Imagen de archivo del legislador venezolano Gilber Caro hablando durante una entrevista con Reuters en Caracas, Venezuela. 12 de junio, 2018 en una captura de pantalla de un video. REUTERS TV/ via REUTERS
Imagen de archivo del legislador venezolano Gilber Caro hablando durante una entrevista con Reuters en Caracas, Venezuela. 12 de junio, 2018 en una captura de pantalla de un video. REUTERS TV/ via REUTERS

El hostigamiento y la persecución contra opositores en Venezuela continúa. Este viernes, el régimen de Nicolás Maduro detuvo a Gilber Caro, diputado por el estado de Miranda y dirigente de Voluntad Popular (VP), seis meses después de ser liberado de un encierro de 51 días en el que no pesó sobre él ninguna acusación formal.

Así lo informaron distintas fuentes opositoras, quienes denunciaron que Caro fue “secuestrado” por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en los alrededores de La Florida, en Caracas.

Según informó Voluntad Popular a través de su cuenta de Twitter, su detención es una acción ilegal debido a que Caro cuenta con inmunidad parlamentaria.

“No cabe duda de que este nuevo atropello es parte de la Operación Alacrán articulada por el régimen para intentar desmembrar el Parlamento y entorpecer la reelección del presidente Juan Guaidó el 5 de enero”, continúa la denuncia.

Precisamente este mismo viernes la Asamblea Nacional acusó en un comunicado al Gobierno de “la compra de las conciencias” de algunos diputados que “han traicionado a sus electores y pretenden incorporarse en las sesiones del Parlamento e impedir que los diputados perseguidos puedan ejercer su derecho al voto, en evidente coordinación con el régimen usurpador”.

Según desvelan, los diputados José Gregorio Noriega, Luis Parra, José Brito, Adolfo Superlano y Conrado Pérez, así como los suplentes Leandro Domínguez y Jesús Gabriel Peña han vendido su voto en lo que denominan “Operación Alacrán”, por lo que consideran que han traicionado “la causa de la libertad” de Venezuela y su pueblo.

Unas horas después de la denuncia de su detención, el dirigente opositor Leopoldo López se refirió al episodio en su cuenta de Twitter: “¡Maduro eres un cobarde! Como no tienes el apoyo del pueblo y no tienes los votos en la AN, mandas a tus esbirros a meter preso a los diputados que no pudiste comprar como nuestro hermano Gilber Caro. Tus acciones desesperadas no van a quebrar nuestra voluntad ni la del pueblo”.

También se expresó el presidente encargado, Juan Guaidó: usto en la semana en que la Asamblea Nacional demostró más fuerza y unión que nunca en una sólida mayoría, hoy Nicolás Maduro ordena el secuestro del diputado Gilber Caro. Venezuela: prestemos atención a las contradicciones de la dictadura, que da muestras de extravío político", indica el mensaje.

En mayo pasado, Caro había sido secuestrado por agentes del Sebin y llevado -sin orden judicial- a su sede en el centro de la capital venezolana, donde estuvo detenido cerca de un mes y medio.

Con esta detención, es la tercera vez que el Palacio de Miraflores viola la inmunidad parlamentaria de Caro. Anteriormente lo había detenido entre enero de 2017 y junio de 2018. Luego de ser detenido en enero de 2017, Caro no fue presentado ante un tribunal hasta 4 meses y 20 días después de su detención, tiempo en que “se le prohibieron las visitas” y “estuvo sometido a aislamiento”, según Amnistía Internacional. Entonces, el diputado sobrevivió a una dura huelga de hambre pero salió muy desmejorado de la prisión en junio de 2018.

Gilber Caro
Gilber Caro

El 20 de junio pasado, Caro se había entrevistado con Michelle Bachelet, con motivo de la visita en Venezuela de la alta comisionada por los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. En ese momento, el opositor había denunciado las más de 700 detenciones arbitrarias por parte del chavismo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: