Caracas cumple 454 años en medio del caos: apagones, escasez de agua y un alarmante crecimiento de las pandillas

La capital de Venezuela atraviesa una ola de violencia sin precedentes y sufre el inocultable deterioro de los servicios públicos producto de la mala administración chavista

Vista del barrio Cota 905, donde en las últimas semanas hubo enfrentamientos entre bandas criminales y policías (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)
Vista del barrio Cota 905, donde en las últimas semanas hubo enfrentamientos entre bandas criminales y policías (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)

Este domingo 25 de julio Caracas cumple 454 años. Sin embargo, los caraqueños no tienen muchos motivos para celebrar: el aniversario llega en momentos en que la capital de Venezuela atraviesa una ola de violencia sin precedentes y sufre un deterioro de los servicios públicos cada vez más dramático.

Calles violentas

En las últimas semanas los tiroteos entre bandas criminales y policías han paralizado la vida cotidiana en buena parte de la capital

A mediados de julio, para mostrar que intenta controlar la dramática situación que se vive en la capital venezolana, la dictadura que conduce Nicolás Maduro desplegó un gran operativo en la barriada de la Cota 905 y los sectores de La Vega, Santa Rosalía, El Paraíso, San Juan y El Valle.

El régimen intentó con poco éxito detener el avance de bandas criminales cada vez más poderosas. Entre estas están la de Carlos Luis Revete, alias “el Koki”; Garbis Ochoa Ruiz, alias “el Galvis”, y Carlos Calderón Martínez, alias “el Vampi”, todos ellos acusados de asesinato.

La recompensa por "El Koki"
La recompensa por "El Koki"

En medio de los enfrentamientos, varios medios de comunicación locales han publicado que distintos vecinos y comerciantes han resultado heridos por balas perdidas.

La vida de los vecinos está “paralizada” y “algo tan sencillo como ir a botar la basura” no pueden hacerlo, dijo a EFE un habitante del barrio de Santa Rosalía, en el oeste de la capital. “Lo que hay en mí es incertidumbre porque no se qué va a pasar”, dijo el joven, que destacó que evita caminar cerca de las ventanas de su apartamento por temor a una bala perdida, especialmente en “la habitación principal (que) da para la calle”.

Una trinchera destruida junto a una garita utilizada como puesto de control por la banda criminal de El Koki, en el barrio de la Cota 905 en Caracas, Venezuela. Foto tomada el 14 de julio de 2021. REUTERS/Leonardo Fernández Viloria
Una trinchera destruida junto a una garita utilizada como puesto de control por la banda criminal de El Koki, en el barrio de la Cota 905 en Caracas, Venezuela. Foto tomada el 14 de julio de 2021. REUTERS/Leonardo Fernández Viloria

De acuerdo al último informe del Observatorio Venezolano de Violencia, Caracas mantiene uno de los primeros lugares como una de las ciudades más violentas de Venezuela con una tasa de 52,8 muertes violentas por cada mil habitantes.

Servicios públicos deteriorados

Caracas también sufre constantes fallos en los servicios públicos, sobre todo en lo que respecta el suministro de agua. En distintos sectores de la capital de Venezuela, los caraqueños protestan, constantemente, por la escasez de agua potable que se puede prolongar durante días, semanas y hasta meses.

De acuerdo a cálculos de Monitor Ciudad, los caraqueños reciben de promedio unas 56 horas de agua de las 168 horas que tiene la semana, es decir, que el 65 % del tiempo están sin el servicio. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que una persona requiere 100 litros de agua al día para satisfacer sus necesidades.

Fotografía del 11 de febrero del 2021 donde se observa a una mujer lavar utensilios de cocina en una quebrada de agua, en Caracas (Venezuela). (EFE/ Miguel Gutiérrez)
Fotografía del 11 de febrero del 2021 donde se observa a una mujer lavar utensilios de cocina en una quebrada de agua, en Caracas (Venezuela). (EFE/ Miguel Gutiérrez)

Según indicó a EFE el ingeniero civil y ex presidente de Hidrocapital José María De Viana, el sistema está funcionando a una fracción de su capacidad instalada. Hace 20 años se recibían 20.000 litros por segundo y actualmente solo se reciben 12.000 litros por segundo, lo que representa un déficit de 40%.

La falta de agua en Caracas desde hace algunos años han provocado que sus habitantes busquen soluciones independientes como buscar agua en embalses naturales o perforar pozos profundos para que el agua vuelva a salir por el grifo. Una solución coyuntural y con riesgos, ya que no siempre el agua que se encuentra es óptima para el consumo.

Trabajadores fueron registrados al operar un taladro para perforar un pozo de agua en una avenida de Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez
Trabajadores fueron registrados al operar un taladro para perforar un pozo de agua en una avenida de Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

“En este sector, los vecinos diariamente tienen que ir a cargar agua en un manantial natural. Se encuentra en la parte baja del barrio. Para poder tener agua la gente tiene que bajar con los tobos, hacer una enorme cola para llenar los envases. En total, una persona tiene que bajar y subir mil escalones por cada viaje. Es un esfuerzo físico que no pueden realizar los adultos mayores”, contó al diario El Estímulo, Carlos Reina, un vecino de la parroquia Sucre de Catia, ubicada en el oeste de Caracas.

Los expertos aseguraron que el Estado venezolano no ha hecho mantenimiento y renovaciones en los sistemas de distribución de agua de la ciudad, no se están operando correctamente y además se suman los constantes fallos eléctricos.

En junio una falla eléctrica deja sin luz gran parte de Caracas y varios estados del país. En septiembre del año pasado, otro gran apagón dejó sin luz buena parte de la capital y de los estados vecinos. En aquella ocasión, el suministro de energía no se normalizó en algunos sectores de la capital durante casi tres días.

El pésimo servicio eléctrico afecta, entre otras cosas, el funcionamiento del Metro, el comercio y el agua potable corriente. Frente a esto aumentan las protestas de la población.

Un hombre camina en la calle durante un apagón, en Caracas (Venezuela). EFE/Rayner Peña/Archivo
Un hombre camina en la calle durante un apagón, en Caracas (Venezuela). EFE/Rayner Peña/Archivo

“Los vecinos organizados, no solo del Norte de Caracas, sino de toda la ciudad, hemos hecho un frente común para exigir servicio públicos de calidad. Especialmente, en las área de electricidad, telefonía fija y móvil, distribución de agua potable y recolección de desechos sólidos. Utilizamos las protestas como mecanismos defensa”, dijo a El Estímulo Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas.

Sistema de salud afectado

Los problemas a los servicios también afectan el sistema de salud de la ciudad. En Caracas hay 16 hospitales y también una red de Clínicas Populares, ubicadas en Catia, El Paraíso, El Valle y Caricuao. También suma unos 75 u 80 ambulatorios y los módulos de la Misión Barrio Adentro, según explicó al mismo medio Pablo Zambrano, presidente de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fretrasalud).

Personal médico espera para recibir una vacuna contra la covid-19 el 26 de marzo de 2021, durante una jornada de vacunación de personal médico en el Hospital Ana Francisca Pérez de León II, en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo
Personal médico espera para recibir una vacuna contra la covid-19 el 26 de marzo de 2021, durante una jornada de vacunación de personal médico en el Hospital Ana Francisca Pérez de León II, en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo

Pero el servicio está lejos de ser de calidad. “De todo esa estructura de salud que existe en caracas, solo 20% presta un servicio de calidad”, denunció el experto. “El resto tiene graves fallas tanto de los servicios públicos, como es el agua y la electricidad, y también falta de equipos, insumos y personal. No se hacen reparaciones de infraestructura, y en estos tiempos de pandemia, no hay equipos de protección contra el covid-19”.

Y como si las evidencias de la pésima gestión chavista no fueran suficiente, la dictadura chavista persigue a los opositores en cada rincón de la capital venezolana.

SEGUIR LEYENDO: