Qué dijo el duque de Edimburgo cuando se enteró sobre la explosiva entrevista de Meghan y Harry a Oprah

El esposo de la reina Isabel II no entendía el propósito de su nieto al ventilar problemas familiares ante millones de personas

El duque de Edimburgo calificó como una "locura" la entrevista de Harry y Meghan (AF)
El duque de Edimburgo calificó como una "locura" la entrevista de Harry y Meghan (AF)

El duque de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, quien falleció el pasado viernes a los 99 años de edad, siempre fue un arduo defensor de la idea de que los miembros de la casa real debían mostrarse más accesibles ante la opinión pública, recurriendo para ello a medios de comunicación de masas como la radio y la televisión. No obstante, la aparición televisiva de su nieto Harry con Meghan Markle le pareció innecesaria y nunca entendió los motivos que llevaron a la pareja a ventilar sus problemas con el clan Windsor ante millones de personas.

Felipe, que estuvo casado 73 años con Isabel II, fue quien ideó el plan de retransmitir por la BBC la ceremonia de coronación de su esposa en 1953 en la Abadía de Westminster, Londres. Pese a la negativa del entonces primer ministro Winston Churchill, una Isabel de 25 años insistió en que el solemne evento tuviera lugar ante las cámaras de televisión.

Sin embargo, el duque de Edimburgo reaccionó con un gran disgusto a la noticia de que uno de sus nietos favoritos, el príncipe Harry, se disponía a hablar en televisión sobre aspectos íntimos de su vida personal y familiar ante la periodista estadounidense Oprah Winfrey.

Junto a Meghan y ante las incisivas preguntas de la presentadora, el duque de Sussex no dudó en hablar del racismo imperante dentro su familia o el acoso constante que recibió su esposa por parte de la prensa británica. También habló de la tirante relación que tiene con su padre, el príncipe Carlos, y su hermano, William, a quienes acusó de haberlo dejado sin dinero luego de que renunciara a sus deberes reales en marzo del año pasado.

"Meghan, Archie y yo (así como tu futura bisnieta) siempre tendremos un lugar especial para ti en nuestros corazones", expresó el príncipe Harry en un comunicado (Reuters)
"Meghan, Archie y yo (así como tu futura bisnieta) siempre tendremos un lugar especial para ti en nuestros corazones", expresó el príncipe Harry en un comunicado (Reuters)

De acuerdo con Gyles Brandreth, biógrafo del duque de Edimburgo, Felipe siempre apoyó la decisión de Meghan y Harry de independizarse e incluso, mantenía una comunicación constante con su nieto luego de que este se mudara con su familia a California.

No obstante, estaba muy molesto con la pareja por aceptar la entrevista. Cuando el marido de Isabel se enteró de los planes de su nieto todo cambió y llegó a calificar la iniciativa como una “locura”, reveló Brandreth en un artículo de opinión publicado en el diario Daily Mail.

Sé por alguien muy cercano a él que pensaba que la entrevista de Meghan y Harry a Oprah Winfrey era una auténtica locura de la que no podría salir nada bueno”, indicó el escritor. “No me resultó sorprendente, ya que de esa misma manera me describió la serie de entrevistas personales que concedieron Carlos y la princesa Diana en los años 90″, añadió.

La entrevista del duque y la duquesa de Sussex con Winfrey salió al aire mientras Felipe estaba hospitalizado. No obstante, según Brandreth, fue muy crítico con el matrimonio de ventilar sus asuntos personales públicamente.

El hecho de que la entrevista de Meghan y Harry fuera transmitida mientras él “estaba en el hospital no le preocupó”, escribió Brandreth. “Da todas las entrevistas de televisión que quieras por todos los medios”, dijo, “pero no hables de ti mismo”.

El duque de Edimburgo junto a su nieto, el príncipe Harry, y Carlos de Gales (EFE)
El duque de Edimburgo junto a su nieto, el príncipe Harry, y Carlos de Gales (EFE)

Esa fue siempre una de sus reglas, la que siempre trató de inculcar a sus hijos. Me imagino que también las compartiría con sus nietos”, apuntó el biógrafo sobre el accionar mediático que implementaba el ya desaparecido duque de Edimburgo.

También señaló que no estaba nada contento con la decisión que la pareja tomó el año pasado de dejar sus cargos como miembros de alto rango dentro de la familia ya que “no estaban haciendo lo correcto para el país ni para ellos”, sin embargo los apoyó en todo momento.

La gente debe poder llevar sus vidas como crean mejor”, dijo Felipe según Brandreth.

El duque de Edimburgo también se negó a involucrarse en las discusiones del príncipe Harry y Meghan Markle sobre abandonar sus deberes reales y le dijo a la reina Isabel II que “pronto saldré de esto”, según informó el diario británico The Sun. Y por ello optó por no participar en la cumbre de Sandringham, donde se discutieron los planes de salida de su nieto.

Harry y su abuelo en la final del Mundial de Rugby entre Nueva Zelanda y Sudáfrica, en 2015 (Shutterstock)
Harry y su abuelo en la final del Mundial de Rugby entre Nueva Zelanda y Sudáfrica, en 2015 (Shutterstock)

Durante su entrevista con James Corden, Harry aseguró que llevaba una buena relación con sus abuelos y que hacía videollamadas constantes entre Isabel II, el príncipe Felipe y él. Incluso, contó que Su Majestad le había enviado de regalo una waflera a Archie.

Harry, sin Meghan Markle por su avanzado embarazo, llegó el domingo al Reino Unido para estar presente en el funeral que se realizará el sábado 17 de abril y publicó una emotiva carta en la que rindió un tributo muy personal a su abuelo. Es su primera visita a Gran Bretaña desde que dejó los deberes reales y la explosiva entrevista de la pareja con Oprah.

“Mi abuelo fue un hombre al servicio del pueblo, de honor y con un gran sentido del humor. Era muy auténtico y tenía un ingenio muy agudo. Alguien que podía llamar la atención de cualquiera debido a su encanto, pero también porque nunca sabías cómo podía sorprenderte”, expresó el nieto de Isabel II en su comunicado que compartió en la página de Archewell, la fundación que lanzó junto a su esposa tras el llamado Megxit.

“Abuelo, gracias por tu servicio, tu dedicación a la abuela y por ser siempre tú mismo. Te extrañaremos profundamente pero siempre te recordará la nación y el mundo. Meghan, Archie y yo (así como tu futura bisnieta) siempre tendremos un lugar especial para ti en nuestros corazones”, concluyó Harry, que en estos momentos se encuentra aislado en su residencia de Frogmore Cottage, en los terrenos del Castillo de Windsor, por las reglas sanitarias exigidas en el país para aquellos que llegan del exterior.

Harry guardará una cuarentena de cinco días en lugar de diez si proporciona una prueba de coronavirus negativa y se le permitirá asistir “por motivos de compasión” -como señalan las pautas oficiales del Gobierno británico- al funeral en memoria de su abuelo.

SEGUIR LEYENDO: