Los osos polares podrían desaparecer a finales de siglo, predicen los científicos

Es la conclusión de una investigación de la Universidad de Columbia concentrada en una región de un millón de kilómetros cuadrados al norte de Groenlandia y las costas del archipiélago canadiense. Los hallazgos

Para fines de este siglo, el hielo marino del Ártico puede desaparecer durante el verano, lo que podría llevar a los osos polares y otras especies dependientes del hielo a la extinción (AP)
Para fines de este siglo, el hielo marino del Ártico puede desaparecer durante el verano, lo que podría llevar a los osos polares y otras especies dependientes del hielo a la extinción (AP)

El hielo marino del Ártico ha ido disminuyendo de manera constante desde el comienzo de los registros de satélites en 1979, pero un nuevo estudio viene con una predicción escalofriante: para fines de este siglo, el hielo marino del Ártico puede desaparecer durante el verano, lo que podría llevar a los osos polares y otras especies dependientes del hielo a la extinción.

La “última zona de hielo” es una región que contiene el hielo ártico más antiguo y grueso. Abarca un área de más de 380.000 millas cuadradas (1 millón de kilómetros cuadrados) desde la costa occidental del archipiélago ártico canadiense hasta la costa norte de Groenlandia. Cuando los científicos nombraron la región de hielo de 13 pies de espesor (4 metros), pensaron que duraría décadas.

Pero ahora, tanto en los escenarios más optimistas como pesimistas para el calentamiento vinculado al cambio climático, el hielo marino se reducirá drásticamente para 2050. El escenario más optimista, en el que las emisiones de carbono se reducen de forma inmediata y drástica para evitar el peor calentamiento, podría resultar en una porción limitada del hielo que sobrevive en la región. En el escenario más pesimista, en el que las emisiones continúan al ritmo actual de aumento, el hielo de verano, y los osos polares y las focas que viven en él, podrían desaparecer para el 2100, informaron los investigadores en un nuevo estudio publicado en la revista Earth’s Future.

“Desafortunadamente, este es un experimento masivo que estamos haciendo”, dijo en un comunicado el coautor del estudio, Robert Newton, científico investigador principal del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia. “Si desaparece el hielo durante todo el año, se colapsarán ecosistemas enteros que dependen del hielo y comenzará algo nuevo”.

En el escenario más pesimista, en el que las emisiones continúan al ritmo actual de aumento, el hielo de verano, y los osos polares y las focas que viven en él, podrían desaparecer para el 2100 (REUTERS)
En el escenario más pesimista, en el que las emisiones continúan al ritmo actual de aumento, el hielo de verano, y los osos polares y las focas que viven en él, podrían desaparecer para el 2100 (REUTERS)

La capa de hielo marino del Ártico crece y se contrae cada año, alcanzando su extensión mínima al final de la temporada de deshielo de verano en septiembre antes de recuperarse en otoño e invierno para alcanzar su extensión máxima en marzo. Pero a medida que el dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero contribuyen cada vez más al calentamiento de la atmósfera, la extensión del hielo marino ha oscilado entre límites cada vez más reducidos, y los últimos 15 años han traído las 15 extensiones de hielo marino más bajas en el registro satelital, según el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo (NSIDC).

Peor aún, el NSIDC informa que la cantidad de hielo ártico más antiguo y grueso que ha sobrevivido al menos una temporada de deshielo se encuentra en un mínimo histórico, alrededor de una cuarta parte del total registrado por los primeros estudios por satélite hace 40 años.

Una disminución más drástica en la cobertura de hielo podría tener un efecto paralizante en la vida de los animales que habitan en o debajo de la red de hielo cambiante, incluidas las algas fotosintéticas, crustáceos diminutos, peces, focas, narvales, ballenas de Groenlandia y osos polares. “Las focas anilladas y los osos polares, por ejemplo, han confiado en sus guaridas en la superficie ondulada y ondulada del hielo marino para permanecer aproximadamente en un lugar”, escribieron los investigadores.

Debido a que son depredadores especializados, los osos polares (Ursus maritimus) serían especialmente vulnerables a la extinción si el hielo desapareciera. Adaptados para acechar sobre el hielo marino, los osos árticos cazan arrebatando focas desafortunadas que salen a la superficie para respirar. Los osos polares tienen mandíbulas adaptadas para consumir grasa blanda y carne; y aunque se ha visto a los osos cambiar su dieta a huevos de aves marinas y caribú mientras estaban en tierra, un estudio de 2015 publicado en la revista Frontiers in Ecology and the Environment encontró que las calorías que obtienen de estas fuentes no equilibran las que queman los osos en busca de alimento.

Incluso un Ártico parcialmente derretido también podría crear un ciclo de retroalimentación positiva (REUTERS)
Incluso un Ártico parcialmente derretido también podría crear un ciclo de retroalimentación positiva (REUTERS)

Este rápido cambio de hábitat podría causar la extinción de los osos polares o conducir a un cruce más extenso con osos pardos (Ursus arctos horribilis), cuyos rangos se expanden hacia el norte a medida que el clima se calienta. Este proceso podría eventualmente reemplazar a los osos polares con osos híbridos “pizzly”. No obstante, en el escenario más pesimista y de emisiones crecientes, los investigadores esperan que el hielo de verano y el ecosistema dependiente del hielo desaparezcan.

“Esto no quiere decir que será un entorno estéril y sin vida”, dijo Newton. “Surgirán cosas nuevas, pero es posible que las nuevas criaturas tarden un tiempo en invadir”. Los investigadores sugirieron que los peces y las algas fotosintéticas pueden abrirse camino hacia el norte desde el Atlántico norte, aunque no están seguros de si el nuevo hábitat sería lo suficientemente estable para sustentar a esos organismos durante todo el año, especialmente durante el largo invierno ártico sin sol.

Incluso un Ártico parcialmente derretido también podría crear un ciclo de retroalimentación positiva: la superficie del agua es más oscura y más eficiente para absorber la luz solar, lo que significa que el derretimiento aceleraría la tasa general de calentamiento, en un círculo vicioso.

El 9 de agosto, un informe histórico del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU emitió una severa advertencia de que se espera que la Tierra alcance un umbral crítico: un aumento de la temperatura global de 1,5 grados Celsius (2,7 grados Fahrenheit) debido al cambio climático dentro de los próximos 20 años. Un borrador de la tercera sección del informe del IPCC filtrado a la publicación española CTXT advirtió que las emisiones globales de gases de efecto invernadero deben alcanzar su punto máximo en los próximos cuatro años para que el calentamiento global se mantenga dentro de 1,5 C.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

La impresionante erupción del volcán indonesio Semeru cubrió de ceniza a varias poblaciones

Vecinos de Lumajang huyeron a toda prisa mientras a sus espaldas avanzaba una enorme nube de humo. Además de daños en vehículos y algunos hogares, al menos un puente se ha derrumbado

Jorge Garralda aseguró que los mexicanos “no sabemos ser fregones” por esta razón

El periodista aseguró que los y las mexicanas son de primera pero les hace falta cambiar su mentalidad para darse cuenta de lo que valen

Angela Merkel dio su último mensaje a los alemanes como canciller y llamó a inmunizarse contra el coronavirus: “Cada vacuna cuenta”

La canciller grabó un video para agradecer a los ciudadanos por los 16 años al frente del país. Insistió sobre la gravedad de la situación y pidió mayores esfuerzos de la población para contener la pandemia

Andreina Fiallo y Javier Reina anuncian el nacimiento de su hijo

La empresaria vive por tercera vez la experiencia de ser madre, mientras que el futbolista va por su segunda ocasión. Sin embargo, Ían Reina Fiallo es el primer hijo que tienen como pareja

La particular historia de Tyra Banks: de retirarse de las pasarelas en pleno éxito a un explosivo regreso para romper estereotipos

La supermodelo que tuvo su debut profesional junto a Valeria Mazza y fue la primera mujer afroamericana en posar para la tapa de la revista GQ y Sports Illustrated, se despidió de los desfiles hace más de una década. A sus 48 años no deja de sorprender: emprendedora, docente, madre, y promotora de la “belleza real”
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR