Qué incluye el plan de estímulo de 1,9 billones de dólares de Joe Biden

El presidente electo está desplegando un gran paquete de rescate para ayudar a combatir el virus y aliviar el daño económico que ha causado

Joe Biden (Reuters)
Joe Biden (Reuters)

El gobierno entrante de Joe Biden dio a conocer el jueves un plan de estímulo de 1,9 billones de dólares que ofrece una lista de medidas de gasto ideales destinadas a ayudar tanto a la gente como a la economía a recuperarse de la pandemia del coronavirus, que incluye tanto ayuda estatal y local y prestaciones por desempleo más generosas como vacunaciones masivas.

A continuación, repasamos algunas de las disposiciones más importantes, cómo funcionarían y lo que podrían significar para la economía estadounidense mientras lucha a través de un invierno de aumento de casos de coronavirus, así como cierres parciales estatales y locales.

Pongamos la cifra del encabezado en contexto

Esa cifra de 1,9 billones de dólares es mucho dinero, por decir lo menos. El Congreso aprobó un programa de ayuda de 900.000 millones de dólares en diciembre y su paquete en marzo fue también de unos 2 billones. A modo de comparación, el paquete de gastos para la gran crisis financiera —la Ley de reinversión y recuperación de Estados Unidos de 2009— alcanzó alrededor de 800.000 millones de dólares.

El gobierno tiene en mente cheques por 1.400 dólares

El presidente electo Joe Biden está tratando de cumplir la promesa de los demócratas de enviar más dinero a los hogares en forma de cheques únicos. Su propuesta enviaría 1400 dólares por persona para aquellos que están por debajo de ciertos umbrales de ingresos, para completar los 600 dólares de los cheques que fueron parte del paquete de ayuda de diciembre.

También quiere un suplemento de seguro de desempleo de 400 dólares a la semana

Biden le está pidiendo al Congreso que extienda los programas de seguro del desempleo de emergencia hasta fines de septiembre —los cuales expiran a mediados de marzo— mientras que proporciona “un suplemento de seguro de desempleo de 400 dólares por semana para ayudar a los trabajadores más afectados”.

Fila afuera de un Kentucky Career Center para buscar ayuda con sus solicitudes de subisidios por desempleo en Frankfort, Kentucky (Reuters)
Fila afuera de un Kentucky Career Center para buscar ayuda con sus solicitudes de subisidios por desempleo en Frankfort, Kentucky (Reuters)

Esa cantidad es más alta que la que los legisladores incluyeron en el estímulo de diciembre, que proporcionó un suplemento de 300 dólares durante 11 semanas, pero es menor que el beneficio semanal de 600 dólares incluido en el primer paquete en marzo.

Las escuelas podrían recibir dinero para reabrir

El gobierno dice que quiere “invertir en lo necesario para cumplir la meta del presidente electo de reabrir con seguridad la mayoría” de las escuelas desde los kínderes hasta el octavo grado dentro de los primeros cien días de Biden en el cargo.

Los funcionarios del gobierno sugieren 170.000 millones de dólares para las escuelas, complementados con fondos adicionales estatales y locales. Alrededor de 130.000 millones de dólares de eso se destinarían a la reapertura, mientras que gran parte del resto del dinero se destinaría a ayudar a las universidades a hacer frente al cambio a la educación a distancia y a otros problemas relacionados con la pandemia.

Alumnso en Manhattan, Nueva York (Reuters)
Alumnso en Manhattan, Nueva York (Reuters)

El salario mínimo podría aumentar

Después de mantenerse estable en 7,25 dólares durante más de un decenio, el salario mínimo federal aumentaría a 15 dólares por hora conforme a la propuesta, lo que también pondría fin al salario mínimo y al salario submínimo de las personas con discapacidad. Muchos estados y localidades ya han aumentado sus propios pisos salariales. No se sabe con claridad cuan rápido se introduciría el salario más alto.

Las investigaciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso en 2019 sugirieron que el aumento del salario a 15 dólares a nivel nacional podría aumentar los ingresos de decenas de millones de trabajadores, aunque podría tener algún costo para los puestos de trabajo, tal vez 1,3 millones de personas se quedarían sin trabajo, en parte porque los empleadores reducirían la nómina.

Los estados y las localidades podrían obtener ayuda

El plan de ayuda asignaría miles de millones en subvenciones y programas de préstamos para pequeñas empresas (no está del todo claro cómo funcionarán) y 350.000 millones de dólares en fondos de emergencia para los gobiernos estatales, locales y territoriales.

Los gobiernos estatales y locales han visto disminuir sus ingresos en conjunto menos de lo que se había previsto, pero han recibido un golpe financiero desigual a causa de la pandemia. Han reducido significativamente las nóminas, lo cual es preocupante porque emplean a alrededor del 13 por ciento de los trabajadores de Estados Unidos.

Las medidas de salud pública son lo primero

Biden está solicitando 160.000 millones de dólares en fondos para un programa nacional de vacunación, más pruebas, un programa de empleos en salud pública y otras medidas destinadas a combatir el virus, según el resumen del gobierno.

Atención de adultos mayores en Redlands, California (Reuters)
Atención de adultos mayores en Redlands, California (Reuters)

El plan invertiría 20.000 millones de dólares en un programa nacional de vacunación “en asociación con estados, localidades, tribus y territorios” y trataría de asegurarse de que las personas puedan recibir vacunas de manera gratuita e independiente de su estatus migratorio. Unos 50.000 millones de dólares se destinarían a mejorar las pruebas y 40.000 millones de dólares se asignarían para apuntalar los equipos y suministros de protección, a desplegar personal de respuesta a emergencias y a mejorar la fabricación de suministros.

El plan expandiría los permisos con goce de sueldo

Biden renovaría las disposiciones relativas a los permisos con goce de sueldo que no se prorrogaron como parte del paquete de diciembre y eliminaría al mismo tiempo las exenciones para los empleadores grandes y pequeños. El plan otorgaría catorce semanas de licencia médica y por motivos familiares con goce de sueldo para los cuidadores que se enfrentan a escuelas o centros de atención cerrados, al mismo tiempo que proporcionaría una prestación de permiso con goce de sueldo por 1400 dólares para los trabajadores que reunieran los requisitos.

Los gobiernos estatales y locales y los empleadores con menos de 500 empleados serían reembolsados por los costos a través de un crédito fiscal reembolsable. Las disposiciones de permiso por emergencia durarían hasta fines de septiembre.

Los padres recibirían asistencia financiera

El plan aumentaría de manera temporal el tamaño de los créditos fiscales para más familias y los haría “reembolsables”, lo cual significa que la gente podría obtener efectivo incluso si no gana lo suficiente para deber impuestos sobre la renta.

Conforme al crédito fiscal ampliado para el cuidado de los niños, las familias con niños de hasta 13 años podrían recibir hasta 4000 dólares en total por un hijo u 8000 dólares por dos o más niños. Las familias con ingresos por debajo de los 125.000 dólares al año recibirían el crédito completo, mientras que las que ganen hasta 400.000 dólares recibirían un crédito parcial.

© The New York Times 2021