Suiza y Suecia instaron al régimen castrista a permitir las manifestaciones pacíficas y respetar los derechos humanos en Cuba

El gobierno de Estocolmo dijo que seguirá apoyando un “desarrollo democrático, abierto y basado en normas” en la isla, mientras que Berna llamó a la dictadura de Díaz-Canel a liberar los manifestantes detenidos

La ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Ann Linde, interviene durante la reunión con la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, en el Palacio de Viana, Madrid (España), a 7 de julio de 2020. (Jesús Hellín - Europa Press)
La ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Ann Linde, interviene durante la reunión con la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, en el Palacio de Viana, Madrid (España), a 7 de julio de 2020. (Jesús Hellín - Europa Press)

Los gobierno de Suiza y Suecia instaron este jueves a las autoridades cubanas a permitir las manifestaciones pacíficas y respetar los derechos humanos tras las multitudinarias protestas de la población en contra de la dictadura castrista.

“Se están llevando a cabo manifestaciones en varias partes de Cuba. Hacemos un llamado a las autoridades cubanas para que permitan las manifestaciones pacíficas y respeten los derechos humanos. La UE y Suecia seguirán apoyando un desarrollo democrático, abierto y basado en normas en Cuba”, escribió en Twitter la ministra de Asuntos Exteriores sueca Ann Linde.

“Suiza está siguiendo con preocupación las protestas de los últimos días en Cuba. Hace un llamado a las autoridades a respetar los derechos humanos, en particular la libertad de reunión y expresión”, dijo por su parte el ministerio de Exteriores suizo en un comunicado publicado en la misma red social. El gobierno suizo también instó a la dictadura de Miguel Díaz-Canel a “liberar a todos aquellos protestaron pacíficamente”.

“Anima las autoridades cubanas a llevar adelante un diálogo inclusivo con los manifestantes sobre sus preocupaciones”, concluyó.

Los llamados de Suiza y Suecia se suman a los pronunciamientos de la ONU, Estados Unidos, la Unión Europea y varios países en todo el mundo en defensa de las manifestaciones que se registraron el domingo en varias ciudades de Cuba.

“El pueblo cubano está ejerciendo con valentía derechos fundamentales y universales”, indicó Biden en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Tras las protestas inéditas del domingo, que se saldó con decenas de detenidos y enfrentamientos después de que el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, conminara a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes y a defender la Revolución, Biden llamó “al régimen” de la isla “a escuchar a su pueblo y servir a sus necesidades en este momento clave en lugar de enriquecerse a sí mismos” tras “décadas de la represión y el sufrimiento económico”.

Desde Naciones Unidas se sigue también el desarrollo de las protestas y se pide a las autoridades cubanas que respeten plenamente la libertad de expresión y de asamblea de los ciudadanos.

“Estamos simplemente vigilando lo que ocurre y (...) queremos asegurarnos de que los derechos básicos de la gente, especialmente la libertad de expresión y la libertad de asamblea pacífica, sean respetados”, señaló el portavoz Farhan Haq.

También el alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, instó este lunes a las autoridades de Cuba a “permitir” las manifestaciones pacíficas de protesta y a “escuchar” a sus participantes.

En la imagen un registro del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en La Habana (Cuba). EFE/Ariel Ley/Archivo
En la imagen un registro del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en La Habana (Cuba). EFE/Ariel Ley/Archivo

El político español explicó que la situación en Cuba no estaba en el orden del día del Consejo ya que los acontecimientos en la isla se venían desarrollando en las últimas horas.

“He comentado con los colegas las noticias que estaban llegando de Cuba. Por lo que sabemos, ha habido importantes manifestaciones en un importante número de ciudades de protesta por la falta de medicinas, por la extensión de los afectados por la COVID y también protestas en contra del régimen”, señaló.

Borrell apuntó a que ha sido una “manifestación de descontento que, por lo que sabemos, ha alcanzado una dimensión que no se conocía desde 1994”.

No al uso de la fuerza

Desde Brasil, Jair Bolsonaro lamentó el día “muy triste” que vivieron los ciudadanos que salieron a pedir libertad y recibieron “balas de goma, golpes y prisión”, en la que se constituye en la mayor protesta en la isla desde la década de 1990.

El mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, pidió que las protestas se resuelvan mediante el “diálogo” y rechazó la violencia así como el “intervencionismo” de países extranjeros y de medios de comunicación.

En Bolivia el presidente Luis Arce expresó su “respaldo” al “pueblo cubano” que “lucha en contra de las acciones desestabilizadoras”.

En su cuenta de Twitter, Arce agregó que “los problemas en Cuba deben ser resueltos por los cubanos, sin ninguna injerencia, mucho menos de quienes mantienen un criminal bloqueo desde hace 60 años”.

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, condenó este lunes la “retórica inflamatoria de guerra” del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ante las protestas y pidió a su Gobierno que atienda “las demandas sociales de su ciudadanía”.