Perros y gatos: qué se debe tener en cuenta a la hora de viajar con ellos

Un viaje con los animales de compañía implica tener en cuenta ciertas pautas importantes antes de salir a la ruta. Cuáles son

Qué se debe tener en cuenta a la hora de viajar con los perros y gatos (Shutterstock)
Qué se debe tener en cuenta a la hora de viajar con los perros y gatos (Shutterstock)

Cuando la familia debe viajar, por vacaciones o cualquier otro motivo, si se tienen animales de compañía, se plantea un dilema que no es fácil de resolver. ¿Cómo debemos viajar con ellos? Si viajan con nosotros deberemos tomar algunas precauciones.

Perros

Los perros deben viajar en el asiento de atrás, si se trata de perros chicos o medianos -de preferencia con un pretal –cinturón de seguridad, accesible actualmente en petshops y supermercados.

Si se trata de perros muy grandes y tenemos una rural, es preferible que viajen en el compartimento trasero, colocándole una separación sobre el asiento posterior.

En ningún caso el perro debe viajar en el asiento con el dueño. No es imprescindible que viajen bajo los efectos de un tranquilizante. Esto debe ser consultado con el profesional de cabecera y en todo caso probando previamente la dosis adecuada y su efecto mejor.

Jamás debe permitirse sacar las patas o la cabeza por la ventanilla (Reuters)
Jamás debe permitirse sacar las patas o la cabeza por la ventanilla (Reuters)

Ocurre que estos fármacos sólo deben ser utilizados bajo vigilancia médico-veterinaria y algunas veces tiene efectos paradojales (o sea que provocan el efecto inverso al deseado, efecto excitatorio). Es por eso que la recomendación si los debemos usar es necesario ensayarlos antes de su uso definitivo.

Jamás debe permitirse sacar las patas o la cabeza por la ventanilla, la que debe ir levemente abierta. Es necesario hacer paradas periódicas para que bajen los animales para que hagan sus necesidades y caminen.

Los perros pueden viajar dentro de su canil (Shutterstock)
Los perros pueden viajar dentro de su canil (Shutterstock)

Los animales no deben viajar luego de haber comido. Es preferible que viajen en ayunas. Debemos llevar un bebedero, un comedero y algo de alimento balanceado si el viaje es muy largo.

Cada 200 kilómetros debemos bajar y con collar y correa hacerlo pasear, que haga sus necesidades y luego volver al auto sujeto por el cinturón de seguridad para perros.

Gatos:

Los gatos deben viajar siempre dentro de sus gatiles o jaulas de transporte que se deberán colocar en el asiento posterior o en el compartimento baúl debidamente aireadas.

Debemos seleccionar una jaula de transporte (plástica o de fibra de vidrio, del tipo Vari Kennel) acorde al tamaño del animal. El animal debe viajar con el espacio justo pero que le permita pararse. Salvo en viajes muy largos no se aconseja ponerle ni agua ni comida.

 El animal debe estar en ayunas con la debida anticipación (12 horas)(Shutterstock)
El animal debe estar en ayunas con la debida anticipación (12 horas)(Shutterstock)

Se deben tomar las mismas precauciones, salvo la relativa a las paradas, en las que no se deberá sacar al gato en ella. El animal debe estar en ayunas con la debida anticipación (12 horas).

El ajuar de viaje:

Debemos llevar el comedero y el bebedero habitual, una pequeña cantidad del alimento que come habitualmente para poder alimentarlo apenas lleguemos y poder mezclarlo con alguno nuevo en caso de no conseguir el habitual, sus vacunas al día, un collar permanente con una chapita en la que se indique un celular con el código de área por si el animal se pierde.

Debemos llevar el teléfono para emergencias de nuestro veterinario de confianza y de ser posible una referencia profesional para el lugar donde vayamos.

El viaje será feliz cuando nuestro perro o nuestro gato también lo esté.

SEGUÍ LEYENDO: