Un movimiento de periodistas independientes de Nicaragua denunció 120 delitos del régimen de Daniel Ortega contra la prensa en 76 días

Informó de 26 amenazas, 25 obstrucciones, 25 hostigamientos, 16 agresiones, siete robos de equipos, seis detenciones, cuatro delitos de violencia sexual, tres atentados, dos casos de acoso judicial, dos de estigmatización, dos exilios y dos desplazamientos forzosos

Daniel Ortega junto a Rosario Murillo (REUTERS/Oswaldo Rivas/File Photo)
Daniel Ortega junto a Rosario Murillo (REUTERS/Oswaldo Rivas/File Photo)

El régimen de Nicaragua cometió 120 delitos contra la libertad de prensa en un lapso de 76 días, entre los que destacan amenazas, obstrucciones, hostigamientos e incluso violencia sexual, informó este jueves una organización de periodistas no oficialistas.

Según el movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), los 120 delitos del régimen de Daniel Ortega contra la libertad de prensa ocurrieron entre el 1 de octubre pasado y el 1 de diciembre.

El movimiento informó de “26 amenazas, 25 obstrucciones, 25 hostigamientos, 16 agresiones, 7 robos de equipos, 6 detenciones, 4 delitos de violencia sexual, 3 atentados, 2 de acoso judicial, 2 por estigmatización, 2 exilios, y 2 desplazamientos forzosos”.

Entre las agresiones reportaron ataques físicos, y el acoso incluyó confiscaciones ilegales de equipos o arrestos arbitrarios.

PCIN destacó que más del 39 por ciento de las agresiones fueron dirigidas a mujeres periodistas, en el marco de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua, desde el levantamiento popular contra Ortega en abril de 2018.

Cuatro de las agresiones hacia mujeres periodistas fueron definidas como “violencia sexual, que se expresan en acciones de chantajes, manoseos, amenazas de violación, acoso, hostigamiento, ciberacoso y ciberacecho”.

Represión en Nicaragua
Represión en Nicaragua

De acuerdo con el movimiento de periodistas, los delitos “fueron ejercidos por paramilitares, funcionarios públicos, parapolicías, fanáticos del partido de Gobierno y oficiales de la Policía Nacional”.

“Dichas acciones son un método de la represión institucional que criminaliza el trabajo de las mujeres y hombre de prensa y niega el derecho ciudadano del acceso a la información veraz”, señaló PCIN.

El movimiento de periodistas también atribuyó las agresiones, en parte, al “discurso de odio” de la esposa de Ortega, la vicepresidenta Rosario Murillo, quien “utiliza epítetos y peyorativos que descalifican a la prensa independiente”.

De acuerdo con PCIN, “periodistas y comunicadores independientes se encuentran en una situación de alto riesgo por el contexto de la violencia directa, sistemática y estatal, que se da en el país”.

En un Estado de terror, sólo la denuncia pública no permite alzar la voz”, agregó el movimiento.

La crisis que vive Nicaragua ha dejado cientos de muertos, presos y desaparecidos, así como miles de heridos y decenas de miles en el exilio.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y el Parlamento Europeo, responsabilizan al régimen de Ortega por ejecuciones extrajudiciales, torturas y violaciones sexuales, entre otros crímenes “de lesa humanidad”.

Dichos organismos establecen en 328 el número de muertos en el marco de la crisis, aunque órganos locales cuentan hasta 651 en 20 meses.

Ortega reconoce 200 víctimas mortales, e insiste en que se defiende de un “golpe de Estado fallido”.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Las turbas del régimen de Daniel Ortega golpearon brutalmente a familiares de una prisionera política en Nicaragua

Denuncian agresión a hermanos de estudiante belga detenida en Nicaragua

MAS NOTICIAS