El Pelado López: de su pasado como vendedor de golosinas y clown en un circo a su nuevo unipersonal

El conductor, que estrena esta noche “El trabajo que me dio no trabajar” en el Paseo La Plaza, habló con Teleshow de sus comienzos como actor y el cambio radical que tuvo su vida cuando debutó en CQC. Además, por qué en la ceremonia religiosa de su boda llevará una prenda íntima de River Plate

Guillermo "El Pelado" López (Fotos: Instagram)
Guillermo "El Pelado" López (Fotos: Instagram)

Después del flor de susto que pasé cuando estuve internado cinco días por coronavirus, mi proyecto personal es pedirle a Dios tener salud y amor. Nada más”, dice Guillermo El Pelado López a Teleshow sobre el final de la entrevista en la que repasará su carrera en los medios, sus comienzos como vendedor de golosinas y cómo logró trabajar de lo que le gusta al punto tal de considerar que no es un trabajo. Por caso, está noche presenta su unipersonal “El trabajo que me dio no trabajar” en el Paseo La Plaza.

¿Por qué llamó así al espectáculo que encabeza desde hace 10 años? “Es un chiste que medio me hago a mí mismo porque hago lo que me gusta y no lo siento como un laburo. Y también para reivindicar a aquel que se levanta a las 7 de la mañana y trabaja 12 horas para tener un mango y mantener una familia, como lo era mi viejo”.

Guillermo tenía 19 años cuando murió su padre, quien por ese entones era jefe en una fábrica. “Me quedó esa cosa del laburo, el sacrificio. Y cuando le pusimos ese nombre, con la producción del espectáculo, fue para reírme de mí, que hago un montón de cosas dignas para no tener que trabajar. Además, porque sé lo que es hacer un trabajo no deseado”, continúa quien durante 10 años -desde sus 18 hasta los 28 años-, se desempeñó como vendedor de golosinas para una empresa: recorría quioscos promocionando el producto.

Hace 20 años que El Pelado López trabaja en los medios: ha hecho radio, televisión y teatro
Hace 20 años que El Pelado López trabaja en los medios: ha hecho radio, televisión y teatro

Al mismo tiempo que comenzó a trabajar como vendedor, se anotó en la escuela de teatro y recibió de actor a los 22. Mientras tanto, seguía prestando sus servicios a la fábrica de golosinas, y también daba sus primeros pasos en el teatro independiente y callejero. Hasta que a sus 28 años consiguió un empleo que le permitiría poder empezar a soñar con seguir su carrera en el rubro del arte: fue clown en el circo del Parque de la Costa durante dos años.

“Ahí empecé a remarla, a hacer conducción de eventos, y era un doble remo porque no me conocía nadie. Después seguí haciendo teatro independiente, televisión. Hasta que llegué a CQC (Caiga Quien Caiga) y mi vida laboral y personal cambió para siempre”, recuerda quien debutó hace 20 años en el histórico programa de Mario Pergolini. “Era espectacular. Podríamos hacer algún chiste que estaba mal para los tiempos que corren hoy, pero le decíamos a los políticos la mayoría de las cosas que otras personas no se animaban”, sostiene quien generó un vínculo y una complicidad que se veía en cámara con personalidades como Adrián Suar, Ricardo Darín o Pablo Echarri.

El reencuentro de Guillermo López y Andy Kusnetzoff luego de su paso por CQC
El reencuentro de Guillermo López y Andy Kusnetzoff luego de su paso por CQC

Del mismo modo, semanas atrás, el conductor aprovechó una oportunidad durante su visita a A la tarde (conducido por Karina Mazzocco) y se disculpó al aire con Flor de la V “porque hubo cosas que no estuvieron bien”. “Habría alguna cuestión que hoy uno se lo replantea y que en ese momento no se da cuenta. Fue una iniciativa mía: aproveché que estaba ahí y se lo dije”, destaca sobre el encuentro que tuvo con la actriz y panelista del ciclo de América.

