La cifra de muertos por un brote de ébola en el este de la República Democrática del Congo ha aumentado a más de 200, dijo el 10 de noviembre de 2018 el Ministerio de Salud.

(Photo by John WESSELS / AFP)

(Photo by John WESSELS / AFP)

El 7 de noviembre de 2018, en Bunia, República Democrática del Congo, un trabajador de salud espera atender a un nuevo paciente no confirmado de ébola en un centro de tratamiento de ébola (ETC, por sus siglas en inglés) de MSF (Médicos Sin Fronteras) recientemente construido.

(Photo by John WESSELS / AFP)

(Photo by John WESSELS / AFP)

Los trabajadores de salud trasladan a un paciente a un hospital luego de ser confirmada la presencia de ébola.

(Photo by John WESSELS / AFP)

(Photo by John WESSELS / AFP)

Un trabajador de salud se pone su equipo de protección personal  antes de ingresar a la zona roja de un Centro de Tratamiento del Ébola.

(Photo by John WESSELS / AFP)

(Photo by John WESSELS / AFP)

Un trabajador de salud transporta a un bebé de cuatro días sospechoso de tener ébola.

(Photo by John WESSELS / AFP)

(Photo by John WESSELS / AFP)

(Photo by John WESSELS / AFP)

(Photo by John WESSELS / AFP)

Los trabajadores de salud ayudan a un paciente no confirmado de ébola a meterse en su cama.

(Photo by John WESSELS / AFP)

(Photo by John WESSELS / AFP)

Los trabajadores de la salud se abrazan mientras se ponen sus equipos de protección personal antes de dirigirse a la zona roja en un nuevo centro de tratamiento de ébola.

(Photo by John WESSELS / AFP)

(Photo by John WESSELS / AFP)