Se realizaron múltiples allanamientos en Argentina, España y Estados Unidos en el marco de una investigación por tráfico de armas. Sólo en el país hubo 17 personas detenidas y se secuestraron más de 2.500 armas cortas y largas, explosivos y granadas además de documentación y dinero según fuentes del expediente. Entre lo incautado también se encontró un cañón antiaéreo.