Video: investigadores del MIT tradujeron una telaraña en música

Un argentino participó del particular proyecto

Así suena una telaraña

Es un sonido inquietante, agudo. Se percibe como la antesala de una escena que marcará un antes y un después en una película de suspenso. Así suenan las telarañas. O al menos así suena “la” telaraña que fue capturada y convertida en melodía, gracias a la magia de los algoritmos.

En 2018, un grupo de científicos del MIT tradujeron la estructura tridimensional de una telaraña en música. Trabajaron con artista argentino Tomás Saraceno para crear un instrumento musical interactivo, titulado Spider’s Canvas. Ahora, se perfeccionó esa técnica y basándose en ese trabajo anterior, siguieron avanzando en este proyecto y generaron una capa de realidad virtual que permite no sólo oír el proceso sino interactuar con él.

Esta investigación los ayudará a comprender mejora la arquitectura tridimensional de la telaraña, así como el lenguaje vibratorio de estos animales. El proyecto se dio a conocer hace unos días y el investigador principal, Markus J. Buehler, publicó videos en su canal de YouTube donde se puede escuchar la melodía producida así como el diseño en realidad virtual.

El trabajo que dio origen a esta nueva versión fue desarrollado por Buehler, Saraceno, Ian Hattwick, Isabelle Su, Christine Southworth y Evan Ziporyn. Fue estrenado por primera vez en la exposición OnAir de Saraceno, en París en 2018.

El año pasado Saraceno presentó el libro Cómo atrapar el universo en una telaraña, que hizo en conjunto con el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, basado en la muestra que lleva el mismo nombre y que estuvo en exposición en ese lugar.

Cómo se generó el proyecto

La telaraña en 3D

El equipo alojó una araña del tipo Cyrtophora citricola en un recinto rectangular y esperó a que llenara el espacio con una telaraña tridimensional. Luego utilizaron un láser para iluminar y crear imágenes de alta definición de secciones transversales 2D de los hilos.

Luego diseñaron un algoritmo que generó la arquitectura 3D de la web a partir de esos datos en 2D. Se asignaron diferentes frecuencias de sonido a cada uno de los hilos y de esa manera se fueron armando notas basadas en patrones que surgían de la estructura de la telaraña.

Básicamente, Buehler y sus colaboradores desarrollaron un modelo matemático que utilizaron para traducir la estructura de telaraña en un sonido perceptible.

También escanearon la red mientras se estaba hilando, y se fue capturando la melodía de todo ese proceso. O sea que también hay un registro del hilado paso a paso.

Gracias a ese proceso se pudo oír la danza de las arañas. La novedad ahora es que se generó un producto de realidad virtual que permite reproducir fragmentos del sonido producido por las telarañas.

Este entorno de realidad virtual les permite a los investigadores comprender mejor lo que ocurre cuando se interfiere con algún fragmento de los hilados ya que al estirarlos virtualmente el tono sufre una modificación. De ahí que el sistema contribuya a comprender mejor este tipo de estructuras así como lo que representan.

“Si los exponemos a ciertos patrones de ritmos o vibraciones, ¿podemos afectar lo que hacen y podemos comenzar a comunicarnos con ellos? Esas son ideas realmente emocionantes”, dijo Buehler, en un artículo publicado por Science Alert.

SEGUIR LEYENDO: