El racionamiento de combustible ordenado por el régimen de Maduro profundiza aún más la crisis económica en Venezuela

Aunque la dictadura lo niegue, Bloomberg reveló que 950 de las 1.570 gasolineras del país han sido cerradas o están operando en un horario muy limitado


Un mural de PDVSA en una pared en Caracas.
Un mural de PDVSA en una pared en Caracas.

Venezuela está volviendo a cerrar las gasolineras en todo el país a medida que se agudiza la escasez crónica de combustible debido a las refinerías en mal estado y a las sanciones que limitan las importaciones en el país.

La compañía petrolera estatal Petróleos de Venezuela S.A. está racionando combustible en todo el país, según una persona familiarizada con el asunto, que pidió no ser identificada porque la información no es pública. La medida es en parte el resultado de que dos de las mayores refinerías del país sufrieron graves averías en las últimas semanas en medio de las severas sanciones del gobierno de EE.UU. que prohibían la venta de gasolina al país.

La escasez se ha profundizado desde que Irán envió cinco buques cisterna cargados de combustible en mayo y junio a Venezuela, lo que provocó que las autoridades estadounidenses emitieran advertencias a Teherán. Desde entonces no se han recibido más envíos. Irán también envió técnicos para ayudar a mejorar la fiabilidad de las refinerías del país, lo que ha tenido poco éxito. Un portavoz de PDVSA se negó a hacer comentarios

Venezuela ha vuelto a donde estaba en marzo, cuando los residentes de Caracas, que suelen ser los últimos en sufrir escasez de combustible, hacían cola durante días o pagaban hasta 4 dólares por litro para llenar sus coches en el mercado negro. Unas 950 de 1.570 gasolineras han sido cerradas o están operando en un horario muy limitado, según una persona con conocimiento de la situación, que también pidió no ser identificada porque la información no es pública.

Personas con vehículos esperan en fila en un intento de rcargar combustible en una estación de servicio de la compañía petrolera estatal PDVSA en Maracaibo.(Foto de archivo-Reuters)
Personas con vehículos esperan en fila en un intento de rcargar combustible en una estación de servicio de la compañía petrolera estatal PDVSA en Maracaibo.(Foto de archivo-Reuters)

Las filas se están formando a pesar de la cuarentena de casi cinco meses que ha limitado gravemente el transporte en todo el país.

El transporte público casi ha desaparecido y los trabajadores caminan incluso docenas de kilómetros para llegar a sus puestos de trabajo. La situación también presenta una crisis logística, con el 90% de los bienes comerciales que dependen del transporte por carretera para moverse por el país.

“Nuestros servicios de transporte de carga se han ralentizado debido al menor suministro de diesel en las estaciones de combustible de cinco estados”, dijo Jonathan Durvelle, jefe de la cámara de transporte de carga de Puerto Cabello, el mayor puerto de Venezuela. Unos 3.000 camiones de carga afiliados ahora hacen cola durante 12 horas, lo que afecta a la entrega puntual de las mercancías y eleva los costos.

Imagen de archivo del enfermero José Bueno esperando en una fila para obtener gasolina en una estación de combistibles de PDVSA en Caracas, Venezuela, Abril 7, 2020. REUTERS/Manaure Quintero
Imagen de archivo del enfermero José Bueno esperando en una fila para obtener gasolina en una estación de combistibles de PDVSA en Caracas, Venezuela, Abril 7, 2020. REUTERS/Manaure Quintero

Manolo Ferraz, un agricultor de Bailadores en la región andina del país, está corriendo con pérdidas. “He tirado los cultivos de col, pimiento y zanahoria por falta de gasolina para trasladarlos a los centros de distribución”, dijo Ferraz. “He tenido que vender vacas lecheras a los mataderos”. La región produce el 85% de las verduras del país, según la federación de agricultores Fedeagro.

Hace tres años, tres o cuatro camiones por día solían transportar los productos a las áreas de distribución en el centro del país, a una distancia de 480 kilómetros . Ahora, sólo dos o tres vienen por semana, según Ferraz.

Con información de Blomberg

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

“Temo por su vida”: la espantosa incertidumbre de la madre de un preso político venezolano ante los casos de Covid-19 en la Dirección de Inteligencia Militar

Cuál es la nueva estrategia del régimen de Maduro para evitar las sanciones de Estados Unidos al comercio de petróleo



MAS NOTICIAS