Hallaron un cadáver en un bosque de Bélgica y la Policía cree que puede ser del peligroso “Rambo antivacunas”

El soldado de extrema derecha Jurgen Conings se fugó hace 34 días equipado con lanzacohetes y otro armamento pesado

Jürgen Conings tiene tendencias de extrema derecha y amenazó a los virólogos del país por querer determianar su vida con las restricciones por la pandemia.
Jürgen Conings tiene tendencias de extrema derecha y amenazó a los virólogos del país por querer determianar su vida con las restricciones por la pandemia.

El cadáver encontrado el domingo en el este de Bélgica podría ser el del soldado de extrema derecha Jurgen Conings, buscado desde el 17 de mayo, informó la fiscalía federal en un comunicado. Según las primeras conclusiones, la causa de la muerte es probablemente un suicidio por arma de fuego, lo que tendrá que ser confirmado por un experto forense, según el comunicado.

El cadáver fue hallado en los bosques de la localidad de Dilsen-Stokkem, en una zona en la que se habían realizado búsquedas tras el descubrimiento de su vehículo abandonado.

La policía Belga lleva 34 días tratando de encontrar a este militar de 46 años de extrema derecha que rápidamente fue apodado como el “Rambo Belga”, pos sus imágenes vestido de militar, exhibiendo músculos y tatuajes.

Antes de desaparecer, se mostró fuertemente armado y se esfumó después de haber amenazado con acciones violentas al Gobierno, el propio Ejército y a los virólogos del país.

Jürgen Conings lleva 34 días perseguido por todas las fuerzas de seguridad de Bélgica tras amenazar al Gobierno y escapar fuertemente armado.
Jürgen Conings lleva 34 días perseguido por todas las fuerzas de seguridad de Bélgica tras amenazar al Gobierno y escapar fuertemente armado.

Cuando trascendió la noticia de su desaparición, se conoció que antes de esfumarse había amenazado a Marc Van Ranst, virólogo de referencia en Bélgica, quien tuvo que ser trasladado a un lugar seguro por las fuerzas de seguridad. Se cree que es el experto era uno de los potenciales objetivos del militar antivacunas y hay indicios de que estuvo rondando cerca de su domicilio.

Según medios locales, el fugitivo dejó dos cartas a su familia en las que afirmaba que no podía seguir viviendo en una sociedad en la que políticos y virólogos “nos dicen cómo debemos vivir”. En las mismas mencionaba varias veces a Van Ranst. Además, aseguraba conocer los riesgos de su “misión” y que no le importaba morir.

El soldado está referenciado en la lista de potenciales amenazas nacionales con el nivel más alto de alerta.
El soldado está referenciado en la lista de potenciales amenazas nacionales con el nivel más alto de alerta.

Las autoridades creen que Conings, quien ya figura en la lista de las personas más buscadas de Interpol y de quien se han distribuido una gran cantidad de fotografías, algunas de ellas en las que aparece mostrando sus músculos y cubierto de tatuajes, desapareció fuertemente armado y con intenciones serias de atentar contra otras personas.

De acuerdo con la Fiscalía de Bélgica, el soldado se llevó  uno o más lanzacohetes, un subfusil una pistola y un chaleco antibalas. Presumen que todas estas armas las sacó del cuartel al que pertenecía con la excusa de que iba a realizar un ejercicio de tiro. De acuerdo con las autoridades, habría sacado gran cantidad de armamento pesado, pero parte de este, como cuatro lanzacohetes antitanque y munición, fueron encontrados en el automóvil con el que llegó al parque nacional y que abandonó para huir.

Bélgica desplegó un gran operativo para encontrarlo
Bélgica desplegó un gran operativo para encontrarlo

En la nota dirigida a los militares escribió: “Me han entrenado para convertirme en quien soy, ahora voy a usar eso contra ustedes”.

El “Rambo” belga anteriormente había estado en la lista del Órgano de Coordinación para el Análisis de la Amenaza en temas de terrorismo y extremismo. Este organismo determina el nivel de amenaza de una persona para la seguridad nacional, el nivel de Conings es de 4, el más alto, mientras que el nivel de amenaza general de Bélgica se mantiene en 2.

Para encontrarlo, el país había lanzado una verdadera cacería digna de una película de acción, en la que participaron militares y policías pero los días pasaron y hasta ayer no había logrado dar con ninguna pista. Lo máximo que habían encontrado fue una tienda de campaña que presumen habría usado. Ahora, las autoridades creen que los restos son de él, sólo falta la confirmación forense.

SEGUIR LEYENDO: