Cómo tener la mejor imagen en las producciones de Netflix

Para ver contenido HD se necesita una cuenta estándar de Netflix. mientras que para la opción UHD 4K, se necesitará una cuenta premium

Netflix. (foto: Quinta Butaca)
Netflix. (foto: Quinta Butaca)

Nadie quiere ver videos pixelados. Y menos si se paga por verlos. Sin embargo, eso es lo que a veces sucede con Netflix. Además, en este caso, hay más motivos para exigir la perfección, ya que para conseguir la máxima calidad de vídeo (4K) hace falta contratar una cuenta más cara.

En esta situación, hay dos opciones: no hacer caso y confiar en que todo funcionará como se esperaba o, como se explicará en este artículo, hacer algunos cambios y pruebas para garantizar que siempre se obtendrá la mejor calidad de video posible en Netflix.

Por supuesto, para ver Netflix en alta definición (HD) y/o 4K Ultra HD, se necesitará un televisor que admita esas resoluciones. O, ese fracaso, smartphone o PC.

En segundo lugar, la conexión a internet debería ser suficiente. Netflix recomienda una velocidad mínima de 15 Mbps para ver contenido 4K Ultra HD, 5 Mbps para FHD (1080p) y 3 Mbps para 720p.

Cabe recordar también que para ver contenido HD se necesita una cuenta Estándar de Netflix (la versión intermedia). Y para ver contenido en UHD 4K, se necesitará una cuenta Premium de Netflix (la más cara).

Esta última variante también abre la puerta a contenidos HDR como el sonido Dolby Atmos, aunque para aprovechar estas dos opciones evidentemente se necesita un equipo compatible.

El truco para reproducir Netflix siempre en la mejor calidad de imagen

Para este punto ya se ha verificado si se tiene un dispositivo capaz de hacer streaming de Netflix en HD y/o UHD 4K. También se sabe si la conexión a Internet tiene suficiente ancho de banda. Ahora solo queda pedirle a Netflix que haga su parte.

De manera predeterminada, Netflix ajusta automáticamente la calidad del video de acuerdo con la velocidad o el ancho de banda disponibles. Lo mismo ocurre con YouTube y otras plataformas de video. A menudo se prefiere la reproducción ininterrumpida a la calidad del video.

El problema es que a veces se puede acordar pausar la reproducción para ayudar a cargar contenido con la mejor calidad posible. O bien, el sistema simplemente no funciona como se esperaba y, aunque puede transmitir con mayor calidad, todavía está “enraizado” en resoluciones más bajas.

Netflix. (foto: REUTERS/Denis Balibouse)
Netflix. (foto: REUTERS/Denis Balibouse)

Afortunadamente, esto tiene solución. Para ello hay que acceder a Netflix, ya sea en su app oficial para smartphone y/o tablet o en su versión web. Si se realiza un cambio en un dispositivo, afectará a los demás, ya que el cambio estará vinculado a su cuenta de usuario.

A través de la web ir a Netflix, ingresar al perfil, entrar en Cuenta y bajar hasta el perfil propio, representado por el avatar configurado. Pulsar en el menú desplegable de la derecha y se verán varias opciones. El que interesa es el que dice Configuración de reproducción. Hacer clic en Cambiar.

En la nueva ventana se verá la opción Uso de datos por pantalla. Por defecto, se podrá encontrar con que es automático. Es decir: la calidad del vídeo se adaptará al ancho de banda disponible. Si se quiere la mejor calidad de vídeo para cada vídeo del catálogo de Netflix, hay que seleccionar la opción Alto y, por último, hacer clic en Guardar.

Configurar calidad de imagen en Netflix. (foto: Netflix/Jose Arana)
Configurar calidad de imagen en Netflix. (foto: Netflix/Jose Arana)

No descuidar los datos móviles

Si se trata de disfrutar de Netflix en el televisor, la computadora o una consola de videojuegos, no es necesario seguir leyendo.

Sin embargo, la cosa cambia si se quiere ver Netflix con la mejor calidad en un smartphone o tablet. Aquí, otro factor entra en la ecuación: los datos móviles disponibles. En otras palabras, cuanto mayor sea la calidad del video, más datos consumirá.

Entonces, si se transmite Netflix en un teléfono inteligente en 4G o 5G y se elige la mejor calidad, los datos se verán afectados. A menos que se tenga un plan de datos móviles ilimitado. Para que los usuarios se hagan una idea, Netflix brinda estos datos útiles de referencia:

- Con la calidad de vídeo y audio básica (Bajo), se consumen 0,3 GB por hora.

- En calidad estándar, resolución SD, el consumo asciende a 0,7 GB por hora.

- El consumo sube a 3 GB cada hora por vídeo HD.

- En caso de optar por la resolución Ultra HD 4K, la cifra asciende hasta 7 GB por cada hora de vídeo.

Netflix en un smartphone. (foto: elEconomista.es)
Netflix en un smartphone. (foto: elEconomista.es)

Una posible solución para no quedarse sin datos móviles es la predescarga del contenido. No todos los catálogos de Netflix admiten esta opción, pero vendrá bien si se está de viaje o en un lugar que no tiene cobertura wifi y/o se quiere ver una serie o película en alta calidad.

Luego, para reproducir esto sin conexión, hay que ir a la aplicación y tocar Descargas o Mis descargas. Tener en cuenta que las descargas son específicas del dispositivo, pero se puede verlas desde cualquier cuenta. Una vez que se haya visto este contenido, se puede eliminarlo haciendo clic en Editar > Eliminar.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR