Militares daneses amenazaron con matar a un “problemático” oso polar tras una serie de ataques

Militares daneses denunciaron que el animal atacó a un grupo de documentalistas cerca de la base de Daneborg y luego volvió al lugar y causó daños en las instalaciones. Autoridades locales dieron la autorización a que sea abatido si regresa

El Comando Conjunto del Ártico divulgó esta imagen de un oso polar al denunciar el ataque a los documentalistas (Facebook: Joint Arctic Command)
El Comando Conjunto del Ártico divulgó esta imagen de un oso polar al denunciar el ataque a los documentalistas (Facebook: Joint Arctic Command)

Un oso polar problemático” está amenazado de muerte si vuelve a acercarse a una estación en el noreste de Groenlandia en la que atacó a un equipo de documentalistas, informó el ejército de Dinamarca.

El lunes temprano, el animal consiguió colar su cabeza por una ventana mal cerrada en un local de investigación donde se alojaba el equipo de rodaje, a una distancia de 400 metros de la pequeña base militar de Daneborg.

Según el relato del “Comando Ártico”, la unidad danesa estacionada en ese lugar, el oso mordió a uno de los tres hombres en la mano antes de que el equipo consiguiera ahuyentarlo usando sus pistolas de alarma.

Trasladado en primer lugar a la base militar, el documentalista herido tuvo que ser evacuado a Akureyri en Islandia.

El animal, al que ya se han atribuido cinco incidentes, volvió nuevamente al lugar horas más tarde y también en la noche del lunes al martes, cuando consiguió romper una ventana de la instalación.

Una de las ventanas supuestamente destruidas por el oso polar "problemático" (Facebook: ARKTISK KOMMANDO - Joint Arctic Command)
Una de las ventanas supuestamente destruidas por el oso polar "problemático" (Facebook: ARKTISK KOMMANDO - Joint Arctic Command)

“Las autoridades locales lo han clasificado como oso problemático, lo que autoriza a abatirlo si regresa”, indicó el Comando Ártico en un comunicado.

El incidente se produce justo después que el noreste de Groenlandia haya sufrido una ola de calor, con un récord de temperatura en la región de 23,4ºC.

Los especialistas indican que el retroceso de la banquisa, terreno de caza para los osos polares, los obliga a quedarse en tierra más tiempo y provoca problemas de desnutrición que amenazan la especie, ya clasificada como vulnerable.

Aunque siguen siendo raros, los incidentes con humanos aumentan al acercarse cada vez más los osos a núcleos habitados en busca de alimentos, según protectores del medio ambiente y autoridades.

La instalación en Groenlandia donde ocurrió el último incidente con este oso polar (Facebook: ARKTISK KOMMANDO - Joint Arctic Command)
La instalación en Groenlandia donde ocurrió el último incidente con este oso polar (Facebook: ARKTISK KOMMANDO - Joint Arctic Command)

Según un estudio publicado en Nature Climate Change en julio de 2020, estos plantígrados blancos emblemáticos del Ártico, con 25.000 ejemplares actualmente, están amenazados de extinción.

Deshielo masivo

Groenlandia sufrió la semana pasada una ola de calor que, con temperaturas más de diez grados por encima de las normales estacionales, provocó un episodio de derretimiento “masivo” del casquete de hielo, advirtieron los glaciólogos.

Desde el miércoles, el casquete glaciar que cubre el vasto territorio ártico se ha derretido unos 8.000 millones de toneladas cada día, el doble del ritmo medio durante el período estival, según datos de Polar Portal, una herramienta de modelización gestionada por institutos de investigación daneses.

Según un estudio europeo publicado en enero, el derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia contribuirá a la subida general del nivel del mar en 10 a 18 centímetros de aquí a 2100, es decir 60% más rápido que la estimación anterior.

El casquete de hielo de Groenlandia contiene lo suficiente para hacer subir los océanos de 6 a 7 metros.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo: