Cómo los hackers podrían meterse hasta tu cuarto a través de tu dispositivo doméstico inteligente

Los artículos domésticos inteligentes se han convertido en un elemento constante en algunos hogares, pero estos también pueden presentar vulnerabilidades en relación a la privacidad


Los artículos domésticos inteligentes se han convertido en un elemento constante en algunos hogares, pero estos también pueden presentar vulnerabilidades en relación a la privacidad. (Foto: AFP)
Los artículos domésticos inteligentes se han convertido en un elemento constante en algunos hogares, pero estos también pueden presentar vulnerabilidades en relación a la privacidad. (Foto: AFP)

Los dispositivos domésticos inteligentes se han convertido en uno de los elementos recurrentes en las casas de las familias con una estrecha relación con la tecnología. Y es que suelen ser aparatos cuyo fin es ayudar a mejorar el estilo de vida dentro del hogar; sin embargo, como cualquier dispositivo conectado a Internet, existe la posibilidad de que tengan vulnerabilidades que otras personas pueden aprovechar.

Así le sucedió a una familia de Wisconsin, Estrados Unidos, quienes reportaron que un pirata informático había accedido a sus aparatos inteligentes durante un periodo de 24 horas, mismo lapso en el que los aterrorizó, pues no paraba de aumentar la temperatura de su termostato Google Nest e incluso llegaron a alcanzar los 90 grados dentro de su casa.

En una entrevista que Samantha Westmoreland le otorgó a Fox 6 News, la dueña del hogar, relató el complicado momento que vivió con su familia y dijo que no sospechaba que hubiese un hacker involucrado. Tanto ella como su esposo se dieron cuenta de su presencia hasta que escucharon su voz a través de la cámara Nest que tenían instalada en su cocina: “Me da escalofríos hablar de eso”, dijo ella.

En un momento, el pirata también tocó una extraña música a través del dispositivo, lo cual encendió las alarmas en el seno de aquella tranquila casa. “Mi corazón estaba acelerado. Me sentía violada en aquellos momentos”, fueron las palabras de la mujer que no creía que su sistema de internet inalámbrico estuviera comprometido.

El caso de la familia de Wisconsin no ha sido el único. (Foto: Shutterstock)
El caso de la familia de Wisconsin no ha sido el único. (Foto: Shutterstock)

Al respecto, Google informó que Nest no había sido violado de manera global, por lo que los demás usuarios no tenían que preocuparse acerca de la situación. También mencionaron que quienes usan Nest tienen la opción de migrar una cuenta de Google, lo cual les da acceso a herramientas adicionales y protecciones de seguridad automáticas como detección de actividad sospechosa, verificación de dos pasos y verificación de seguridad.

Esta no es la primera vez que los delincuentes cibernéticos realizan ataques en contra de los artículos del hogar conectados a Internet. Otro ejemplo es el de una pareja en Houston que vivió un caso similar el año pasado cuando un hacker tuvo acceso a su cámara Nest les advirtió: “Voy a secuestrar a tu bebé. Estoy en la habitación de tu bebé”.

De acuerdo con Candid Wueest, investigador principal de amenazas en la firma de seguridad Symantec, consultado por Gizmodo, “existen varias amenazas, como el gusano Mirai, que están diseñadas para dispositivos del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y que pueden afectar a muchos dispositivos diferentes, desde routers a cámaras conectadas”.

Los problemas con Mirai saltaron a la fama en 2016 después de que explotara la configuración de seguridad predeterminada de los gadgets para el hogar y crear una red de bots capaces de bloquear páginas web y servidores. No obstante, no es la única forma que existe para atacar este tipo de aparatos.

Los ataques también dependen del dispositivo doméstico del que se hable. Por ejemplo, una televisión inteligente puede contraer un virus. (Foto: Archivo)
Los ataques también dependen del dispositivo doméstico del que se hable. Por ejemplo, una televisión inteligente puede contraer un virus. (Foto: Archivo)

También existe un tipo de ataque de intermediario, en el cual un hacker intercepta las comunicaciones y una web, por lo que en este caso, el pirata se encuentra en la red Wi-Fi. “Los delincuentes de IoT podrían incluso ejecutar un ataque de intermediario si están conectados al router. Escuchan todo el tráfico que salga y pueden detectar información confidencial, como contraseñas”, explicó el especialista.

Otro punto importante al respecto es que los ataques también dependen del dispositivo. Por ejemplo, las televisiones pueden acceder a páginas web, por lo que son vulnerables a los virus. En el caso de las cámaras de seguridad, el riesgo es latente si se mantienen las mismas configuraciones de origen.

Algunas recomendaciones de los especialistas para mantener los dispositivos del hogar inteligente a salvo de algún malware son asegurarse que tanto los dispositivos y los router se encuentren configurados de forma segura desde el inicio de su instalación.

De la misma forma que en los teléfonos inteligentes, las personas también deben revisar regularmente que las aplicaciones de los dispositivos domésticos se encuentren actualizadas y que en todos ellos, las contraseñas sean distintas, así será más complicado para los piratas tener acceso a todos en el mismo momento.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos