Tras la aprobación de ley de seguridad china, el Reino Unido ofreció acceso a la ciudadanía británica a 3 millones de hongkoneses

De esta manera, el primer ministro Boris Johnson confirmó su promesa de extender los derechos de inmigración para los habitantes de la ex colonia británica, la cual había anticipado semanas atrás

Personas detenidas por la policía antidisturbios durante una marcha contra la ley de seguridad nacional en Hong Kong, China, el 1 de julio de 2020. REUTERS/Tyrone Siu
Personas detenidas por la policía antidisturbios durante una marcha contra la ley de seguridad nacional en Hong Kong, China, el 1 de julio de 2020. REUTERS/Tyrone Siu

El gobierno británico anunció el miércoles que extenderá los derechos de inmigración y proveera un camino a la ciudadanía para 3 millones de habitantes de Hong Kong, al estimar que la nueva ley sobre seguridad nacional impuesta por China a la ex colonia británica constituye una “violación manifiesta” de su autonomía.

En declaraciones ante la prensa, el secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, indicó: “Hemos examinado con atención el contenido de esta ley sobre seguridad nacional desde su publicación ayer por la noche”.Constituye una violación manifiesta de la autonomía de Hong Kong y una amenaza directa para las libertades de su población”.

Raab añadió que la medida también viola de manera “manifiesta y grave” la declaración común firmada en 1984 entre el Reino Unido y China, que allanó el camino a la devolución a China del territorio en 1997.

En consecuencia, el primer ministro conservador Boris Johnson anunció a los diputados que el Reino Unido pondría en marcha su promesa de extender los derechos de inmigración para los habitantes del territorio. “Es precisamente lo que vamos hacer”, declaró.

De esta manera, el Ggobierno modificará las condiciones adjuntas al “pasaporte británico de ultramar”, el BN(O), para hacerlas más favorables, permitiendo a sus titulares ir y trabajar en el Reino Unido y facilitando a largo plazo el acceso a la ciudadanía británica.

Johnson había anticipado la voluntad del gobierno británico de realizar el ofrecimiento a principios de junio, luego de que China revelara el proyecto que esta semana se convirtió en ley.

En una columna publicada en en los diarios The Times y South China Morning Post, Johnson indicó que “Mucha gente en Hong Kong teme que su forma de vida, que China se comprometió a defender, esté amenazada”.

El premier británico Boris Johnson (EFE/EPA/NEIL HALL/Archivo)
El premier británico Boris Johnson (EFE/EPA/NEIL HALL/Archivo)

Y dijo entonces que “si China continúa justificando sus miedos, el Reino Unido no podrá, en buena conciencia, encogerse de hombros y mirar para otro lado; en vez de ello, cumpliremos nuestras obligaciones y ofreceremos una alternativa”.

El número de personas que poseen el BN(O) es de alrededor 350.000, una cifra que prácticamente se duplicó desde el inicio de las protestas en Hong Kong hace un año.

Pero otros 2,9 millones de hongkoneses -todos aquellos que nacieron antes de 1997- acceder a este documento.

El martes, el gobierno británico se mostró “muy preocupado” por la polémica ley sobre seguridad promulgada por el presidente chino, Xi Jinping, pidiéndole “modificar esta decisión.

El Reino Unido devolvió Hong Kong a China en 1997, con la condición de que el territorio conservara ciertas libertades, así como la autonomía judicial y legislativa durante 50 años.

El texto aprobado el martes, tras una ola de manifestaciones por las libertades en Hong Kong, prevé castigar las actividades de secesión, “terroristas”, la subversión, o las injerencias extranjeras en el territorio autónomo chino.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Las fotos de la represión del régimen chino en Hong Kong tras la aprobación de la ley de seguridad

Los cinco aspectos alarmantes sobre la nueva ley de seguridad que China aplica en Hong Kong

Qué significa la decisión de Estados Unidos de revocar el estatus especial de Hong Kong y cuáles son sus consecuencias

MAS NOTICIAS