Hay protestas contra la detención del periodista (AFP)
Hay protestas contra la detención del periodista (AFP)

Un tribunal de Moscú presentó este sábado el cargo formal de intento de tráfico de sustancias estupefacientes al periodista ruso Ivan Golunov, informó Pavel Chikov, dirigente de la ONG internacional Agora, cuyos abogados representan al detenido. La Policía confirmó que el comunicador tuvo que ser hospitalizado tras conocerse la decisión.

Según el documento citado por el defensor de derechos humanos en Telegram, Golunov, reconocido por sus reportajes de investigación sobre casos de corrupción en Rusia, "cometió un intento de venta ilegal de drogas en gran cuantía".

La sentencia afirma que durante el registro de la mochila del periodista practicado el pasado jueves se detectaron y requisaron dos paquetes con N-metilefedrona con una masa total de 3,65 gramos, y en su vivienda una sustancia que contenía cocaína, de 5,42 gramos.

El propio periodista niega ser culpable y asegura que la droga encontrada no le pertenece.

Ivan Golunov (Reuters)
Ivan Golunov (Reuters)

Más de un centenar de personas, muchas de ellas representantes de medios de comunicación, protestan desde la víspera en Moscú contra su detención.

La protesta fue organizada en forma de piquetes individuales frente a la sede del Ministerio del Interior ruso y del tribunal donde se le presentarían los cargos.

Además de Moscú, se han realizado piquetes en la región rusa de Novosibirsk y en Vladivostok. La policía ha detenido a varios de los manifestantes, la mayoría periodistas.

Golunov, quien trabaja en el medio independiente Meduza, fue detenido este jueves tras un registro en el que las autoridades afirmaron haber encontrado sustancias narcóticas, pero su abogado y sus compañeros consideran que el reportero es víctima de una "provocación".

Una de las manifestaciones en las que se pidió la liberación del periodista (AFP)
Una de las manifestaciones en las que se pidió la liberación del periodista (AFP)

El arresto del periodista fue criticado este viernes por Amnistía Internacional (AI) y la Unión de Periodistas de Rusia.

Según AI, el caso de Golunov "despierta gran preocupación y parece un método de presión sobre los medios independientes de Rusia".

La Defensora del Pueblo ruso, Tatiana Moskalkova, expresó su disposición a dirigirse a las autoridades en caso de que se presente una solicitud de parte del periodista o de su abogado, y el jefe del Consejo de Derechos Humanos de la presidencia rusa defendió el derecho de los piquetes en apoyo al detenido.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: