Dejó de estudiar Derecho en contra de los anhelos de su padre y terminó colocando la cocina peruana en los ojos del mundo: la historia de Gastón Acurio

Nuestro compatriota eligió el arte culinario con la consigna de posicionar a la cocina peruana en el escenario internacional. Descubre los detalles detrás de la historia de lucha y triunfo de uno de los chefs más distinguidos de Perú.

Compartir
Compartir articulo
Desde las primeras lecciones de cocina hasta convertirse en un referente gastronómico mundial, Gastón Acurio demostró que seguir la pasión puede cambiar no solo una vida sino también enriquecer una cultura. Conoce cómo su empeño posicionó a Perú en el mapa culinario internacional. TikTok: Infomercado

En un entorno donde las presiones de las expectativas tanto familiares como sociales suelen marcar nuestra ruta, optar por nuestra verdadera pasión puede resultar un desafío formidable. Esta fue la encrucijada a la que se enfrentó Gastón Acurio, debatiéndose entre seguir una tradicional carrera en Derecho en Europa, conforme al legado y las tradiciones de su familia, o emprender un camino hacia lo incierto en pos de su verdadera llamada: la cocina.

Criado en una familia donde predominaban la excelencia y la dedicación, Gastón encaró un punto de inflexión crucial que no solo determinaría su futuro personal, sino que también inauguraría un capítulo inédito en el ámbito de la cocina peruana. La decisión de dejar las clases de Derecho para sumergirse en el apasionante universo de los gustos y olores representó no solo una elección profesional, sino un desafío a lo convencional y un voto por la innovación y la identidad cultural de Perú. ¿Cómo consiguió Gastón Acurio convertir este osado giro en un triunfo a nivel internacional? En la siguiente nota, te narramos la cautivante historia de resolución y creatividad.

Los inicios de Gastón Acurio

Gastón Acurio, nacido el 30 de agosto de 1967 en Perú, emergió de una prestigiosa familia. Su padre, Gastón Acurio Velarde, destacó como ingeniero civil y político, mientras que su madre, Jesusa Jaramillo Rázuri, complementaba la dinámica familiar. Criado junto a sus hermanas María Cecilia, María Lucía, María Eugenia y María Beatriz, Gastón Alvaro sería quien tomaría un camino diferente, destinado a dejar una huella imborrable en la gastronomía peruana.

Desde temprana edad, Gastón demostró un vínculo especial con la cocina. Su cocinera, Juana, fue la primera en impartirle lecciones culinarias, según Infomercado.

Su interés se desviaba notablemente de los pasatiempos habituales de la infancia; prefería invertir en un pollo asado antes que en dulces y elegía explorar tiendas de sándwich de jamón en lugar de jugar fútbol con amigos. Esta inclinación precoz señalaba el nacimiento de una figura emblemática en el ámbito culinario de Perú.
Atrévete a explorar la jornada de Gastón Acurio, quien pasó de ser un estudiante de Derecho a un embajador de la cocina peruana, marcando un antes y un después en la gastronomía nacional e internacional y sirviendo de inspiración para futuras generaciones.
(Composición Infobae Perú)
Atrévete a explorar la jornada de Gastón Acurio, quien pasó de ser un estudiante de Derecho a un embajador de la cocina peruana, marcando un antes y un después en la gastronomía nacional e internacional y sirviendo de inspiración para futuras generaciones. (Composición Infobae Perú)

Los desafíos de Gastón en su camino culinario

Al adentrarse en el universo gastronómico, Gastón Acurio se vio confrontado por innumerables obstáculos. Inicialmente, aspirar a una carrera en cocina era mal visto socialmente, lo que llevó a sus padres a decidir enviarlo a España con el fin de estudiar Derecho.

No obstante, el verdadero llamado de Gastón no era el ejercicio de la abogacía. Tras tres años de estudios universitarios, tomó la audaz decisión de abandonar la carrera, lo cual mantuvo en secreto frente a su familia. Este acto marcó el principio de su inquebrantable compromiso por alcanzar sus sueños culinarios, inscribiéndose en una escuela de hostelería convencido de su vocación como cocinero. Con la persistencia que lo caracteriza, Gastón logró trasladarse a París para continuar su formación en la prestigiosa escuela Le Cordon Bleu.

Optando por la pasión antes que por la tradición, Gastón Acurio dejó una carrera en Derecho y se embarcó en una aventura culinaria en Le Cordon Blue.
Foto: Le Cordon Blue
Optando por la pasión antes que por la tradición, Gastón Acurio dejó una carrera en Derecho y se embarcó en una aventura culinaria en Le Cordon Blue. Foto: Le Cordon Blue

Encuentro y aventura culinaria de Gastón Acurio y Astrid Gutsche

Mientras Gastón Acurio cursaba sus estudios en París, conoció a Astrid Gutsche, quien había tomado una decisión igualmente audaz: dejar sus estudios en medicina para dedicarse por completo al mundo de la repostería. Este encuentro no solo marcó el comienzo de una relación amorosa que perdura hasta el día de hoy, sino también el inicio de una fructífera colaboración culinaria.

Después de recorrer diversos establecimientos en París, donde enriquecieron su experiencia en el proceso, la pareja decidió regresar a Perú. Fue entonces, según relata Infomercado, cuando Gastón y Astrid decidieron emprender su primera gran aventura conjunta en el rubro gastronómico: la apertura del restaurante “Astrid y Gastón”. Inicialmente, este espacio se distinguió por su oferta de platos de la cocina francesa; no obstante, con el paso del tiempo, decidieron dar un giro hacia las raíces peruanas, por lo que incorporaron platos e ingredientes locales a su menú.

Gastón Acurio y su esposa Astrid Gutsche posan en una foto grupal y otra en una sesión de pareja | Foto: Instagram /Gastón Acurio
Gastón Acurio y su esposa Astrid Gutsche posan en una foto grupal y otra en una sesión de pareja | Foto: Instagram /Gastón Acurio

Un emblema de la gastronomía peruana

Gradualmente, Gastón Acurio se fue consolidando como un ícono dentro del panorama gastronómico peruano. Así, tras aparecer programas de televisión nacionales tales como ‘Astrid y Gastón’, ‘Aventura Culinaria’, y ‘Más Rico’, su figura se asoció indisolublemente con la cocina de Perú. Este reconocimiento no solo elevó su perfil profesional, sino que también lo estableció como un modelo a seguir para las nuevas generaciones interesadas en el campo culinario.

Más allá de su presencia en medios, Gastón ha ejercido un impacto considerable en la formación culinaria y el desarrollo gastronómico del país, desde asesorar empresas hasta su labor ad honórem como profesor en escuelas públicas de cocina. Su compromiso con la accesibilidad a la educación gastronómica se manifestó en la creación de una escuela gratuita de cocina en una zona desfavorecida de Lima. Con ello, reafirmó su misión de servir a su país a través de la gastronomía.

La empatía y carisma de Gastón lograron crear una conexión especial con el público peruano, al punto de que fue considerado como posible candidato presidencial. No obstante, su compromiso estaba claro: contribuir a Perú mediante la gastronomía, razón por la cual declinó tal propuesta.

infobae

En la actualidad, Gastón Acurio preside Acurio Restaurantes, un conglomerado empresarial con presencia global que incluye 59 empresas distribuidas a lo largo de diversas regiones, consolidando así su influencia más allá de las fronteras peruanas. Su asociación con Abraaj Group, un fondo de capital de riesgo con sede en Dubai y operaciones en Latinoamérica, África, Oriente Medio, y Asia, subraya la expansión de su visión empresarial.

Así, Gastón Acurio no solo ha logrado posicionar la gastronomía peruana como una de las más apreciadas a nivel mundial, sino que también ha sido fundamental en el fomento de una cultura culinaria que trasciende los límites de su país. Su labor ha preparado el terreno para que futuros talentos gastronómicos peruanos sigan sus pasos, contribuyendo a la continuación de un legado que va más allá de los sabores y se adentra en el corazón de la identidad peruana. Sin duda, la historia de Acurio es una fuente de inspiración para todos aquellos que sueñan con dejar una huella imborrable en el mundo a través de la pasión por la cocina.

¿Cuántos restaurantes tiene Gastón Acurio?

El reconocido chef Gastón Acurio, figura emblemática de la gastronomía peruana a nivel mundial, ha logrado expandir su visión culinaria más allá de las fronteras de su país. A través de la creación y administración de una serie de establecimientos gastronómicos, ha llevado el sabor y la riqueza de la cocina peruana a diversas partes del mundo.

En la actualidad, el conglomerado de Acurio Restaurantes se compone de 10 marcas que suman un total de 59 restaurantes situados en América Latina, América del Norte, Europa y Oriente Medio. Entre sus propuestas más notables se encuentran La Mar, Tanta, Astrid & Gastón, Yakumanka y Barra Chalaca, entre otros, destacando por su autenticidad y por ser embajadores de la cultura culinaria peruana a nivel global.

Una de las mejores recetas de Gastón Acurio. (Andina)
Una de las mejores recetas de Gastón Acurio. (Andina)

Los primeros galardones de Gastón Acurio

Gastón Acurio es indiscutiblemente uno de los chefs más influyentes en la escena gastronómica internacional. Desde sus inicios, Acurio ha abrazado la diversidad culinaria del Perú, elevándola a niveles de excelencia y sofisticación que le han ganado el reconocimiento mundial. A través de su emblemático restaurante Astrid y Gastón, fundado junto a su esposa Astrid Gutsche, nuestro compatriota ha reinterpretado platos tradicionales peruanos con técnicas modernas y una presentación innovadora, lo que ha contribuido a colocar la gastronomía peruana en el mapa global.

En su vasta trayectoria como chef, Acurio ha sido honrado con múltiples premios, consolidando su posición como uno de los principales impulsores de la cocina peruana en el ámbito global. Entre sus primeros galardones se encuentra el reconocimiento de su restaurante Astrid & Gastón como el mejor restaurante de Perú en el año 2000, un temprano indicativo de su influencia transformadora en la escena culinaria nacional.

Su visión emprendedora trascendió las fronteras, siendo nombrado “Emprendedor de América Latina” en 2006 por la revista América Economía, un reflejo de su impacto no solo en la gastronomía sino en el entorno empresarial de la región. En el mismo año, la asociación empresarial privada IPAE lo reconoció como “Empresario del año”, elogiando su habilidad para fusionar éxito empresarial con pasión culinaria.