Por su parte, agrega que al estreno de esta noche (cuyas entradas pueden adquirirse por Plateanet), irá Anamá Ferreira, quien en su momento le cuestionó a Andy Kusnetzoff una actitud durante aquella época. “Se sintió incómoda a veces con nuestros chistes, y no quedó ningún problema. A veces pienso: ‘si me cruzara con tal, ¿le pediría disculpas por algún chiste?’ Me pasó con Flor. Y está bueno cuando sentís que algo no estuvo bien y podés decirlo. Y a partir de ahí se terminó, quedó todo aclarado. Es lo más sano”, reflexiona y recuerda que durante años Gerardo Sofovich no quiso darle notas mientras llevaba el traje puesto y el micrófono de CQC, pero que el productor terminó ofreciéndole trabajo: “Tuvimos una charla muy linda, él entendía que era parte del chiste”.

Guillermo se casó por civil con Nella Ghorghor el 13 de marzo del 2020 y planeaban celebrar su boda con una fiesta y una ceremonia religiosa el 4 de abril de ese mismo año. Sin embargo, la pandemia del coronavirus obligó a la pareja a suspenderla hasta nuevo aviso. “Fue tan linda la celebración que hicimos que no nos quedó la sensación de que nos haya faltado algo. Pero sí queremos hacer algo cuando realmente termine esto y la pandemia sea un mal recuerdo. En ese momento, será más una fiesta de reencuentro”, dice y sueña con poder realizarla el 13 de marzo del 2022, en su segundo aniversario de casados.

Guillermo López el día de su casamiento por civil con Nella Ghorghor (Foto: Gustavo Gavotti)
Guillermo López el día de su casamiento por civil con Nella Ghorghor (Foto: Gustavo Gavotti)

Y si llegara a suceder, Guillermo ya tiene su traje listo. Pero ahora le sumó un detalle que no tenía pensado. “Lo acabo de decidir -aclara mientras realiza esta entrevista telefónica-: el día que me case, voy a tener puesto el calzoncillo de River. ¿Cómo lo voy a comprobar? Puedo mostrar el elástico”.

¿A qué se debe su repentina decisión? Es que el cura que casará a la pareja es fanático del club millonario y el conductor lo conoció en El Monumental aquel 5 de agosto de 2015 cuando el equipo que dirigía Marcelo Gallardo gritó campeón de América. “Recuerdo que volví caminando a casa bajo la lluvia, pero para mí era una lluvia de bendición, de alegría”.

Desde entonces, siguieron en contacto y López le pidió al cura -quien no quiere revelar su identidad- que el día que lo casara llevara la camiseta de River bajo la sotana. Y mientras repasaba esta historia con Teleshow, el conductor se propuso también vestir una prenda con el escudo del club de sus amores.

Fanatismo a flor de piel: El Pelado López es hincha de River y conoció en la cancha al cura que lo casará (Fotos: Instagram)
Fanatismo a flor de piel: El Pelado López es hincha de River y conoció en la cancha al cura que lo casará (Fotos: Instagram)

Guillermo guarda de recuerdo las revistas que eligieron llevar en su portada su casamiento con Nella. “Todavía me sorprendo”, dice quien ve aquellos ejemplares y piensa: “Qué loco que este sea yo”. Es que para El Pelado su vida siempre fue más allá de una tapa de revista o, incluso, las redes sociales. “Siempre manejé la fama como si fuera la vida de otra persona. Es más sano y me sirvió mucho. Si me fue bien así, ¿para qué cambiar ahora?”, dice quien trabaja hace 20 años en el mundo del espectáculo.

Mientras tanto, disfruta de su presente con su unipersonal -que tendrá 8 únicas funciones durante octubre y noviembre-, también del exitoso programa que realiza desde hace 11 años los sábados a la mañana por La 100, y de Santo Sábado, por la pantalla de América. Además, el próximo verano celebrará su temporada número 20 haciendo radio en Pinamar.

“Soy un afortunado de trabajar de lo que me gusta. Todo superó mis expectativas. Si tengo que pedir algo es salud y amor, porque tengo la teoría de que todo lo demás es cartón pintado”, concluye Guillermo El Pelado López destacando su frase de cabecera, aquella que le hizo mantener los pies sobre la tierra cuando comenzó a triunfar en los medios y la que lo ayudó a seguir siendo el mismo que era cuando vendía golosinas en los quioscos. Y el que hoy brilla en el teatro, en la radio y en la televisión. Pero, sin dudas, su mejor versión la tienen su esposa y su familia, quienes lo conocen puertas adentro.

El Pelado López presenta "El trabajo que me dio no trabajar" en el Paseo La Plaza
El Pelado López presenta "El trabajo que me dio no trabajar" en el Paseo La Plaza

SEGUIR LEYENDO: