Polémica por una gran convención de armas tras la masacre en Texas: se bajaron varios artistas y habrá protestas de docentes

Don McLean; Larry Stewart; y Larry Gatlin decidieron no tocar en el encuentro anual de la Asociación Nacional del Rifle. Además, las líderes de los dos sindicatos de maestros más grandes de EEUU se unirán a protestas de docentes sobrevivientes de tiroteos anteriores

Don McLean  no participará de la convención anual (REUTERS/Brendan McDermid/File Photo)
Don McLean no participará de la convención anual (REUTERS/Brendan McDermid/File Photo)

La convención anual de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) de 2022 comienza el viernes en Houston, Texas, a unos 400 km al este de donde ocurrió el tiroteo mortal el martes en la pequeña localidad de Uvalde. El cantante de American Pie, Don McLean, el líder de Restless Heart, Larry Stewart, y el cantante de country Larry Gatlin decidieron no tocar en el evento, como estaba pautado, en solidaridad con las víctimas y sus familias.

Además, el New York Times informó que las líderes de los dos sindicatos de maestros más grandes de EEUU planean viajar a Houston para protestar. Becky Pringle, presidenta de la Asociación Nacional de Educación, y Randi Weingarten, presidenta de la Federación Estadounidense de Maestros, se unirían a dos maestros que sobrevivieron a tiroteos escolares anteriores en Parkland, Florida, en 2018, y en Newtown, Connecticut, en 2012.

“He decidido que sería irrespetuoso e hiriente para mí actuar”, dijo McLean en un comunicado. “Estoy seguro de que todas las personas que planean asistir a este evento también están conmocionadas y asqueadas por estos eventos”.

En una declaración proporcionada a The Tennessean, Gatlin dijo que “no puede en buena conciencia” tocar este fin de semana. Gatlin se calificó a sí mismo como un “tipo de la Segunda Enmienda”, pero dijo que cree que el derecho a portar armas no debería aplicarse a todos.

“Aunque estoy de acuerdo con la mayoría de las posiciones de la NRA, he llegado a creer que, si bien las verificaciones de antecedentes no detendrían a todos los locos con un arma, es al menos un paso en la dirección correcta para tratar de prevenir la tipo de tragedia que vimos esta semana”, agregó.

Logo de la NRA (Aaron M. Sprecher/Bloomberg)
Logo de la NRA (Aaron M. Sprecher/Bloomberg)

Larry Stewart, al bajarse del evento, dijo: “Quiero honrar a las víctimas, las familias, la ciudad y nuestros amigos en el gran estado de Texas lo mejor que sé”.

El ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el miércoles que irá a la convención de la Asociación Nacional del Rifle a favor de los derechos de las armas en Texas esta semana, incluso después del un tiroteo que dejó 19 niños y dos maestros muertos.

Está previsto que Trump se dirija a la reunión anual del poderoso lobby de las armas el viernes en Houston. “Estados Unidos necesita soluciones reales y un liderazgo real en este momento, no políticos ni partidismo”, dijo Trump en su red social Truth Social.

“Es por eso que mantendré mi compromiso de larga data de hablar en Texas en la Convención de la NRA y dar un mensaje importante a Estados Unidos”, dijo Trump.

Donald Trump participará (REUTERS/Gaelen Morse)
Donald Trump participará (REUTERS/Gaelen Morse)

Según el sitio web de la NRA, el Servicio Secreto impide que los asistentes lleven armas de fuego o accesorios para armas de fuego durante el discurso de Trump.

Los planes y las palabras de Trump lo colocan en oposición directa al presidente Joe Biden, quien dijo después del tiroteo del martes que Estados Unidos debe enfrentarse a la NRA y promulgar leyes significativas de reforma de armas.

“¿Cuándo, en el nombre de Dios, haremos lo que todos sabemos en nuestras entrañas que debe hacerse?”, Biden preguntó, su voz lenta y cargada de emoción, en un discurso a la nación el martes por la noche tras el tiroteo.

El asalto en Uvalde sigue a una serie de tiroteos masivos mortales en los Estados Unidos este mes: el más reciente fue el 14 de mayo cuando un supremacista blanco autoproclamado de 18 años mató a tiros a 10 personas en una tienda de comestibles en Buffalo, Nueva York. .

A pesar de los tiroteos masivos recurrentes, múltiples iniciativas para reformar las regulaciones de armas han fracasado en el Congreso de los EEUU, lo que ha dejado a los gobiernos estatales y locales para fortalecer, o debilitar, sus propias restricciones.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR