El Templo Mayor continúa en reparaciones a tres meses de que una tormenta ocasionó daños en el sitio arqueológico

El recinto no estará listo para la conmemoración del viernes 13 de agosto, cuando el Gobierno de México celebrará 500 años de la “resistencia indígena” ante la llegada de los españoles

Foto: Gobierno de México
Foto: Gobierno de México

El Gobierno mexicano aún trabaja en la reparación del sitio arqueológico del Templo Mayor, tres meses después de la tormenta que dejó daños en el principal centro religioso del antiguo imperio azteca, ubicado en la actual capital mexicana.

Los trabajos en el Recinto de los Guerreros Águila o Casa de las Águilas, donde colapsó un techo, “no se han detenido”, aseveró un comunicado conjunto de la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“Es muy importante realizar la protección de los vestigios de manera adecuada antes de cualquier manipulación para remover la cubierta colapsada en abril pasado”, explicó Mariana Díaz de León, la jefa de Restauración del Museo del Templo Mayor (MTM).

Una granizada provocó el 28 de abril el colapso de un techo que cubre la zona arqueológica, aunque sin “daños graves”.

El techo que protegía la Casa de las Águilas se derrumbó sobre el recinto luego de una fuerte tormenta que afectó a la Ciudad de México el pasado 28 de abril (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)
El techo que protegía la Casa de las Águilas se derrumbó sobre el recinto luego de una fuerte tormenta que afectó a la Ciudad de México el pasado 28 de abril (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)

El Templo Mayor, construido en 1325, era el principal centro religioso de los mexicas durante la época de Tenochtitlan.

Las reparaciones no alcanzarán a estar listas para la conmemoración de este viernes 13 de agosto, cuando el Gobierno de México celebrará 500 años de resistencia indígena, como ha rebautizado a la conquista de los españoles que culminó en la caída de Tenochtitlan.

Por ahora, se trabaja en la protección adecuada de los pisos, banquetas (aceras) y murales para retirar la techumbre colapsada de 60 toneladas, expuso el informe de Cultura.

“El diseño de dicha protección permitirá el monitoreo constante de los elementos arqueológicos”, comentó la restauradora Díaz de León.

La Secretaría de Cultura afirmó que ha trabajado en la conservación y cuidado de las estructuras, y en la nueva protección que permita remover techumbre y proteja los vestigios.

Soldados caminan junto al techo que protege la "Casa de las Águilas", parte de las ruinas del sitio arqueológico Templo Mayor que se derrumbó después de fuertes lluvias y granizo, en el centro de Ciudad de México. (Foto: REUTERS/Gustavo Graf)
Soldados caminan junto al techo que protege la "Casa de las Águilas", parte de las ruinas del sitio arqueológico Templo Mayor que se derrumbó después de fuertes lluvias y granizo, en el centro de Ciudad de México. (Foto: REUTERS/Gustavo Graf)

“Al tratarse de estructuras con policromía, es de suma importancia conocer las condiciones medioambientales al interior del recinto prehispánico; por ello, se colocó equipo registrador de datos conocido como Data Logger”, añadió Díaz de León.

En el equipo de trabajo participan las coordinaciones nacionales de Obras y Proyectos, de Conservación del Patrimonio Cultural y de Arqueología, así como de la Dirección de Operación de Sitios, del Departamento de Restauración del MTM y de la empresa Geotecnia (TGC).

En tanto, el Gobierno de Ciudad de México ha ofrecido apoyo para reforzar la cubierta que protege los vestigios de la segunda etapa del Templo Mayor, dedicado a los dioses Tláloc y Huitzilopochtli, y que aún conserva restos de pintura mural y de escultura polícroma.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR