El ejército de Estados Unidos comprará gafas de realidad aumentada a Microsoft por USD 21,8 mil millones

Se trata de un acuerdo a 5 años que se podría extender a 10 e incluye la entrega de unos 120 mil HoloLens que utilizarán con software pensado para que los soldados puedan recibir entrenamiento de combate

El Ejército de los Estados Unidos anunció que trabajará con la compañía en la fase de producción del programa de realidad aumentada (Microsoft)
El Ejército de los Estados Unidos anunció que trabajará con la compañía en la fase de producción del programa de realidad aumentada (Microsoft)

Microsoft ganó un contrato de 21,8 mil millones de dólares para suministrar gafas de realidad aumentada a las fuerzas de combate del Ejército de Estados Unidos, según anunciaron ambas partes el miércoles.

La tecnología se basa en los HoloLens, diseñados inicialmente para videojuegos y la industria del entretenimiento. Funcionarios del Pentágono describieron tecnología futurista -a la que el Ejército llama Sistema de Aumento Visual Integrado- como un método para aumentar la información que los soldados reciben del entorno, así como su capacidad para detectar objetivos y peligros.

Las pantallas de los HoloLens permiten a las personas ver imágenes virtuales superpuestas sobre el mundo físico que está frente a ellos: desde hologramas en mundos virtuales hasta instrucciones para hacer reparaciones que flotan sobre un aparato descompuesto.

El Ejército dice en su página web que los soldados probaron el año pasado los dispositivos en Fort Picket, en Virginia. El sistema podría darles a los soldados ventaja “en los campos de batalla, que son cada vez más urbanos, congestionados, oscuros e impredecibles”.

El Ejército comenzó a probar el sistema, tras un contrato de 480 millones de dólares suscripto en 2018, y señaló que los visores podrían ser utilizados tanto en entrenamiento como en combate real. El nuevo contrato permitirá a la empresa producir unidades para más de 120.000 efectivos del Ejército. Según la compañía, el contrato representará hasta 21.880 millones de dólares en la próxima década, en virtud de un acuerdo firmado por cinco años que podría ser ampliado por cinco más.

El sistema de realidad aumentada es capaz de mostrar mapas e identificar la presencia de personas gracias al sensor térmico (Microsoft)
El sistema de realidad aumentada es capaz de mostrar mapas e identificar la presencia de personas gracias al sensor térmico (Microsoft)

El sistema aprovecha los sensores de alta resolución nocturnos, térmicos y transportados por soldados que están integrados en una pantalla de visualización frontal unificada. El sistema es capaz de mostrar mapas, identificar personas gracias al sensor térmico y también se puede utilizar como visor para disparar armas.

Se desconoce cómo compaginará esto con la iniciativa de políticas de defensa por 740.000 millones de dólares que el Congreso aprobó en enero después de anular un veto del presidente Donald Trump. La propuesta preveía un incremento 3% al salario de los soldados estadounidenses, pero incluía recortes a la iniciativa de las gafas.

El presidente de Microsoft, Brad Smith, declaró en febrero ante la Comisión de Servicios Armados del Senado que el sistema podría integrar visión térmica nocturna y reconocimiento facial para proveer a los soldados “información analítica en tiempo real” en campos de batalla remotos. Smith también describió cómo el dispositivo podría servir para planear una operación de rescate de rehenes al usar un “gemelo digital” de un edificio.

Un grupo de trabajadores de la compañía solicitó en 2019 a la empresa que cancelara su acuerdo inicial con el Ejército con el argumento de que convertiría los campos de batalla del mundo real en un juego de video.

La organización fundada por Bill Gates figura entre diversas compañías tecnológicas que han intentado sorprender al mundo de los videojuegos con deslumbrantes visores de realidad virtual en la última década, aunque sus intentos no han tenido las repercusiones esperadas. En 2019, la compañía dejó de lado las aplicaciones para el consumidor para sus HoloLens de segunda generación, que son la base de los nuevos dispositivos del Ejército.

Aunque el gigante informático mostró recientemente una manera de utilizar las gafas para divertirse con el exitoso juego Pokemon Go, promueve principalmente los dispositivos como herramientas de trabajo que ayudan de cirujanos y trabajadores de fábricas entre otros.

Además, hace apenas unas semanas, en el marco de su evento anual para desarrolladores, la empresa presentó una plataforma que permitirá interactuar con usuarios en diferentes partes del mundo a través de realidad mixta. Se llama Mesh y es una novedosa solución que permitiría crear un holograma realista de uno mismo o avatar para “holoportarse” o transportarse virtualmente a una reunión laboral. Por lo pronto se trata de una iniciativa en fase de prueba y no tiene todavía fecha de lanzamiento al mercado.

(Con información de agencias)

SEGUIR LEYENDO: