El ministro de Defensa de Chile, Alberto Espina llegando a la base militar de Chabunco en Punta Arenas (Chilean Defense Ministry / AFP)
El ministro de Defensa de Chile, Alberto Espina llegando a la base militar de Chabunco en Punta Arenas (Chilean Defense Ministry / AFP)

Cuando aún son más las incertidumbres que las certezas en torno al siniestro del avión C-130 Hércules de las Fuerzas Armadas, un audio enviado a través del servicio de mensajería WhatsApp por un pasajero a su madre podría significar un giro en la investigación.

En efecto, según un artículo publicado el jueves por Emol, en el mensaje —cuya existencia fue verificada por la Fuerza Aérea (FACh)— uno de los tripulantes asegura que el avión presentaba “una falla eléctrica” y que “el itinerario se debía mantener hasta aterrizar en el continente blanco”.

El comandante en jefe de la fuerza, Arturo Merino, quien participa en Punta Arenas de las operaciones de búsqueda, se refirió a la noticia y afirmó: “El audio yo sé que existe, no lo he escuchado en particular, pero sé que existe. Y obviamente le vamos a pasar este audio al general que está a cargo de la investigación sumaria administrativa y al fiscal también (Eugenio Campos)”.

Además, agregó que “les puedo decir que el piloto no puede hacer despegar el avión si es que todos los problemas que tenia el avión de mantenimiento, o alguno que aparezca, no son solucionados”.

Foto satelital de la zona en la que desapareció el C-130 Hércules (Chilean Air Force) /via REUTERS
Foto satelital de la zona en la que desapareció el C-130 Hércules (Chilean Air Force) /via REUTERS

“Los dos pilotos que iban arriba de ese avión eran pilotos muy profesionales y ellos tenían toda la autorización para dejar el avión en tierra si es que hubiese habido una falla”, recalcó, aunque insistió que “lo vamos a investigar (...) no se va a descartar nada en la investigación”.

Con todo, Merino aseguró que, hasta el momento, no existen evidencias que den cuenta de una falla eléctrica en el avión de la Fuerza Aérea. “Hay una parte de la bitácora que va arriba del avión, obviamente, y que es la bitácora de vuelo del avión donde se anotan esas fallas. También hay otros antecedentes que van por un sistema automático de computación para que esa falla, si es que hay una falla, quede registrada”, explicó.

“Hasta el día de hoy esa falla dentro del sistema automático del avión no la hemos encontrado”, enfatizó Merino.

Familiares de los pasajeros del avión C-130 Hércules (Photo by JAVIER TORRES / AFP)
Familiares de los pasajeros del avión C-130 Hércules (Photo by JAVIER TORRES / AFP)

El miércoles, el buque de bandera chilena Antarctic Endeavour halló elementos que podrían corresponder a las esponjas de los tanques internos de combustibles del avión que desapareció el lunes cuando se dirigía a la Antártida con 38 personas a bordo. La aeronave perdió comunicación cuando sobrevolaba el paso Drake, una de las zonas más tormentosas para la navegación, que separa al continente sudamericano de la Antártida. Conocido también como mar de Hoces, en alusión al navegante español Francisco de Hoces que llegó a esta zona en el siglo XVI, esta ruta náutica marca la unión del océano Pacífico con el Atlántico.

El intendente de la región de Magallanes, José Fernández, dijo que se encontraron “restos de personas” y llamó a contener a los familiares de las supuestas víctimas. El comandante en jefe de la IV brigada aérea chilena, Eduardo Mosqueira, dijo que las condiciones de visibilidad estaban dadas “para operar de buena forma”, por lo que las labores de búsqueda se ampliaron a un área mayor que ahora alcanza unos 960 km².

Cerca de 15 aviones y cinco barcos de distinto tamaño de Chile, Argentina, Uruguay, Brasil y Estados Unidos participan en la operación de búsqueda con un total de 285 efectivos de la FACH, 286 de la marina chilena y 69 extranjeros.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: