Camila Sales, la mujer brasileña que murió electrocutada
Camila Sales, la mujer brasileña que murió electrocutada

Una joven madre sufrió este martes una horrible muerte en Brasil, al electrocutarse mientas usaba un alisador de pelo instantes después de haber salido de la ducha.

Además, el aparato se derritió en la cara de Camila Sales mientras lo usaba para secar su pelo mojado.

El hecho ocurrió en Cascavel, en el noreste de Brasil. La mujer, de 22 años y madre de un hijo, fue encontrada por su marido mientras se sacudía en el piso de la cocina. La mujer intentaba hablar, con sus dedos aún pegados al aparato. Luego perdió conocimiento y fue trasladada al hospital, donde murió poco después.

Según la cuñada de la víctima, Vania Ramos, le mujer había ganado el aparato como premio por su desempeño en la empresa de cosméticos en la que trabajaba como vendedora.

"Camila estaba contenta porque esperaba desde hacía tiempo recibir el premio por sus ventas. Podía elegir entre accesorios para el maquillaje o el alisador", contó al portal G1.

El marido de Camila Sala. La paraje estaba casada desde hace tres años y medio
El marido de Camila Sala. La paraje estaba casada desde hace tres años y medio

La mujer estaba descalza y aún mojada cuando enchufó el alisador para cepillarse el cabello húmedo.

Las empresas suelen advertir a los consumidores de que no usen los aparatos eléctricos con el pelo mojado.

"Lo enchufó y comenzó a alisarse el pelo. El cepillo nunca explotó y no hubo flash o nada. Pero recibió una enorme descarga eléctrica", dijo.

"Mi hermano la escuchó caer al suelo y la encontró mientras se sacudía en el piso de la cocina. Desenchufó el aparato e intentó abrir sus dedos que estaban todavía aferrados al alisador".

Camila era madre de un niño de 18 meses
Camila era madre de un niño de 18 meses

"El alisador se había derretido y estaba pegado a su cara. Intentó hablar pero su lengua estaba enroscada, y comenzó a ponerse violeta mientras perdía conocimiento", agregó.

En el hospital los médicos intentaron reanimarla. "Pero nos dijeron que no podría aguantar el daño ocasionado a los órganos por el shock eléctrico".

La policía abrió una investigación y el alisador fue secuestrado. La mujer, casada desde hace tres años y medio y madre de un hijo de 18 meses, fue enterrada el miércoles.

LEA MÁS: