Donald Trump (AP)
Donald Trump (AP)

Estados Unidos está "consternado y preocupado" porque "el gobierno de Venezuela siga arrestando y encarcelando" a ciudadanos "por sus convicciones políticas" y pide la liberación de los "más de 100" que están en prisión, entre ellos el líder opositor Leopoldo López, quien hoy cumple tres años en la cárcel.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ya pidió la liberación de López este miércoles tras reunirse con su esposa, Lilian Tintori, en la Casa Blanca, dos días después de que su Gobierno impusiera sanciones económicas al vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, por presunto narcotráfico.

El vicepresidente de Venezuela, acusado de narcotráfico (Reuters)
El vicepresidente de Venezuela, acusado de narcotráfico (Reuters)

EEUU está "consternado" no solo por "los presos políticos" sino también por otras acciones tomadas por el gobierno de Venezuela "para criminalizar el disentimiento y negar a sus ciudadanos los beneficios de la democracia", según un comunicado del Departamento de Estado.

Así, el gobierno de EEUU llamó "a la inmediata liberación de todos los presos de conciencia", pero también al "respeto del Estado de derecho", "la libertad de prensa", "la separación de los poderes constitucionales" y "la restauración de un proceso democrático que refleje la voluntad del pueblo de Venezuela", sin precisar más al respecto.

Este es el comunicado del Departamento de Estado de EEUU
Este es el comunicado del Departamento de Estado de EEUU

En la nota, EEUU cita algunos "presos políticos": el fundador de Voluntad Popular (VP) Leopoldo López, el ex alcalde de Caracas Antonio Ledezma y el ex alcalde de San Cristóbal Daniel Ceballos, así como "muchos otros estudiantes, activistas, periodistas y manifestantes pacíficos".

Este comunicado del vocero interino del Departamento de Estado, Mark Toner, es el tercer paso significativo del gobierno de Trump en solo una semana sobre su política hacia Venezuela.

El Aissami, al que impuso sanciones económicas el lunes, es el cargo más alto del gobierno venezolano sancionado por Estados Unidos, una decisión que el Ejecutivo de Nicolás Maduro consideró "inaudita e infame", así como una "miserable agresión".

El miércoles, Trump irritó de nuevo a Caracas al pedir la liberación de López tras reunirse con Tintori en la Casa Blanca.

Trump, que durante su campaña dio escasas pistas sobre su política hacia Venezuela, ha hablado de la situación en la nación petrolera en los últimos días, por separado, con los presidentes de Perú, Colombia y Argentina, según las informaciones oficiales sobre sus llamadas telefónicas.