Coronavirus: los trabajadores que enfrentan el mayor riesgo están en el frente de batalla

Por Lazaro Gamio

Un trabajador del equipo médico con traje protector muestra a una paciente los ejercicios de rehabilitación en una sala del Hospital de la Cruz Roja en Wuhan, China, el epicentro del nuevo brote de coronavirus. 24 de febrero de 2020. Imagen obtenida por un tercero. China Daily vía REUTERS.
Un trabajador del equipo médico con traje protector muestra a una paciente los ejercicios de rehabilitación en una sala del Hospital de la Cruz Roja en Wuhan, China, el epicentro del nuevo brote de coronavirus. 24 de febrero de 2020. Imagen obtenida por un tercero. China Daily vía REUTERS.

Conforme el coronavirus sigue propagándose por todo Estados Unidos, las personas que tienen empleos en los cuales están en contacto con la gente —incluyendo los que están en la primera línea de los servicios de respuesta— son las que tienen el mayor riesgo de enfermarse.

Los trabajadores del sector salud forman parte de las personas que tienen los empleos más riesgosos: pueden encontrar enfermedades e infecciones a diario y generalmente trabajan de cerca entre sí y sus pacientes. Muchos ya están en cuarentena debido a la exposición al virus.

Los asistentes de cuidados personales y de cuidados en casa que trabajan con las personas mayores —la población más susceptible a la enfermedad— son particularmente vulnerables. En un asilo para ancianos en el estado de Washington vinculado con al menos 29 muertes hasta el lunes, por lo menos 70 empleados se han enfermado.

Los trabajadores médicos de emergencias también están en un gran riesgo. Los bomberos que respondieron llamadas en el asilo de Washington están bajo cuarentenas extendidas. Los paramédicos en todo el país están tomando precauciones adicionales cuando responden a un posible caso de coronavirus.

Los niveles de riesgo de los empleos se calcularon usando O*NET, una base de datos que mantiene el Departamento del Trabajo y describe varios aspectos físicos de distintas ocupaciones. La base de datos asigna decenas de puntajes para cada ocupación según aspectos como la frecuencia con que se usa un teléfono y la frecuencia con que un empleo requiere que te agaches. (Los empleados domésticos tienen el puntaje más alto según estas medidas).

El riesgo de contraer el virus no se limita a los que están en el frente de batalla. Los profesores también tienen un alto puntaje tanto en cuanto a la exposición a enfermedades como por su proximidad con otras personas, por lo que los sistemas escolares de todo el país han cerrado.

Un voluntario entrega bolsas con alimentos y bebidas una mujer después de que la administración de la ciudad iniciara la entrega de alimentos a personas de la tercera edad de bajos ingresos en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Tbilisi, Georgia. REUTERS/Irakli Gedenidze
Un voluntario entrega bolsas con alimentos y bebidas una mujer después de que la administración de la ciudad iniciara la entrega de alimentos a personas de la tercera edad de bajos ingresos en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Tbilisi, Georgia. REUTERS/Irakli Gedenidze

Muchas personas que realizan trabajos de servicio, como cajeros y trabajadores en restaurantes de comida rápida, también enfrentan grandes riesgos. Walmart, Starbucks y Uber son algunas de las muchas compañías en las que se han enfermado los empleados.

Conforme han aumentado los casos de virus, muchos negocios han comenzado a cerrar oficinas y tiendas, y a enviar a los trabajadores a casa para ayudar a frenar la propagación. Aunque muchas compañías tienen políticas de ausencia por emergencias en vigor para ayudar a proteger a sus empleados, hay grandes porcentajes de la población que tienen pocas protecciones. A lo largo del fin de semana, los legisladores aprobaron un paquete de ayuda que incluye licencias remuneradas por enfermedad para los empleados afectados por el coronavirus. No obstante, los beneficios solo aplican a los empleados de compañías con menos de 500 empleados, por lo que millones de trabajadores quedan sin cobertura.

Los trabajadores de algunas profesiones en riesgo ganan menos del salario promedio nacional. Muchos de los empleados que tienen empleos de bajo salario no tienen licencia remunerada por enfermedad, y muchos aún podrían ir a trabajar enfermos para no perder su sueldo.

Para algunos trabajadores, dejar de trabajar podría implicar un despido. En la zona de Seattle, una pequeña compañía de banquetes se vio obligada a despedir a casi todos sus empleados debido a las cancelaciones de los clientes de las grandes empresas tecnológicas.

Un número creciente de compañías también les han estado pidiendo a los empleados que hagan su trabajo desde casa. Sin embargo, esa opción en gran medida solo está disponible para los ejecutivos. Para muchas ocupaciones, trabajar desde casa simplemente no es posible, incluyendo a los que están en el frente de batalla de los servicios de respuesta y los que están en el extremo más bajo del espectro económico.

Conforme el coronavirus sigue propagándose por todo Estados Unidos, las personas que tienen empleos en los cuales están en contacto con la gente son las que tienen el mayor riesgo de enfermarse.

*c.2020 The New York Times Company

MAS NOTICIAS