El trigo podría aportar dólares frescos a la economía en los próximos meses. Ya se anotaron exportaciones por casi 6 millones de toneladas, generando un ingreso de divisas por más de 1.300 millones de dólares (AFP)
El trigo podría aportar dólares frescos a la economía en los próximos meses. Ya se anotaron exportaciones por casi 6 millones de toneladas, generando un ingreso de divisas por más de 1.300 millones de dólares (AFP)

Esta semana, según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, comenzó la cosecha de trigo en zonas del NEA y NOA. Se aguarda tener en los próximos días más precisiones sobre el impacto que ha provocado en el área sembrada las condiciones climáticas de las últimas semanas, con un combo de falta de precipitaciones, heladas tardías y luego lluvias con caída de granizo.

La Bolsa de Comercio de Rosario, ante esta situación climática, recortó en dos millones de toneladas su estimación de cosecha, para ubicarla en 19 millones de toneladas.

El trigo, se ha convertido en un cultivo trascendental para aportarle dólares frescos a la economía en la parte final de este año y comienzos del 2019.

Emilce Terré, economista de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), elaboró un informe donde en el mismo sostiene que al 10 de octubre las exportadoras ya han comprometido despachos de trigo nuevo al exterior por un total de 5.900.000 toneladas. La especialista, teniendo en cuenta un valor estimado promedio vigente a la fecha de registro de cada declaración jurada de venta al exterior para el mes de embarque pactado, sostiene que esa cantidad de toneladas permitirían ingresar más de 1.300 millones de dólares.

Por otro lado, del total de las toneladas anotadas para exportación, el 85% se ha pactado para el trimestre diciembre 2018 a febrero de 2019, por lo que en ese período la liquidación de divisas alcanzaría los 1.106 millones de dólares.

El informe de Terré también muestra que de confirmarse la estimación de producción total en 19 millones de toneladas, y en un escenario de muy buenas perspectivas para la demanda internacional frente a la caída de los stocks en los principales abastecedores mundiales del cereal, las exportaciones totales de nuestro país podrían llegar a los 12.600.000 toneladas, un 5% de aumento en relación a la campaña anterior, pero todavía por debajo del record histórico de 12.800.000 toneladas que se alcanzó en el ciclo 2016/17.