“Una comida por día”: el drama de los 13 millones de habitantes de Xian confinados por el régimen chino por un brote de covid

Los ciudadanos tienen derecho a salir a abastecerse sólo una vez cada tres días. El gobierno dijo que comenzó a entregar alimentos, pero en varias zonas de la ciudad los suministros no llegan o son muy escasos

Un trabajador prepara los suministros de alimentos que se entregarán a los residentes de un complejo residencial cerrado en Xian (Reuters)
Un trabajador prepara los suministros de alimentos que se entregarán a los residentes de un complejo residencial cerrado en Xian (Reuters)

Los habitantes de Xian denunciaron el jueves que carecían de alimentos, mientras que las autoridades chinas aseguran que el suministro es “suficiente” en la ciudad confinada debido a covid-19.

Xian (norte), famosa por el ejército subterráneo del primer emperador de China, está confinada desde hace una semana, después de la aparición de casos de covid-19.

Los 13 millones de habitantes tienen derecho a salir a abastecerse sólo una vez cada tres días.

Las personas practican el distanciamiento social mientras se alinean en un sitio de prueba de ácido nucleico durante una prueba masiva (cnsphoto via REUTERS)
Las personas practican el distanciamiento social mientras se alinean en un sitio de prueba de ácido nucleico durante una prueba masiva (cnsphoto via REUTERS)

El miércoles, las autoridades locales admitieron que las restricciones afectaban al suministro de alimentos. Pero el gobierno central relativizó el jueves estas dificultades.

“En general, el suministro de productos básicos en Xi’an es suficiente”, aseguró el portavoz del ministerio de Comercio, Gao Feng, en una conferencia de prensa en línea.

El portavoz añadió que su ministerio tomaría medidas adicionales para garantizar el abastecimiento de Xian en caso de necesidad.

La televisión nacional mostró el jueves imágenes de empleados en combinación integral que estaban ordenando huevos, verduras y carne antes de ir de puerta en puerta para entregarlos a los habitantes.

Un trabajador entrega alimentos en un complejo residencial bajo confinamiento luego de un brote de COVID-19 en Xian, provincia de Shaanxi, China. (cnsphoto via REUTERS)
Un trabajador entrega alimentos en un complejo residencial bajo confinamiento luego de un brote de COVID-19 en Xian, provincia de Shaanxi, China. (cnsphoto via REUTERS)

Los funcionarios locales dijeron en una conferencia de prensa posterior que habían entregado cientos de toneladas de alimentos y suministros gratuitos en los últimos días.

Pero también pidieron a los residentes que ejercieran “comprensión y tolerancia” mientras solucionan las “discrepancias” en el exceso de oferta.

“En la actualidad, Xian está acelerando sus preparativos y coordinación [para la entrega de suministros]”, dijo el funcionario local Zhao Li.

“Habrá algunas discrepancias en el momento de los suministros durante este proceso, que también varía en términos prácticos de un lugar a otro”.

Un repartidor viaja por una carretera vacía siguiendo las medidas de bloqueo en Xian (cnsphoto via REUTERS)
Un repartidor viaja por una carretera vacía siguiendo las medidas de bloqueo en Xian (cnsphoto via REUTERS)

Sin embargo, las personas encerradas dentro de Xian contactadas por AFP dijeron que estaban luchando por conseguir suficiente comida.

La residente Ada Zhao dijo que sabía de algunos complejos de viviendas individuales que habían recibido entregas, pero dijo que era “todavía un número muy pequeño”.

“En nuestra comunidad, no hemos recibido ningún aviso sobre las entregas de artículos esenciales para la vida y cómo recolectarlos”, agregó.

Ella dijo que la creciente demanda de servicios de comestibles en línea significaba que no había suficientes existencias o conductores, y que la gente “luchaba por obtener la comida que necesita a tiempo”.

Las entregas incluyen un paquete con 15 huevos, una bolsa de 2,5 kilos de arroz y algunos vegetales verdes, además de carne de pollo o de cerdo. Aún así, algunas personas se quejaron en los comentarios en la parte inferior del segmento compartidos por Weibo, una plataforma de redes sociales, que ellas no han recibido los mismos artículos en sus comunidades. Muchos se dijeron preocupados ante la dificultad de obtener vegetales y carne frescos.

Mantenerme viva”

Otra mujer que habló con AFP dijo que no había recibido comida, pero que había logrado recibir una entrega de la tienda local hace dos días.

“Tengo arroz en casa... Me quedan varios huevos, uno por comida, una comida por día”, dijo.

Si bien es bajo en comparación con los brotes en todo el mundo, las infecciones diarias se mantuvieron altas en Xian según los estándares de China, con otras 155 infecciones reportadas el jueves.

Sanitarios hacen test de la Covid-19, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/STRINGER
Sanitarios hacen test de la Covid-19, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/STRINGER

Ha habido más de mil casos en la ciudad desde el 9 de diciembre.

Otros obstáculos difíciles para controlar el conjunto de la ciudad han incluido ordenar que todos los autos salgan de la carretera, decirles a los estudiantes que permanezcan en sus dormitorios y múltiples rondas de pruebas masivas.

Una residente que no quiso ser identificada le dijo a la AFP que solo tenía suficiente comida porque había convencido al administrador de la comunidad en la puerta para que la dejara escapar al supermercado durante media hora para comprar suministros.

Las provisiones eran escasas y las verduras no estaban frescas, dijo, y agregó que para el jueves la policía estaba estacionada fuera del bloque.

Cuando se anunció el cierre la semana pasada, las reglas permitían que un residente saliera cada dos días para abastecerse de suministros. Esto luego se redujo a cada tres días, antes de que ya no se permitiera salir a los residentes.

En línea, algunos residentes informaron haber recibido paquetes de comida, pero muchos más se quejaron de que todavía estaban luchando.

“Escuché que a amigos en otros distritos les entregaron la comida, pero no aquí en el distrito de Weiyang”, dijo a la AFP una residente de apellido Wang, que dijo que estaba trabajando con todos sus suministros.

“Vivo con un tazón de avena todos los días, solo un poco para mantenerme viva”.

China ha registrado un total de 101.890 contagios de COVID-19 y 4.636 muertes desde el inicio de la pandemia.

(Con información de AFP y AP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR