The Irishman, la nueva película de gángsters de Martin Scorsese debutó en Netflix la semana pasada y fue vista por 13.2 millones de estadounidenses durante sus primeros cinco días de lanzamiento.

La película tiene una duración de tres horas y media pero atrajo a una audiencia más amplia en cinco días que El Camino, la secuela del programa de televisión Breaking Bad que Netflix lanzó a principios de este año, según Nielsen. Pero no llegó a los 16.9 millones atraídos por Bird Box, el thriller sobrenatural protagonizado por Sandra Bullock que salió a finales de 2018.

Los datos de Nielsen son una medición incompleta de la audiencia en Netflix. No mide a los espectadores fuera de los EEUU, donde reside la mayoría de visitantes de Netflix, ni mide la visualización en teléfonos móviles. Pero dado que la empresa se niega a publicar muchos datos de audiencia, es la mejor aproximación a la popularidad de los programas en el servicio, detalló el portal Bloomberg.

Netflix adquirió los derechos de The Irishman, protagonizada por Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci, después de que Paramount Pictures aprobara el proyecto. La duración de la película, el tema y el costo estimado hacen que sea difícil de vender en la taquilla. El tiempo de ejecución limita el número de presentaciones en un día, lo que limita su potencial general de taquilla.

Solo el 18% de los televidentes llegaron a través de The Irishman de una sola vez. Eso no es inusual para una función de Netflix. Un número similar terminó Bird Box, y solo el 11% completó El Camino.

Netflix lanzó The Irishman en los cines durante unas semanas antes de que apareciera en el servicio de transmisión, asegurando que pueda competir en los Premios de la Academia. Es el favorito actual para la mejor película en el sitio de premios Gold Derby.

The Irishman comienza con los premios: fue nombrada como la mejor cinta del 2019

El Círculo de Críticos de Cine de Nueva York nombró este miércoles a The Irishman como la mejor película. También esta semana, específicamente el martes, fue nombrada mejor película por la Junta Nacional de Reseñistas. Adicionalmente los críticos de Nueva York le dieron el premio de mejor actor de reparto a Joe Pesci por su papel en la cinta.

Es la segunda vez que Scorsese ha recibido el premio mayor de los críticos de su ciudad tras GoodFellas (Buenos muchachos) de 1990. También lo nombraron mejor director en 2006 por The Departed (Los infiltrados).

¿De qué trata?

Fue uno de los pocos no italianos que se movió con comodidad en el submundo de la mafia de los años 50 y 60. Entre apellidos como Bufalino, Provenzano, Colombo, Bonnano, Genovese, Luchese y Gallo, Sheeran hizo su trabajo. De 26 nombres de mafiosos que manejaban la justicia en un momento, él era el único irlandés, el único sin ascendencia italiana. Fue escalando posiciones en el escalafón delictivo. Empezó de chófer. Al tiempo, sus labores se extendieron a las de valijero y sicario. Efectivo y discreto, ganó lugares con celeridad.

Frank Sheeran dijo haber matado en su larga carrera en el hampa entre 25 y 30 personas. Pero dos de esos homicidios fueron los más célebres. Y es por ellos, o al menos por haberse atribuido la autoría de esos dos crímenes, que sabemos de él. De otro modo, sería uno de los tantos soldados de la mafia, sin mayores méritos que su lealtad y su persistencia en lo ilegal; nada demasiado raro, nada demasiado especial en el ámbito en el que él se movía.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: