Elisa Carrió pasó por los estudios de InfobaeTV, en donde repasó su extensa trayectoria, habló de la coyuntura, de su futuro en la política, su rol en la Cámara de Diputados, el gobierno de Cambiemos y sobre algunos funcionarios que acompañan a Mauricio Macri en el Gabinete.

Entrevistada por Viviana Canosa, la diputada nacional contó con lujo de detalle el día en el que fundó la coalición gobernante, luego del famoso "desplante" que ella le hizo a Fernando "Pino" Solanas durante un acto de UNEN, el espacio que Carrió supo conformar junto a Victoria Donda, el propio Solanas y Alfonso Prat-Gay, entre otros.

"Le quería dar protagonismo a Pino porque me convencía de que él estaba alto (en las encuestas). Él quería ser el protagonista. Pino es buena persona pero tiene ego. Yo le daba lugar, la última palabra", comenzó la ex candidata a presidente.

Y continuó con la secuencia: "Pino habla de YPF y lo aplaudo. Empieza a hablar y dice 'porque yo que lidero…'. Entonces lo miro, lo estaba aplaudiendo y dije 'este pelotudo'. Lo miro a Lousteau y le digo '¿viste lo que está diciendo este pelotudo?'. Y pienso '¡la política es esto!'".

Entonces, la diputada explicó su maniobra de abandonar la sala: "Una mujer cuando se harta de un hombre agarra la cartera y dice 'me voy y no vuelvo más'. Como me suelo ir a fumar nadie sabía (que se iba). Pero yo tenía claro que tenía que hacer un gesto político en un instante y desarmar todo eso. Me fui a comer pizza. Fue una jugada política que sin palabras hice todo. Rompí". 

Carrió ya sabía que debía armarse otro espacio para vencer al kirchnerismo y que la respuesta era Mauricio Macri. Con esto en mente, una mañana hablaron por teléfono y sellaron el pacto que meses después catapultaría al entonces jefe de Gobierno porteño a la Casa Rosada: "En media hora hicimos sincericidio y en una hora el acuerdo. No tuvo que ver Monzó ni Gabriela (Michetti) ni nadie". 

Su opinión sobre los ministros

La diputada fue consultada sobre los principales miembros del Gabinete y otros funcionarios del Gobierno y respondió con la honestidad brutal que la caracteriza.

Sobre Patricia Bullrich, una de las funcionarias de perfil más alto en los últimos tiempos y de quien se especula que pueda acompañar a Macri en una fórmula presidencial, sostuvo: "Es muy buena pero un día se pasa y cuando se pasa o la frenás o te lleva puesta. Patricia no llegó a lo de Bolsonaro pero yo le tengo miedo a la sociedad esa. La seguridad se consigue con verdad, justicia y con la no violencia. Hay que desarmar las villas".

Asimismo, tuvo elogios para Marcos Peña, con quien se reunió la semana pasada: "Hablo todos los días. Es muy inteligente. A lo mejor se comunica muy al estilo de Durán Barba, pero es inteligente. Lo frena al Presidente y entiende qué es una República. Si se nos va él…es muy importante". 

En cambio, con Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo, fue más tajante: "Lo estoy controlando. Ellos fueron empleados de la corporación. Estoy tratando de que apoyemos a las pymes exportadoras. En esto no está cumpliendo con su palabra. Le traje 500 empresarios, me recorrí el país con mi hijo enfermo, pero Sica no está cumpliendo. Voy a tomar el Ministerio si no me dan bola con las exportaciones de las pymes".

"Con (Guillermo) Dietrich, (Javier) Iguacel y (Mario) Quintana hablo todo el tiempo", resumió.

Al referirse a Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, tampoco tuvo buenas palabras, sobre todo por su rol como mediador en el recinto: "Estoy atada, me embrutecí en el Parlamento. No me voy a morir por estar en ese lugar. Me dan cinco minutos y Monzó no me da la palabra. No me la da porque soy una figura central y acordaba con el PJ no darme la palabra. Yo soy elegida por la República con más votos que él. Si no me da la palabra lo denuncio penalmente. ¿Para qué me voy a quedar? ¿Para que me vete la palabra el presidente de la Cámara que es de Cambiemos?". 

Y, en alusión a la salida de Monzó este año porque no renovará su banca, remató: "La embajada de España es un lindo destino". 

Por supuesto, Carrió también tuvo su opinión sobre Mauricio Macri. Aquí puso el foco en que el mandatario habla poco: "Es ingeniero. Juntate con un ingeniero que hable más de cinco minutos. No tienen recursos lingüísticos. Estudiaron cinco años con matemática. La gente necesita sencillez, lenguaje común. Él tiene decisión contra los poderes corporativos de la Argentina".

FOTOS: Nicolás Stulberg

Infobae agradece a Claudia Muebles y a Fontenla.