El baño de Kohler tendrá la posibilidad de conectarse a Alexa para modificar, entre otras cosas, la temperatura del asiento. (Foto: Kohler)
El baño de Kohler tendrá la posibilidad de conectarse a Alexa para modificar, entre otras cosas, la temperatura del asiento. (Foto: Kohler)

El desarrollo de tecnología ha permitido que ésta se encuentre en prácticamente todos los cuartos de la casa de las personas. El baño no puede quedar excluido de esto y es por ello que las empresas se han encargado de implementar una importante cantidad de innovaciones en este espacio.

En la edición más reciente del Consumer Electronics Show (CES) 2020, la empresa estadounidense Kohler mostró a Moxie, que es un cabezal para regaderas que al mismo tiempo de distribuir agua funciona como un altavoz inalámbrico. Es resistente al agua y tiene una batería recargable con un tiempo de vida de siete horas, aproximandamente.

Por otra parte, los inodoros eléctricos son una de las tendencias más marcadas en este espacio. En estos objetos, las características suelen estar orientadas hacia la limpieza y comodidad de los usuarios. Funciones como calefacción; chorros de agua con opciones de configurar la temperatura y la presión; secado con aire; o incluso sistema de eliminación de olores son de las más comunes.

Otro de los aspectos que generan interés respecto a estos sistemas son la preocupación por el medio ambiente, pues una de sus principales apuestas es el ahorro de agua. Además, la posibilidad de lanzar chorros de líquido también contribuye a gastar menores cantidades de papel higiénico.

Este tipo de artículos buscan hacer más divertido el tiempo en el baño. (Foto: Kohler)
Este tipo de artículos buscan hacer más divertido el tiempo en el baño. (Foto: Kohler)

Aunque este tipo de artículos están relacionados con países como Japón, Kohler mostró la versión final del inodoro inteligente que podrá implementarse en los baños de Occidente este año con el objetivo de mejorar las experiencias de los usuarios en este sitio tan íntimo.

Se trata de Numi 2.0, un retrete de acero inoxidable, cuyas primeras características habían sido presentadas en 2019 y con el cual es posible ajustar aspectos como la iluminación ambiental, la temperatura del asiento e incluso puede hacer sonar alguna canción para mejorar la concentración.

Su funcionamiento se basa una conexión vía Bluetooth al asistente digital de Amazon, Alexa, quien responde a las instrucciones de las personas a partir de comandos de voz. Para personalizar cada una de las frases en el dispositivo, el usuario también deberá usar la app Kohler Konnect en su teléfono inteligente, ya sea del sistema operativo iOS o Android.

Durante la feria no se dieron a conocer los precios exactos con los cuales se comercializará este dispositivo, sin embargo, los responsables aseguraron que llegará al mercado en este mismo año. Además, anunciaron la integración de más productos tecnológicos para modificar las dinámicas dentro del hogar.

RollBot es un robot cuya principal tarea es llevar papel higiénico a los usuarios desarrollado por Charmin. (Foto: Jack Dempsey/AP)
RollBot es un robot cuya principal tarea es llevar papel higiénico a los usuarios desarrollado por Charmin. (Foto: Jack Dempsey/AP)

La marca de papel higiénico, Charmin, también tiene curiosas innovaciones en relación al baño. Uno de ellas es RollBot, el cual es un robot que podría sacar a la gente de bochornosos apuros, pues se le puede llamar desde el teléfono inteligente en caso de que no haya papel higiénico para que lo lleve de inmediato.

Otro dispositivo que causó furor fue un sensor en forma de oso, cuyo objetivo es advertir si el cuarto despide un mal olor. Su funcionamiento se basa en la detección de dióxido de carbono o sulfuro de hidrógeno, los cuales indicarán si el aroma es fétido en un monitor ubicado afuera del lugar.

En relación a la higiene bucal también se mostraron alternativas en donde la tecnología se pone al servicio de los usuarios. Oral B, por ejemplo, mostró iO, un cepillo de dientes basado en inteligencia artificial y algoritmos con el cual se puede mejorar el cepillado a partir de la conexión vía Bluetooth con una aplicación móvil en donde se muestran los detalles y residuos de comida que queda en la boca.

Además, uno de los detalles relevantes acerca de su funcionamiento es que cuenta con un sensor de presión, el cual muestra información al usuario sobre si se ejerce suficiente fuerza en ciertas zonas o si ésta es la ideal para remover la suciedad.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS