El régimen de Maduro amenazó a Colombia con una “reacción contundente” tras incidentes en la frontera

La cancillería colombiana mostró su preocupación luego de que más de 3.000 personas llegaran al país cafetero huyendo de los combates entre la Fuerza Armada de Venezuela y una facción de las FARC

Sembrado minas antipersonales en el estado de Apure. EFE/Ricardo Maldonado Rozo/Archivo
Sembrado minas antipersonales en el estado de Apure. EFE/Ricardo Maldonado Rozo/Archivo

El régimen de Nicolás Maduro amenazó este miércoles a Colombia con el uso de la fuerza luego de culpar al país vecino de una supuesta complicidad con una facción disidente de la extinta guerrilla de las FARC que libra combates desde el fin de semana con la Fuerza Armada de Venezuela.

“La República Bolivariana de Venezuela garantizará de manera efectiva la paz dentro del territorio nacional y ratifica que cualquier intento de violación a la integridad territorial de Venezuela, bien sea convencional o encubierto, por parte de cualquier organización armada, sea esta regular o irregular, tendrá una reacción contundente”, escribió la cancillería en comunicado.

Las acusaciones de la dictadura chavista carecen de fundamento. Lo que es cierto que es desde el fin de semana más de 3.000 personas han llegado a Colombia huyendo de los combates en Venezuela.

Según el representante de Guaidó en Colombia, Tomás Guanipa, los choques del fin de semana fueron consecuencia del ataque que ordenó Maduro contra una facción disidente que lucha contra la que supuestamente apoya su gobierno.

“Maduro no está combatiendo el terrorismo, está cumpliendo la línea de sus aliados más pesados (...), pues según la información que manejamos son quienes le pidieron atacar a los disidentes que ellos no han podido controlar”, señaló.

Las FARC retomaron el control de territorios en Venezuela
Las FARC retomaron el control de territorios en Venezuela

Desde el domingo en la madrugada hemos empezado a presenciar en el municipio de Arauquita (noreste) un desplazamiento masivo de población huyendo (...) de los bombardeos que se han dado al otro lado de la frontera”, dijo Lucas Gómez, delegado presidencial para el control de las fronteras.

“El día lunes festivo ya teníamos alrededor de unas mil personas y ayer se incrementó y llegamos a una cifra de 3.100”, añadió a Blu Radio.

Por su parte, el ministerios de Relaciones Exteriores de Colombia expresó su preocupación por los “graves efectos humanitarios sobre la sociedad civil en el estado Apure (Venezuela)”, consecuencia de los enfrentamientos armados.

El régimen de Maduro rechazó estas declaraciones por parte de la cancillería colombiana y culpó al Gobierno de Duque de abandonar las fronteras y de dar un supuesto consentimiento tácito a las actuaciones de las facciones de FARC. Sin embargo, los hechos demuestran que estos grupos armados se refugian en Venezuela al ser perseguidos y atacados por el Ejército de Colombia.

Venezolanos residentes del municipio José Antonio Páez, en el estado de Apure, llegaron hasta Arauquita (Colombia). Foto: DANIEL FERNANDO MARTÍNEZ /AFP
Venezolanos residentes del municipio José Antonio Páez, en el estado de Apure, llegaron hasta Arauquita (Colombia). Foto: DANIEL FERNANDO MARTÍNEZ /AFP

De acuerdo con las autoridades colombianas, el éxodo podría aumentar, pues en la noche del martes “hubo grandes enfrentamientos entre lo que puede ser un batallón de la guardia venezolana y disidencias de las FARC” que se apartaron del acuerdo de paz firmado en 2016.

La Defensoría del Pueblo (Ombudsman) indicó que entre los desplazados hay por lo menos 858 menores de edad, 134 mayores de 60 años y 52 mujeres embarazadas.

Colombia habilitó espacios deportivos y dispuso 500 carpas para recibirlos, pero hizo un llamado a la comunidad internacional para apoyar la acogida de estas personas.

El Gobierno de Iván Duque acusa a Maduro de dar refugio y proteger en su territorio a guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y disidentes, lo que Caracas niega.

“El hecho de brindarle acogida a bandidos finalmente en algún momento puede convertirse en un problema grande. Creo que están viviendo las dificultades de tener en su territorio a esas estructuras que se han lucrado y que llevan años de impunidad en Venezuela”, señaló el responsable de fronteras.

Con información de AFP

SEGUIR LEYENDO: