Alberto Fernández, Axel Kicillof, Santiago Cafiero, Wado de Pedro (Presidencia)
Alberto Fernández, Axel Kicillof, Santiago Cafiero, Wado de Pedro (Presidencia)


Tres horas después de haber llegado a la Casa Rosada, Axel Kicillof se retiró con una reunión pactada que se realizará esta tarde entre la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y su par bonaerense, Sergio Berni.

El encuentro se llevará a cabo en La Plata, lo que deja a las claras que hay un conflicto operativo severo entre ambas conducciones políticas del área, que afectan especialmente a la población del Conurbano, pero también que existe una clara voluntad de resolver. Al respecto, el gobernador se mostró confiado: “Vamos a llegar a un acuerdo”.

En una larga reunión entre el mandatario provincial y el presidente Alberto Fernández se abordaron distintos temas que aquejan el vínculo entre ambas administraciones, desde la negociación por la deuda externa, las limitaciones presupuestarias de Buenos Aires y hasta la postura de los principales referentes del kirchnerismo en torno a la existencia o no de presos políticos.

Sobre el tema más ríspido que lo enfrentó con el Presidente, el gobernador se alineó claramente con la posición del Poder Ejecutivo Nacional. “Aunque no es algo de lo que se haya hablado, es un tema que tiene que decidir la Justicia”, dijo, dando muestras de que el largo encuentro de hoy sirvió para poner paños fríos en el vínculo.

“Hoy voy a tener una reunión con la ministra nacional y seguramente también con Berni para seguir trabajando en la coordinación de las fuerzas federales, que nosotros necesitamos, pero que deben estar coordinadas”, anticipó Kicillof. Y precisó que “la provincia de Buenos Aires es el distrito de más envergadura en un tema sensible como es la seguridad”. Dijo: “Hablamos con total franqueza acerca de qué es lo que necesita la Provincia, y lo vamos a terminar definir con la ministra”.

Sobre el problema de la deuda insistió en que hay “un problema de sustentabilidad" que llevó al gobierno anterior a no poder pagar los compromisos asumidos con sus acreedores. "Son temas delicados que los vamos llevando con la seriedad que requiere”, dijo sin dar demasiados detalles.

Kicillof y Fernández tuvieron una larga reunión, donde lograron ponerse de acuerdo. (Presidencia)
Kicillof y Fernández tuvieron una larga reunión, donde lograron ponerse de acuerdo. (Presidencia)

Ante una pregunta acerca de si reclamó más recursos para la Provincia, Kicillof dijo: “Nosotros necesitamos que se cumpla con las deudas que Nación tiene con la Provincia de estos últimos cuatro años, que fueron muy perjudiciales para Buenos Aires, y eso sí se lo planteé al Presidente y al ministro Guzmán”.

“Tuvimos una reunión de trabajo, repasamos todos los temas de la provincia y la verdad es que fue una reunión muy productiva”, sintetizó Kicillof al término del encuentro, en diálogo con los periodistas, donde se lo notó mucho más distendido de lo que entró. El solo hecho de que haya aceptado hablar con la prensa refleja que se quedó conforme.

Además de Fernández y Kicillof, participó del encuentro el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. En la primera parte también estuvo presente el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro y, solo al final se sumó el ministro de Economía, Martín Guzmán.

La reunión entre el Presidente y el gobernador fue pactada por ambos en una conversación telefónica que tuvieron ayer por la tarde, luego de la tensión que generó la posición del ministro de Seguridad Berni, que le pidió a su par de la Nación que retirara a los 6.500 efectivos de las fuerzas federales que están apostados en el Conurbano, en disconformidad con las políticas laxas en la materia.

Ante la preocupación que se generó en la población, Fernández ordenó que se mantenga la presencia de los efectivos federales y así se lo transmitió a Kicillof en la conversación telefónica. Ambos ratificaron a sus respectivos ministros y sus políticas, y acordaron seguir conversando sobre sus diferencias en forma personal.

Seguí leyendo: