Ya puede descargar la primera novela de Hemingway, Bambi, Winnie the Pooh y más libros de dominio público

Hay alrededor de 400.000 grabaciones para descargar, incluidas las actuaciones de Enrico Caruso y Ethel Waters

Libro de Bambi. (foto: edelvives)
Libro de Bambi. (foto: edelvives)

El 1 de enero de 2022, las restricciones a los derechos de propiedad intelectual sobre todas las obras creadas en 1926 se levantaron en los Estados Unidos, luego del final de un período de 95 años en el país para la protección de los derechos de autor, informa el Centro de Investigación de Dominio Público de la Universidad de Duke.

Entre los libros que se han convertido en legados públicos se encuentran las novelas infantiles “Winnie the Pooh” de Alan Alexander Milne y “Bambi” de Felix Salten, así como la primera novela de Ernest Hemingway, “Fiesta” y la reconocida reconocida novela de William Faulkner, “La paga de los soldados”.

En el ámbito cinematográfico, obras que llegaron a la pantalla grande como “Battling Butler”, protagonizada por Buster Keaton y “The Temptress”, con Greta Garbo, están libres de derechos.

Asimismo, las grabaciones de sonido anteriores a 1923 pasaron a ser de dominio público debido a una ley aprobada en 2018 que revisó la aplicación de las normas de propiedad intelectual a este tipo de piezas.

Se estima que hay alrededor de 400.000 grabaciones, incluidas las actuaciones de Enrico Caruso y Ethel Waters.

Ethel Waters. (foto: Radio San Joaquin)
Ethel Waters. (foto: Radio San Joaquin)

Descargue todos los libros de dominio público

Hathi Trust: una biblioteca digital masiva repuesta con 54.865 libros publicados en 1926 en los Estados Unidos. De estos, 2.667 están disponibles en español.

Dominio Público: esencial para todas sus necesidades de libros en el dominio público, con enlaces a varias instituciones y organizaciones que también recopilan libros.

Standard Ebooks: este es un gran sitio que ha pasado años haciendo que los libros de dominio público publicados en el sitio web del Proyecto Gutenberg se vean mejor. La colección es más pequeña, pero a menudo lo hacen con los libros más populares.

LibroVox: una biblioteca digital de audiolibros donde voluntarios de todo el mundo leen obras de dominio público que se pueden descargar gratuitamente para que todos las escuchen.

Project Guntenberg: la biblioteca de libros electrónicos del Proyecto Gutenberg tiene más de 60.000 libros electrónicos digitalizados y puede elegir entre una variedad de formatos para descargar (Kindle o ePub).

Internet Archive: en su biblioteca abierta tienen más de 55.000 trabajos publicados en 1926 en muchos idiomas, aunque mayoritariamente en inglés, y más de 700 documentos en español.

Proyecto Gutenberg. (foto: biblioteca.dde.pr)
Proyecto Gutenberg. (foto: biblioteca.dde.pr)

No todas las novelas y obras sobrevivieron

Una vez que una obra se pone en el dominio público, se puede compartir, editar y utilizar sin pago o permiso, convirtiéndose así en una “fuente creativa”, señala la Universidad de Duke. Asimismo, hay que tener en cuenta que el dominio público no se extiende automáticamente a las obras derivadas.

En el caso de Winnie the Pooh, por ejemplo, “el libro original está abierto a cualquier persona, pero Disney conserva los derechos de autor de los libros, películas y creatividades posteriores”, detalla el informe oficial.

Winnie the Pooh. (foto: Actualidad literatura)
Winnie the Pooh. (foto: Actualidad literatura)

“La gran mayoría de las obras de 1926 están fuera de circulación. Cuando ingresen al dominio público en 2022, cualquiera podrá rescatarlas de la oscuridad y ponerlas a disposición, donde todos podamos descubrirlas, disfrutarlas y darles nueva vida”, indica la universidad.

Sin embargo, la organización señala que en muchos casos, las obras “ya se han perdido o se están desintegrando literalmente” debido a su antigüedad, lo que es especialmente cierto en el caso de las cintas y grabaciones de audio.

Las etapas actuales de protección de la propiedad intelectual se han establecido en los Estados Unidos bajo la Ley de Extensión del Término de Derechos de Autor de 1998, que extendió las disposiciones de la ley anterior por 20 años.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR