La Guardia NAcional Bolivariana custodia una estación de servicio
La Guardia NAcional Bolivariana custodia una estación de servicio

A partir de este lunes 3 de junio comenzó el racionamiento de gasolina en Bolívar y Monagas. Según detalló El Nacional, el 1 de junio la gobernadora de Monagas, Yelitza Santaella, afirmó que en el estado hay suficiente combustible para los usuarios, a pesar de que hay todavía largas colas para adquirirlo. De acuerdo al periódico, en Maturín hay que hacer colas kilométricas para surtir los vehículos.

Santaella detalló que los lunes se atenderá a los usuarios cuyas placas de automóvil terminen en los números 0, 2, 4, 6 y 8. Y los martes, los que terminen en 1, 3, 5, 7 y 9.

"Los miércoles nuevamente tienen el turno de cargar combustible los vehículos con placas terminadas en números pares; jueves, impares; viernes, números pares; sábado, impares. El domingo será libre, es decir, ninguna estación de servicio debe regirse por el número de placas", explicó.

Se agrava la escasez de gasolina en Venezuela
Se agrava la escasez de gasolina en Venezuela

En el estado Bolívar, los días lunes, miércoles y viernes podrán recargar combustible aquellos vehículos cuya placa terminen en número par. Y los que tengan impares podrán hacerlo los días martes, jueves y sábado.

De hecho, la Guardia Nacional Bolivariana ya controla Vargas, Zulia, Táchira, Lara, Barinas, Falcón y Monagas.

Desde hace semanas, la escasez de combustible en estaciones de servicio en varias zonas del país ha obligado a los automovilistas a hacer colas de hasta varios días para llenar el tanque.

En estados como Táchira (oeste) o Bolívar (sur), la falta de gasolina ha llevado incluso a la suspensión de clases o ha dejado bancos sin efectivo, por el impacto en el transporte de valores.

El pasado 28 de abril empezó a regir un embargo estadounidense sobre el petróleo venezolano, fuente de 96% de los ingresos del país con las mayores reservas de crudo, pero sumido en la peor crisis de su historia contemporánea.

Según analistas, las sanciones dificultan la compra de gasolina a empresas estadounidenses, de las que Venezuela adquiere parte de las naftas que compra en el exterior para suplir su déficit de refinación interna. Ese bache, de unos 100.000 barriles diarios, de acuerdo con legisladores opositores, impacta en el suministro.

Los especialistas aseguran que el colapso de la industria petrolera venezolana, cuya producción se ha derrumbado a sus peores niveles en décadas, es producto de la mala gestión, la falta de inversión y la corrupción en PDVSA.

Rafael Quiróz Serrano, economista y experto petrolero, explicó que los niveles actuales de producción de gasolina no permiten cubrir la totalidad de las 1.765 estaciones de servicio en el país, que cuenta con un parque automotor de cerca de 5 millones de vehículos, de los que 1,7 millones no circulan por falta de repuestos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: