Subastaron por 12,4 millones de dólares el esqueleto del dinosaurio que inspiró a los velociraptors de Jurassic Park

Compuesto por 126 huesos fosilizados, “Héctor” es el espécimen más grande y completo de su tipo jamás descubierto, aunque parte de su esqueleto y la mayor parte de su cráneo están reconstruidos

El Deinonychus, que significa "garra terrible", fue desenterrado en Wolf Canyon, Montana, EE. UU. entre 2012 y 2014, donde había permanecido casi perfectamente conservado durante unos 110 millones de años desde principios del período Cretácico.
(Foto: Daily Mail)
El Deinonychus, que significa "garra terrible", fue desenterrado en Wolf Canyon, Montana, EE. UU. entre 2012 y 2014, donde había permanecido casi perfectamente conservado durante unos 110 millones de años desde principios del período Cretácico. (Foto: Daily Mail)

El esqueleto de un temible dinosaurio que fue la inspiración para los famosos velociraptors en Jurassic Park se vendió por 12.4 millones de dólares en una subasta.

Con una estructura de 1,21 metros de altura y 3 metros de largo, el esqueleto de 110 millones de años pertenece al depredador conocido como Deinonychus antirrhopus. Éste se convirtió en uno de los dinosaurios más reconocibles del mundo, luego del lanzamiento del éxito de taquilla de 1993 ‘Jurassic Park’, en el que acechaban a los niños en una cocina.

Pero el verdadero nombre de esta criatura no fue considerado lo suficientemente dramático por el autor del libro, Michael Crichton, en el que se basó la película. En cambio, eligió llamarlo un velociraptor que de hecho era un pariente mucho más pequeño de Deinonychus, comentó el diario Daily Mail.

La icónica escena de la película. (Foto: Daily Mail)
La icónica escena de la película. (Foto: Daily Mail)

Los subastadores Christie’s vendieron a “Héctor”, el único fósil de Deinonychus de propiedad privada del mundo, en una prestigiosa subasta en Nueva York. Compuesto por 126 huesos fosilizados, “Héctor” es el espécimen más grande y completo de su tipo jamás descubierto, aunque parte de su esqueleto y la mayor parte de su cráneo están reconstruidos, explicó la casa de subastas.

Este lote provocó una feroz guerra de ofertas y empequeñeció las expectativas de los tasadores, vendiéndose por 12.4 millones de dólares (£ 10.2 millones), más del doble del máximo estimado de la casa de subastas, que era de 6 millones de dólares.

El artefacto excepcionalmente raro atrajo la atención de coleccionistas de todo el mundo, ya que la gran mayoría de los fósiles de dinosaurios pertenecen a museos.

“Héctor” es el espécimen más grande y completo de su tipo jamás descubierto, aunque parte de su esqueleto y la mayor parte de su cráneo están reconstruidos (Foto: Daily Mail)
“Héctor” es el espécimen más grande y completo de su tipo jamás descubierto, aunque parte de su esqueleto y la mayor parte de su cráneo están reconstruidos (Foto: Daily Mail)

El cliente que adquirió el fósil por un comprador anónimo.

La tendencia de las ventas de fósiles de alto precio ha irritado a algunos paleontólogos, que temen que los especímenes puedan perderse para la ciencia si son comprados por particulares en lugar de instituciones públicas.

En 2020, por ejemplo, un esqueleto de T-Rex de casi 12,20 metros conocido como ‘Stan’ rompió el récord mundial de venta de un dinosaurio en cuatro veces, vendiéndose en Christie’s por una suma de 31 millones de dólares a un postor no identificado.

El artefacto excepcionalmente raro atrajo la atención de coleccionistas de todo el mundo, ya que la gran mayoría de los fósiles de dinosaurios pertenecen a museos, esto desató la furia de muchos paleontólogos. (Foto: Daily Mail)
El artefacto excepcionalmente raro atrajo la atención de coleccionistas de todo el mundo, ya que la gran mayoría de los fósiles de dinosaurios pertenecen a museos, esto desató la furia de muchos paleontólogos. (Foto: Daily Mail)

EL DESCUBRIMIENTO DE “HECTOR”, EL DEINONYCHUS ANTIRRHOPUS

El Deinonychus, que significa “garra terrible”, fue desenterrado en Wolf Canyon, Montana, EE. UU. entre 2012 y 2014, donde había permanecido casi perfectamente conservado durante unos 110 millones de años desde principios del período Cretácico, explicó el Daily Mail.

El espécimen fue excavado por Jack y Roberta Owen, paleontólogos autodidactas, según Jared Hudson, un paleontólogo comercial que compró y preparó el espécimen.

“Héctor” solo ha sido exhibido una vez antes en el Museo de Historia Natural de Dinamarca en Copenhague.

El ágil y veloz Deinonychus acechó la tierra hace entre 115 y 108 millones de años, 50 millones de años antes que el T-rex, y  pertenecía a un grupo de especies llamadas terápodos, criaturas carnívoras que caminaban sobre sus patas traseras.
(Foto: Daily Mail)
El ágil y veloz Deinonychus acechó la tierra hace entre 115 y 108 millones de años, 50 millones de años antes que el T-rex, y pertenecía a un grupo de especies llamadas terápodos, criaturas carnívoras que caminaban sobre sus patas traseras. (Foto: Daily Mail)

James Hyslop, especialista de Christie’s, dijo, “Fue un privilegio absoluto mostrar una especie rara de dinosaurio, especialmente una venerada tanto a nivel mundial como cultural. Este depredador icónico sigue siendo realmente emocionante para una audiencia mundial y es uno de los dinosaurios más famosos. Con un puñado de especímenes registrados encontrados y solo dos esqueletos en colecciones de museos, el Raptor es el Deinonychus más completo que se sabe que existe, y el único espécimen de propiedad privada”.

El ágil y veloz Deinonychus acechó la tierra hace entre 115 y 108 millones de años, 50 millones de años antes que el T-rex, y pertenecía a un grupo de especies llamadas terápodos, criaturas carnívoras que caminaban sobre sus patas traseras.

Además, cazaban en manadas y usaban sus enormes garras enganchadas para lanzar y destripar a sus presas con una poderosa patada.

Usaban sus enormes garras enganchadas para lanzar y destripar a sus presas con una poderosa patada. (Foto: Daily Mail)
Usaban sus enormes garras enganchadas para lanzar y destripar a sus presas con una poderosa patada. (Foto: Daily Mail)

El descubrimiento del Deinonychus en 1964 provocó un cambio en la comprensión científica de los dinosaurios que anteriormente se creía que eran criaturas de sangre fría y parecidas a lagartos. En cambio, ahora se piensa que eran animales de sangre caliente vinculados a la evolución temprana de las aves.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR