a su propio merito, esfuerzo y trabajo. La clase media lo sabe y se siente orgullosa de sus logros. Pero también merece y necesita seguridades y oportunidades para el futuro”, dijo el mandatario al presentar el paquete de ayuda.

Hasta ahora, las familias de clase media habían quedado excluidas de las ayudas estatales entregadas para capear la crisis derivada del coronavirus en Chile, que contagió a 295.532 personas y provocó la muerte de 6.308 personas confirmadas con un examen y casi 9.000 si se consideran los decesos "probables", según el último reporte oficial.

El paquete de medidas prevé la entrega de un crédito de hasta 3.200 dólares, separado en cuatro cuotas, con una tasa de interés igual a cero y un plazo de cuatro años para pagarlo, junto con la postergación del pago de los dividendos con una garantía estatal.

Adicionalmente, se establece la ampliación de un subsidio para el pago del alquiler y del crédito para costear la educación superior.

"La clase media es la víctima silenciosa de esta crisis, pero la solución no puede ser endeudar aún más a una clase media que ya esta sobreendeudada. La solución ideal sería las transferencias directas", criticó Heraldo Muñoz, presidente del opositor Partido por la Democracia (PPD).

El Ingreso Familiar de Emergencia que se creó para la crisis está destinado para los hogares de ingresos de hasta 400.000 pesos (490 dólares), que representan el 34% de los hogares chilenos, dejando fuera a toda la clase media, equivalente a casi la mitad de la población chilena de 18 millones de habitantes, con niveles de sobrendeudamiento que hoy llegan al 70%.

n paciente infectado con la enfermedad coronavirus (COVID-19) recibe atención dentro de una Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Central de Posta en Santiago de Chile, el 9 de junio de 2020
n paciente infectado con la enfermedad coronavirus (COVID-19) recibe atención dentro de una Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Central de Posta en Santiago de Chile, el 9 de junio de 2020

El paquete de ayudas incluye también la postergación hasta 6 meses de los pagos hipotecarios para familias con merma de ingresos, un subsidio de arriendo de 150.000 pesos (187 dólares) y una ampliación de los Créditos con Aval del Estado (CAE) para que los jóvenes puedan acceder a estudios superiores.”Con esta ampliación más de 130.000 nuevos estudiantes podrán acceder a este beneficio, con lo que más del 80 % de los estudiantes de educación superior contarán con apoyo del Estado”, explicó Piñera.

Tras un acuerdo político, Chile acordó desembolsar hasta 12.000 millones de dólares -la mitad de los ahorros que mantiene en el exterior- para hacer frente a la crisis económica derivada del coronavirus.

En marzo, ya se habían aprobado medidas destinadas a los más vulnerables por valor del 4,7 % del PIB. ”Estamos viviendo tiempos muy duros y difíciles, que han significado muchas privaciones, sufrimientos, angustias e incertidumbre para millones de familias”, indicó el mandatario.

La suspensión parcial de las actividades económicas desde mediados de marzo provocó una caída histórica del producto interior bruto (PIB) en abril y mayo del 14,1 % y el 15,3 %, respectivamente, y la destrucción de 1,5 millones de empleos. El Banco Central de Chile estima una recesión de hasta el 7,5 % para 2020, mientras que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calcula que la pobreza podría llegar al 13,7 %.

”No solo debemos proteger los empleos e ingresos durante este período de emergencia (...) Para lograr este objetivo, la única solución verdadera es poner nuevamente poner en marcha a nuestra economía y crear verdaderas seguridades y oportunidades para todos”, agregó Piñera.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La pandemia sacude a Chile como el peor terremoto

MAS NOTICIAS